Corinne Marchand

APENDICITIS (Nunca pasa nada)

Inflamación del apéndice, el cual se ubica en el ciego (la porción donde comienza el intestino grueso). Normalmente los casos de apendicitis requieren de un procedimiento quirúrgico llamado apendicectomía, que consiste en la extirpación del apéndice inflamado. (Wikipedia)

“El nacionalismo es una inflamación de la nación igual que la apendicitis es una inflamación del apéndice”
Fernando Savater (1947-) Filósofo, activista y escritor español

NUNCA PASA NADA (Nunca pasa nada) – 1963

Director Juan Antonio Bardem
Guión Juan Antonio Bardem, Alfonso Sastre y Henry-François Rey
Fotografía Juan Julio Baena
Música Georges Delerue
Producción Cesáreo González P.C./Les Films Marceau/
Nacionalidad España/ Francia
Duración 88m. B/N
Reparto Antonio Casas, Corinne Marchand, Julia Gutiérrez Caba, Jean-Pierre Cassel, Maria Luisa Ponte, Ana María Ventura, Matilde Muñoz Sampedro.

“No se puede imaginar, hablan maravillas de la operación. No es de extrañar, tratándose de Don Enrique, pero ¿qué profesión verdad? Tener que estar siempre ahí pendiente de quien le llame, aunque sea el diablo. Claro que cada profesión tiene lo suyo… Ahora, si yo por esas cosas de la vida hubiera tenido que ser mujer de médico, no me dejaría dormir”

En una de sus películas más redondas, Bardem aglutinó en un conmovedor argumento dos de las constantes temáticas que integraron el grueso de su desigual filmografía: por un lado, retomaba el ambulante universo de las modestas compañías teatrales y, por otro, insistía en escrutar el día a día de la capital de provincias, haciendo especial hincapié en su retrógrado estatismo, sus prejuicios sociales y su egoísta e hipócrita mojigatería. Así pues, la convulsión que provoca la presencia de una hermosa vedette francesa tras ser operada de apendicitis entre la tediosa e insatisfecha vecindad de una pequeña población castellana, y, muy especialmente, la crisis que destapa en la vida matrimonial del médico que la atiende, fueron expuestas con una profunda emotividad y un ponderable clasicismo, sublimado por la magnífica labor de sus intérpretes. Sin embargo, su manifiesta analogía con CALLE MAYOR, determinó una fría acogida por parte de crítica y público, quienes la recibieron como una obra anticuada y excesivamente conservadora.

Otras películas donde se dan casos de APENDICITIS

Le diable souffle – Edmond T. Gréville (1947)
La aventura más milagrosa jamás contada – Jim Kouf (1986)
Los insólitos peces gato – Claudia Sainte-Luce (2013)

SIMULTANEIDAD (Cleo de 5 a 7)

Circunstancia de coincidir dos o más hechos o acciones en un mismo momento o período de tiempo. http://es.thefreedictionary.com/simultaneidad

“Cuando el tiempo sólo sea rapidez, instantaneidad y simultaneidad, mientras que lo temporal, entendido como acontecer histórico, haya desaparecido de la existencia de todos los pueblos, entonces, justamente entonces, volverán a atravesar todo este aquelarre como fantasmas las preguntas: ¿para qué?, ¿hacia dónde?, ¿y después qué?”
Martin Heidegger (1889-1976) Filósofo alemán

CLEO DE 5 A 7 (Cléo de 5 à 7) – 1961

cleo

Director Agnès Varda
Guión Agnès Varda
Fotografía Jean Rabier, Alain Levent y Paul Bonis
Música Michel Legrand
Producción Ciné Tamaris/Rome Paris Films
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 90m. B/N
Reparto Corinne Marchand, Antoine Bourseiller, Dorothée Blank, Monique Davray, Michel Legrand, José Luis de Villalonga, Loye Payen.

“Sí, tengo miedo de todo. De los pájaros, tormentas, ascensores, agujas… y ahora este gran temor de morir”

Segunda y la más respetada de las películas realizadas por Agnès Varda, donde esta precursora de la Nouvelle Vague acompañaba con la cámara a su protagonista (una coqueta cantante de moda que aguarda con desazón e incertidumbre el resultado de la biopsia que puede confirmarle un cáncer) en un fugaz recorrido parisino por los menesteres cotidianos y las relaciones afectivas que ocupan su pueril existencia. En una insólita tentativa de simultanear la duración del film con la ficción que planteaba su argumento, se abría un perturbador estudio psicológico sobre la paradójica conexión entre el presente y la memoria, en la que su autora hurgaba en las sensaciones anímicas con su intuitiva delicadeza femenina hasta evidenciar una personalidad descriptiva singular, honesta y eminentemente poética, así como una disposición plástica nada frecuente. Las hermosas facciones y el buen hacer interpretativo de Corinne Marchand acababan de engalanar un ejercicio de estilo de doliente intensidad emocional, tenuemente ajado por algún que otro signo de pedantería.

Otras películas con SIMULTANEIDAD en la relación temporal entre historia y relato

La soga – Alfred Hitchcock (1948)
Nadie puede vencerme – Robert Wise (1949)
El arca rusa – Aleksandr Sokurov (2002)

ESPERANZA (Lola)

Uno de los sentimientos más positivos y constructivos que puede tener un ser humano. La esperanza es aquel sentir que hace que un individuo construya hacia un futuro cercano o lejano una situación de mejoría o bienestar  http://www.definicionabc.com/general/esperanza.php

“La esperanza es una felicidad por sí misma, y la mayor que el mundo puede darnos”
<Samuel Johnson (1709-1784) Escritor inglés

LOLA (Lola) – 1961

1960. FRA. Demy. Lola

Director Jacques Demy
Guión Jacques Demy
Fotografia Raoul Coutard
Música Michel Legrand
Producción Rome Paris Films/Euro International
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 86m.   B/N
Reparto Anouk Aimée, Marc Michel, Jacques Harden, Alan Scott, Elina Labourdette, Corinne Marchand, Margo Lion, Annie Dupéroux, Catherine Lutz, Yvette Anziani.

“La vida es así, venimos solos y estamos solos. Pero lo que importa es desear algo, no importa lo que cueste”

En su ópera prima, Demy rendía un caluroso tributo a su Nantes natal entretejiendo los frágiles vínculos que en el transcurso de tres días redimían a un pequeño catálogo de seres desorientados e insatisfechos, cuyo itinerario cotidiano exhortaba a la susceptibilidad de desvelar el pasado y el futuro de su principal protagonista: una cautivadora bailarina de cabaret que subsiste sublimando una ilusión fútil y amarga por reencontrarse con el padre de su único hijo. El anhelo por preservar la llama del amor puro y la contumaz nostalgia por revivir una pasión adolescente coincidían con el miedo a la soledad y la imposibilidad de vencer la rutina diaria en esta especie de cuento de hadas, dedicado a la figura de Max Ophüls, que prescribía su excelencia con una atmósfera romántica de turbador lirismo, una iluminación de exclusivo trazo onírico y una enigmática caracterización de Anouk Aimée, reanudada en el único film norteamericano del realizador galo, ESTUDIO DE MODELOS (1969). Sin duda, Uno de los vértices cardinales y definidores de la creativa escuela nouvellvaguiana.

Otras películas sobre ESPERANZA

Sierra de Teruel – André Malraux (1939)
Dos céntimos de esperanza – Renato Castellani (1952)
Esperanza y gloria – John Boorman (1987)