Antonio Casas

APENDICITIS (Nunca pasa nada)

Inflamación del apéndice, el cual se ubica en el ciego (la porción donde comienza el intestino grueso). Normalmente los casos de apendicitis requieren de un procedimiento quirúrgico llamado apendicectomía, que consiste en la extirpación del apéndice inflamado. (Wikipedia)

“El nacionalismo es una inflamación de la nación igual que la apendicitis es una inflamación del apéndice”
Fernando Savater (1947-) Filósofo, activista y escritor español

NUNCA PASA NADA (Nunca pasa nada) – 1963

Director Juan Antonio Bardem
Guión Juan Antonio Bardem, Alfonso Sastre y Henry-François Rey
Fotografía Juan Julio Baena
Música Georges Delerue
Producción Cesáreo González P.C./Les Films Marceau/
Nacionalidad España/ Francia
Duración 88m. B/N
Reparto Antonio Casas, Corinne Marchand, Julia Gutiérrez Caba, Jean-Pierre Cassel, Maria Luisa Ponte, Ana María Ventura, Matilde Muñoz Sampedro.

“No se puede imaginar, hablan maravillas de la operación. No es de extrañar, tratándose de Don Enrique, pero ¿qué profesión verdad? Tener que estar siempre ahí pendiente de quien le llame, aunque sea el diablo. Claro que cada profesión tiene lo suyo… Ahora, si yo por esas cosas de la vida hubiera tenido que ser mujer de médico, no me dejaría dormir”

En una de sus películas más redondas, Bardem aglutinó en un conmovedor argumento dos de las constantes temáticas que integraron el grueso de su desigual filmografía: por un lado, retomaba el ambulante universo de las modestas compañías teatrales y, por otro, insistía en escrutar el día a día de la capital de provincias, haciendo especial hincapié en su retrógrado estatismo, sus prejuicios sociales y su egoísta e hipócrita mojigatería. Así pues, la convulsión que provoca la presencia de una hermosa vedette francesa tras ser operada de apendicitis entre la tediosa e insatisfecha vecindad de una pequeña población castellana, y, muy especialmente, la crisis que destapa en la vida matrimonial del médico que la atiende, fueron expuestas con una profunda emotividad y un ponderable clasicismo, sublimado por la magnífica labor de sus intérpretes. Sin embargo, su manifiesta analogía con CALLE MAYOR, determinó una fría acogida por parte de crítica y público, quienes la recibieron como una obra anticuada y excesivamente conservadora.

Otras películas donde se dan casos de APENDICITIS

Le diable souffle – Edmond T. Gréville (1947)
La aventura más milagrosa jamás contada – Jim Kouf (1986)
Los insólitos peces gato – Claudia Sainte-Luce (2013)

JOHN FALSTAFF (Campanadas a medianoche)

Personaje de ficción creado por William Shakespeare. Su carácter festivo, cobardón, vanidoso y pendenciero ha sido inspiración para multitud de obras posteriores en la literatura, la ópera y el cine. https://es.wikipedia.org/wiki/Falstaff

“Falstaff es un milagro en la creación de personalidad, y sus enigmas compiten con los de Hamlet. Cada uno de ellos es ante todo y sobre todo una voz individual; ningún otro personaje de la literatura occidental rivaliza con ellos en el dominio de lenguaje” (libro Shakespeare, la invención de lo humano)
Harold Bloom (1930-) Crítico y teórico literario estadounidense

CAMPANADAS A MEDIANOCHE (Campanadas a medianoche) – 1965

campanadas

Director Orson Welles
Guión Orson Welles
Fotografía Edmond Richard
Música Angelo Francesco Lavagnino
Producción Alpine Films/International Films
Nacionalidad España/ Suiza/ Francia
Duración 115m. B/N
Reparto Orson Welles, Jeanne Moreau, Margaret Rutherford, John Gielgud, Tony Beckley, Walter Chiari, Marina Vlady, Fernando Rey, Antonio Casas.

“Así es como el príncipe Hal tiene valor. La fría sangre que heredó de su padre, él la regó y abonó como un terreno estéril con generosos tragos del fértil jerez. Y se ha vuelto ardiente y bravo. Si tuviera mil hijos lo primero que les enseñaría sería abandonar cualquier bebida ligera y dedicarse por entero al jerez”

La magna obra shakespeariana ha sido abordada con devoción por Welles a lo largo de su trayectoria artística, pero ninguna de sus insignes adaptaciones ha alcanzado la majestuosidad de su último largometraje de carácter argumental, que incorporaba elementos de la comedia The merry wives of Windsor a una sintetizada recopilación de diversos dramas pertenecientes al ciclo histórico (Enrique IV, Enrique V o Ricardo III). Arrastrando la producción hasta tierras españolas (único sitio que no puso trabas al proyecto) y con un exiguo presupuesto, el cineasta agotó su potencia visual y su sabiduría estilística para culminar un prodigio cinematográfico que subrayaba el vaivén existencial del futuro rey Enrique V, cuya irresponsabilidad le hacía divagar entre la solemnidad de la corte y el jolgorio de la taberna de Eastcheap donde recibía la tutela del seboso Falstaff; pícaro entrañable de la literatura universal que sería inmortalizado de forma absolutamente sublime. A destacar la descarnada e impresionante secuencia de la batalla de Shrewsbury, rodada en la Casa de Campo de Madrid.

Otras películas donde aparece JOHN FALSTAFF

Falstaff – Götz Friedrich (1979)
Enrique V – Kenneth Branagh (1989)
H4 – Paul Quinn (2015)

AMPUTACIÓN (Tristana)

Separación o corte de un miembro o una parte del cuerpo de un ser vivo, generalmente por medio de una operación quirúrgica. (google.es)

“En un cuerpo cuando un órgano prescinde de conservarse a sí mismo, de su egoísmo, entonces se corrompe todo y hay que proceder a la amputación”
Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filósofo, poeta, músico y filólogo alemán

TRISTANA (TRISTANA) – 1970

tristana3

Director Luis Buñuel
Guión Luis Buñuel y Julio Alejandro
Fotografía José F. Aguayo
Música Frédéric Chopin
Producción Epoca Films/Talía Films/Les Films Corona/Selenia Cinematografica
Nacionalidad España/ Francia/ Italia
Duración 95m. Color
Reparto Fernando Rey, Catherine Deneuve, Franco Nero, Jesús Fernández, José Calvo, Lola Gaos, Antonio Casas, Antonio Ferrandis.

“El trabajo es una maldición, Saturno. Abajo el trabajo, el que uno tiene que hacer para ganarse la vida, ese trabajo no honra como dicen algunos, solo sirve para llenarles la monorga a los cochinos explotadores. En cambio el que se hace por gusto, por afición, ennoblece al hombre. Ojalá todos pudieran trabajar de ese modo”

No pudo encontrar Buñuel un material más adecuado para dar rienda suelta a su heterodoxo e irreverente universo cinematográfico que esta olvidada novela homónima de Benito Pérez Galdós, donde la atávica mentalidad de la España profunda, compendiada en una pudorosa ciudad de Toledo, se congregaba a través de una rotunda exhibición de vejaciones psíquicas, perturbaciones sexuales e inmoralidades fetichistas. El morboso y abusivo vínculo de seducción, explotación y dependencia existente entre el deteriorado hidalgo Don Lope y su joven sobrina, y posteriormente esposa, se divulgaba por medio de un primoroso enlace entre un estudiado tratamiento naturalista y la sabia inserción de imágenes simbólicas u oníricas que evidenciaban la conspicua adscripción al ideario surrealista de su autor. Redondeada con una sarcástica malicia y un dramatismo tan áspero como encrespado, ofrecía además una de las más aclamadas composiciones de Catherine Denueve (cuyo inexpresivo rostro encerraba aquí un halo de misteriosa fascinación) y del siempre distinguido Fernando Rey.

Otras películas en las que uno de sus protagonistas sufre una AMPUTACIÓN

Los mejores años de nuestra vida – William Wyler (1946)
Johnny cogió su fusil – Dalton Trumbo (1971)
El seductor – Don Siegel (1971)

INMOVILISMO (Nueve cartas a Berta)

Actitud de oposición o rechazo a las innovaciones que afecten a lo ya establecido. (google.es)

“El inmovilismo está en marcha y nadie podrá detenerlo”
Edgar Faure (1908-1988) Político, escritor y académico francés

NUEVE CARTAS A BERTA (Nueve cartas a Berta) – 1965

nueve_cartas_a_berta_1966

Director Basilio Martín Patino
Guión Basilio Martín Patino
Fotografía Luis Enrique Torán
Música Carmelo Bernaola
Producción Eco Films/Transfisa
Nacionalidad España
Duración 99m. B/N
Reparto Emilio Gutiérrez Caba, Mary Carrillo, Antonio Casas, Elsa Baeza, Yelena Samarina, Nicolás Perchicot, Iván Tubau, Miguel Palenzuela

“Un intelectual está siempre en riesgo de perder su alma por exceso de saber baldío. No quieras saber más de lo que debes saber”

Uno de los largometrajes más representativos e insignes surgidos del denominado Nuevo Cine Español, donde el debutante Patino lograba hacer extensible a toda su generación la pesadumbre, desilusión e inquietud que su melancólico protagonista experimenta al reincorporarse a su vida familiar y estudiantil tras enamorarse en Londres de la hija de un republicano exiliado. Ubicada en su Salamanca natal, categórico arquetipo de capital provinciana universitaria y semiburguesa, esgrimía la lectura en off de la correspondencia del título para dibujar con naturalismo e incuestionable hondura dramática la represiva e inmovilista mediocridad cotidiana de un ambiente marcado por las contradicciones morales y la carencia de alicientes para encarar el futuro. Veinte años después, el realizador evidenció una capacidad de observación crítica análoga pero pecó de un exceso de ínfulas culturales a la hora de acometer una segunda parte, titulada LOS PARAÍSOS PERDIDOS, donde la tal Berta (protagonizada por Charo López) regresaba a España y sucumbía ante los recuerdos de su infancia.

Otros retratos costumbristas del INMOVILISMO provinciano

Calle Mayor – Juan Antonio Bardem (1956)
La tía Tula – Miguel Picazo (1964)
Ana y los lobos – Carlos Saura (1972)

CODICIA (El bueno, el feo y el malo)

Deseo o apetito ansioso y excesivo de bienes o riquezas. http://www.wordreference.com/definicion/codicia

“¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia”
Epicuro (341 a.C.-270 a.C.) Filósofo griego

EL BUENO, EL FEO Y EL MALO (Il buono, il brutto, il cattivo) – 1966

bueno

Director Sergio Leone
Guión Sergio Leone, Age, Furio Scarpelli y Luciano Vincenzoni
Fotografía Tonino Delli Colli
Música Ennio Morricone
Producción PEA/Arturo González
Nacionalidad Italia/ España
Duración 155m. Color
Reparto Clint Eastwood, Eli Wallach, Lee Van Cleef, Aldo Giuffré, Chelo Alonso, Rada Rassimov, Luigi Pistilli, Antonio Casas, Enzo Petito.

“El mundo está dividido en dos partes, amigo: los que tienen la soga al cuello y los que la cortan”

El spaghetti-western alcanzó su mayoría de edad gracias a la incursión en el mismo de un realizador romano procedente del “peplum”, que, con su denominada Trilogía del Dólar, profanaría los rituales del género con fundamentos del cine de samurais y la comedia bufa en compañía del carisma incipiente de Clint Eastwood y el melódico poder sensitivo de Ennio Morricone. Si POR UN PUÑADO DE DÓLARES (1964) instauró la sofocante voracidad nihilista de la serie plagiando sin tapujos el YOJIMBO (1961) de Kurosawa, y, LA MUERTE TENÍA UN PRECIO (1965) refrendó con mayor ligereza las señas de identidad de la misma (encuadres estáticos, primeros planos súbitamente agresivos, humor negro y una extremada dilatación del clímax), fue en este violento apólogo sobre la codicia donde la erótica de la amoralidad leoniana alcanzó su máxima presunción, pulcritud y complejidad gracias a usufructuar la insalubre contienda por un botín de oro que tres heterogéneos forajidos acometen en plena Guerra de Secesión y resolverla en un duelo final tan hipnótico como multihomenajeado.

Otras películas sobre la CODICIA

El tesoro de Sierra Madre – John Huston (1948)
La loba – William Wyler (1941)
Pozos de ambición – Paul Thomas Anderson (2007)