INSTINTO (El seductor)

1. Conducta innata y no aprendida que se transmite genéticamente entre los seres vivos de la misma especie y que les hace responder de una misma forma ante una serie de estímulos.
2. Impulso natural e interior que provoca una acción o un sentimiento sin que se tenga conciencia de la razón a la que obedece.
http://es.thefreedictionary.com/instinto

“Luchar contra los instintos es la fórmula de la decadencia, mientras que, en la vida ascendente, felicidad e instinto son idénticos”
Friedrich W. Nietzsche (1844-1900) Filósofo, poeta, músico y filólogo alemán

EL SEDUCTOR (The beguiled) – 1971

seductor

Director Don Siegel
Guión John B. Sherry y Grimes Grice (Albert Matz e Irene Kamp)
Fotografía Bruce Surtees
Música Lalo Schifrin
Producción Universal/Malpaso/Jennings Lang Prod.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 109m. Color
Reparto Clint Eastwood, Geraldine Page, Elizabeth Hartman, Jo Ann Harris, Darleen Carr, Mae Mercer, Pamelyn Ferdin, Melody Thomas

“He estado pensando en todas las ventajas que tiene un hombre con una sola pierna. No tiene que preocuparse por el corte de las uñas de los pies, menos callos y juanetes… Estoy contemplando la opción de pedirle que me corte la otra”

Turbadora e intensa adaptación de la novela A painted devil de Thomas P. Cullinan, que, a pesar de la unánime oleada de incomprensión con la que fue tratada en el momento de su estreno, ha ido superando el desafío que propone el paso del tiempo hasta convertirse en una de las películas más sagaces, modernas e inclasificables no ya de su autor sino del cine norteamericano generado durante los años setenta. El riesgo que entraña la manipulación emocional y los celos dimanantes de la frustración sexual y los reprimidos instintos pasionales actuaban como elementos catalizadores de la desasosegante convivencia que mantienen en plena Guerra de Secesión las inquilinas de un colegio de señoritas sureñas y el soldado yankee al que hospedan tras hallarlo inconscientemente herido. Apartándose provisoriamente del cine de acción, Siegel dirigió un film tan asfixiante como cautivador e incisivo, cuya desalmada violencia psicológica fluía a través de una atmósfera ascéticamente enrarecida, un sentido plástico primoroso y unas soberbias actuaciones, con Geraldine Page como principal baza.

Otras películas movidas por los más bajos INSTINTOS

La naranja mecánica – Stanley Kubrick (1971)
Instinto básico – Paul Verhoeven (1992)
Nymphomaniac – Lars Von Trier (2013)

8 comments

    1. No estoy seguro cuál es la película que tienes considerada como la mejor de Siegel, realizador que brilló con luz propia en diversos géneros, especialmente en el cine negro (“Crimen en las calles” o “Código del hampa”, dignísimo remake de “Forajidos”) o en el thriller policíaco (“Brigada homicida” o “Harry el Sucio”, entre otras) pero también en el fantástico, con el gran clásico de la ciencia-ficción “La invasión de los ladrones de cuerpos”. De todos modos, Altaica, mi preferida suya sigue siendo ésta tremebunda fábula ambientada en la Guerra de Secesión…

      Me gusta

  1. Magnífica selección, si bien nunca fui muy partidario de la saga de Harry, incluida la primera de Siegel. Y claro está, incluso creo haberla incluido en el ranking de su década, me refiero a “La invasión de los ladrones de cuerpos” como la película que más me gusta de su filmografía. Una obra sencillamente perfecta.

    Respecto al ramake de la grandiosa “Forajidos” (para mi una de las cinco mejores películas de cine negro de la historia), decir que sin ser mediocre no soporta la comparación con la obra de Siodmak. No ya solo a nivel interpretativo (la actuación de Dickinson es de un estereotipado que aturde, el bueno de Cassavetes arrastra caracterización hipertrofiada, y de Reagan su repeinado no oculta el cartón piedra), pues la ubicación sesentera (la atmósfera noir muere ipso facto) no me atrae demasiado, los cambios o giros argumentales menos aún y en general la negritud, atmósfera y genialidad de “Forajidos” es de otro mundo. En realidad toda la película de Siegel tiene un regusto forzado que me aleja de ella y vista hoy es presa de cierta caricatura del género que se percibe en exceso. Aún así, tiene fuerza y se ajusta a los cánones reglados. Lo mismo peco de excesivo, pero es que “Forajidos” es uno de mis tótem sagrados y ello me lleva a la demasía.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s