CUENTO (La bella y la bestia)

Relato o narración breve, de carácter ficticio cuyo objetivo es formativo o lúdico (…) El cuento se emplea con diversos fines y en muchos contextos. Los cuentos infantiles o cuentos para niños se utilizan por su capacidad didáctica pero también por las posibilidades lúdicas que posee (…) Como historia o narración comprende una serie de acciones con uno o varios personajes dentro de un contexto histórico y físico, en ocasiones sin especificar (…) En algunos cuentos como las fábulas, la historia termina con una moraleja. (significados.com)

“En los cuentos infantiles, las princesas besan a los sapos, que se transforman en príncipes. En la vida real, las princesas besan a los príncipes que se transforman en sapos”
Paulo Coelho (1947-) Novelista, dramaturgo y letrista brasileño

LA BELLA Y LA BESTIA (La belle et la bête) – 1946

belle

Director Jean Cocteau
Guión Jean Cocteau
Fotografía Henri Alekan
Música Georges Auric
Producción DisCina
Nacionalidad Francia
Duración 100m. B/N
Reparto Josette Day, Jean Marais, Marcel André, Michel Auclair, Mila Parély, Nahe Germon, Raoul Marco.

“¿Vais a ser un cobarde? Yo he visto vuestras poderosas garras, ¡agarraos con ellas a la vida!, ¡defendeos!, ¡levantaos!, ¡rugid!… ¡Espantad a la muerte!”

Adecuación fílmica de uno de los mitos más célebres y representativos del género fantástico, según el cuento homónimo de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont, que constituye el primero y más recordado largometraje surgido de la abstracta imagineria romántica del poeta Cocteau. A pesar de su irrefrenable tendencia a caer en un trivial amaneramiento, quizás debido a la tenue determinación de su plasticidad, esta bellísima crónica de la consumación de un amor inconcebible continua irradiando un poder de persuasión tan arrebatador como desconcertante, fruto del meritorio alcance de una cabalística atmósfera antinaturalista y ciertos hallazgos expresivos de enorme repercusión para ulteriores generaciones de cineastas, entre los que sobresalen las espantosas extremidades que brotan de las paredes o el laborioso maquillaje diseñado por Hagop Arakelian, al parecer, inspirado en grabados de Gustav Douré, para la personificación del monstruo que busca ser amado por una joven de buen corazón para sólo así recuperar su aspecto humano y su condición de príncipe.

Otras películas basadas en un CUENTO INFANTIL

Las zapatillas rojas – M.Powell y E.Pressburger (1948)
En compañía de lobos – Neil Jordan (1984)
Blancanieves – Pablo Berger (2012)

10 comments

  1. Una total y absoluta curiosidad por esa atmósfera y estética que la impregna y la hace extraña y especial, pero estoy contigo en que hay elementos plásticos excesivos y que al final uno tiene la sensación de que ese exceso y esos estereotipos formales han quedado visiblemente acartonados con el paso del tiempo. Es por ello que lo que la hace en esencia especial, también la lastra revisada hoy.

    Me gusta

    1. Sí, es cierto, aquella pletórica escenografía de trasfondo poético ha sido sensiblemente perjudicada por el inclemente transcurrir del tiempo. Aún sí, las películas de Cocteau merecen ser revisadas por todo buen aficionado al cine que se precie.

      Me gusta

  2. … Recuerdo que vi casi a la vez ORFEO y LA BELLA Y LA BESTIA. Y me sedujeron ambas y el rostro de Jean Marais. Hace años que no las veo… pero en aquellos primeros visionados… me dejé llevar… Sí, como dice Altaica, fue esa atmósfera extraña y especial que me atrapó y no me abandonó…

    Por otra parte la bella y la bestia es de esos argumentos universales que me fascinan y que podemos ver reflejados en un montón de películas. Ahora mismo me viene a la cabeza la primera vez que me fijé en Russel Crowe. Protagonizaba una historia junto a Kim Basinger. Y eran la bella y la bestia… La película era L.A. CONFIDENTIAL.

    Besos
    Hildy

    Me gusta

  3. Es curioso, pero tuvo recientemente ocasión de pasar unos días de vacaciones por Cataluña y obvié Barcelona. Muchos dirán que tal decisión no tiene explicación lógica, máxime siendo la ciudad más visitada de España. Pues bien, fueron a parar mis huesos por decisión propia a Gerona y me he quedado asombrado con una pequeña ciudad hermosísima bajo cualquier punto de vista, que parece más grande que lo que su población indica (eso es algo que me interesa bien poco, pues jamás aprecio los lugares por su tamaño) y que atesora algunos de los pueblos más bellos del mundo. Ir, por poner solo algunos ejemplos, a Besalú, Camprodón, Beget, Peratallada, Pals, Monells o Cadaqués es algo que te deja sin palabras. Pero que gran tierra es Cataluña y sus gentes, que en todo momento nos trataron, no ya educadamente, más aún con tremendo cariño. Espero algún día ir a Barcelona, sin duda.

    Me gusta

    1. Qué curioso, a lo mejor coincidimos y todo… Precisamente fue en Semana Santa cuando estuvimos alojados en Peratallada y, desde allí, visitamos (solemos hacerlo cada año) otras localidades gerundenses como Begur, Tossa, Figueres o Calella de Palafrugell…
      Por supuesto, Barcelona es una ciudad espectacular que no debes perderte, pero Girona es hermosa y acogedora como pocas. Y qué decir de la Costa Brava, un auténtico paraíso que nunca te cansas de visitar y al que hará ya casi un año que le dediqué una entrada con la película “Pandora y el holandés errante“.
      Me alegro mucho que te gustara tanto…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s