HOMÚNCULO (Muñecos infernales)

Diminutivo del doble de un humano y se usa frecuentemente para ilustrar el misterio de un proceso importante en alquimia. En el sentido hermético es un actor primordial incognoscible, puede ser visto como una entidad o agente. (Wikipedia)
Diminuto ser creado artificialmente en un laboratorio. La creación de estos seres se produce a través de un ritual en el que se necesita material genético del creador, normalmente sangre y algún trozo de piel, que se mezclan con una poción especial a base de arcilla, cenizas, raíces de mandrágora y agua de manantial. El resultado es un clon idéntico en forma al creador, pero de unos 8 centímetros de altura. (seresmitologicos.net)

“No es mediocre el planeta en que he nacido. No soy el desvalido ni, peor, el homúnculo soberbio, sólo exquisito nervio, que remontando a una ilusoria altura, fracasa en la magnífica aventura”
Jorge Guillén (1893-1984) Poeta y crítico literario español

MUÑECOS INFERNALES (The devil-doll) – 1936

Director Tod Browning
Guión Garrett Ford, Guy Endore y Erich Von Stroheim
Fotografía Leonard Smith
Música Franz Waxman
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 79m. B/N
Reparto Lionel Barrymore, Maureen O’Sullivan, Frank Lawton, Robert Greig, Arthur Hohl, Henry B. Walthall, Rafaella Ottiano, Lucy Beamont.

“Hace millones de años las criaturas que vagaban por este mundo eran gigantescas. A medida que se multiplicaban, la tierra ya no podía producir suficiente alimento. Piense en ello, Lavond: cada ser viviente reducido a una sexta de su tamaño. Una sexta parte de su necesidad física”

La última gran aportación al género fantástico de Tod Browning fue esta adaptación libre de la novela Burn, witch, burn de Abraham Merritt, que, aún hoy en día, sigue impresionando por su inquietante belleza o su aliento de rabiosa poesía y romanticismo. El argumento de esta arcana e iconoclasta joya de lo macabro, aderezada con no pocos ingredientes folletinescos, giraba en torno al tétrico plan de venganza que urdía un fugitivo tras estar injustamente encarcelado en la Isla del Diablo, consistente en sacar partido a una monstruosa fórmula de magia negra que permitía reducir el tamaño de los seres humanos hasta convertirlos en diminutos muñecos, dispuestos a acatar sus malévolas instrucciones. Beneficiada por unos trucajes asombrosos y por la versatilidad interpretativa de Lionel Barrymore (inmejorable en su caracterización de una anciana aparentemente inofensiva), se amparaba en una atmósfera sofocante pero no exenta de humor para satirizar sobre las apariencias y la antítesis de sentimientos, que, en infinidad de ocasiones, acaba manifestándose en el subconsciente humano.

Otras películas donde aparecen HOMÚNCULOS

La novia de Frankenstein – James Whale (1935)
Dr. Cyclops – Ernest B. Schoedsack (1940)
El viaje fantástico de Simbad – Gordon Hessler (1974)

REPETICIÓN (El manuscrito encontrado en Zaragoza)

Acción y efecto de repetir o repetirse. (RAE)

“El amor no es repetición. Cada acto de amor es un ciclo en sí mismo, una órbita cerrada en su propio ritual. Es, cómo podría explicarte, un puño de vida”
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor y poeta uruguayo

EL MANUSCRITO ENCONTRADO EN ZARAGOZA (Rekopis znaleziony w Saragossie) – 1965

Director Wojciech J. Has
Guión Tadeusz Zwiatkowski
Fotografía Mieczyslaw Jahoda
Música Krzysztof Penderecki
Producción Krzysztof Penderecki
Nacionalidad Polonia
Duración Kamera Film
Reparto Zbigniew Cybulski, Kazimierz Opalinski, Iga Cembrzynska, Miroslawa Lombardo, Joanna Jedrycka, Elzbieta Czyzewska.

“Deben organizarse nuevas combinaciones para que al final todo se aclare, porque ningún hombre puede inventar algo que otro no pueda resolver”

Wojciech J. Has decidió adentrarse en los dominios de lo enigmático e ilusorio, donde siempre se desenvolvería con suma pericia, para formalizar esta cautivadora adaptación de la reputada novela homónima de Jan Potocki, en la que proponía una estructura narrativa circular y saturada de sinuosas bifurcaciones espacio-temporales para impulsar un barroco y desenfrenado vaivén de episodios sobrenaturales, marcados por la repetición de un mismo lance y vividos por una serie de pintorescos personajes en la pedregosa y multirracial Sierra Morena española del siglo XVII. En un dechado absoluto de ambientación y escenografía, la obra proclamaba la inconsistencia de lo descabellado a través de compaginar con asombrosa destreza el romanticismo y la morbosa voluptuosidad, la aventura galante y la salaz picaresca, el onirismo macabro y la nigromancia, constituyendo, a la postre, no sólo el mejor largometraje de su autor, sino un clásico irrebatible de la cinematografía polaca y del género fantástico de todos los tiempos. Protagonismo del icónico Zbigniew Cybulski, en su tiempo apodado “el James Dean polaco”.

Otras películas en cuyo armazón argumental contribuye la REPETICIÓN de un mismo lance

Atrapado en el tiempo – Harold Ramis (1993)
A través de los olivos – Abbas Kiarostami (1994)
Koyaanisqatsi – Godfrey Reggio (1982)

CONDUCTOR (Una historia del Bronx)

Persona capacitada para conducir el mecanismo de dirección o va al mando de un vehículo de motor contratada para transportar a personas, mercancías o animales.​ (Wikipedia)

“El cartero quiere un autógrafo. El conductor del taxi quiere una foto. La camarera quiere un apretón de manos. Todo el mundo quiere un pedazo de ti”
John Lennon (1940-1980) Músico, compositor y cantante británico

UNA HISTORIA DEL BRONX (A bronx tale) – 1993

Director Robert De Niro
Guión Chazz Palminteri
Fotografía Reynaldo Villalobos
Música Butch Barbella
Producción Tribeca Productions/Savoy Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 122m. Color
Reparto Robert De Niro, Chazz Palminteri, Lillo Brancato, Francis Capra, Taral Hicks, Katherine Narducci, Joe Pesci, Clem Caserta.

“No hace falta valor para apretar un gatillo, pero sí para levantarte cada día y vivir de tu trabajo”

Apreciable ópera prima como realizador de Robert De Niro, basada en el monólogo teatral homónimo de Chazz Palminteri, que invocaba diversos pasajes autobiográficos de ambos al expresar con llaneza la relación de afecto, amparo y admiración que une a un cabecilla mafioso del neoyorquino barrio del Bronx con el hijo adolescente de un íntegro conductor de autobús italoamericano, allá por los años sesenta. Película de exquisitas hechuras, intensas sensaciones y múltiples tonalidades, cobijada en la insigne precisión de sus diálogos y en una cadencia narrativa tan dinámica como escurridiza, deviene una sensible exhortación a la ética del deber paterno y su intrínseca responsabilidad en fomentar la humildad, el talento, el esfuerzo y la honestidad, entre otros otros conceptos, en detrimento de la divagación por los inciertos y cada vez más transitados caminos del poder, el dinero fácil y la ambición sin mesura. Interpretada con sobriedad y puro nervio scorsesiano, presume además de una espectacular banda sonora integrada por una veintena de grandes canciones de diferentes estilos.

Otras películas protagonizadas por un CONDUCTOR de autobús

Mr. Thank-you – Hiroshi Shimizu (1936)
El frasco – Alberto Lecchi (2008)
Paterson – Jim Jarmusch (2016)

RAREZA (Pero… ¿quién mató a Harry?)

Rasgo diferencial en alguna cosa que hace que se salga de lo común, de lo corriente. (2016 Larousse Editorial)

“La rareza fija el precio de las cosas”
Petronio (27 d.C.-65) Escritor y político romano

PERO… ¿QUIÉN MATÓ A HARRY? (The trouble with Harry) – 1955

Director Alfred Hitchcock
Guión John Michael Hayes
Fotografía Robert Burks
Música Bernard Herrmann
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 99m. Color
Reparto Edmund Gwenn, John Forsythe, Mildred Natwick, Mildred Dunnock, Jerry Mathers, Shirley MacLaine, Royal Dano, Perker Fennelly.

“Además, le hayas matado o no ya te has incriminado (…) La gente no va por la vida enterrando cadáveres. Eso le convierte a uno en sospechoso”

Ningún otro film revela con tanta rotundidad el negro y sarcástico y negro sentido del humor hitchcockiano como esta discreta y casi literal adaptación de la macabra novela homónima de Jack Trevor Story, en la que se planteaba una divertida farsa teatral en torno a la repentina aparición de un cadáver en un bucólico paraje otoñal de Vermont y los conflictos que éste suscita entre sus inocentes, revoltosos e indecisos lugareños. A pesar de tratarse de una rareza no demasiado conocida en la filmografía de su realizador, oculta un entretenimiento tan complejo como transgresor, en el que se amalgama suspense, romanticismo e ironía británica hasta concebir una travesura iconoclasta de mirífica extravagancia y refulgente catadura visual. La película, que no pudo evitar un serio tropiezo económico, supuso el inicio de la fructífera relación entre Hitchcock y el compositor Bernard Herrmann, así como el debut cinematográfico de la chispeante y encantadora Shirley MacLaine, integrando un reparto coral compuesto por actores de segunda fila.

Otras películas que figuran como una RAREZA en la filmografía de su realizador

Ellos y ellas – Joseph L. Mankiewicz (1955)
La taberna del irlandés – John Ford (1963)
Corazonada – Francis Ford Coppola (1982)

DESEMPLEO (Los lunes al sol)

En el mercado de trabajo, hace referencia a la situación del ciudadano que carece de empleo y, por lo tanto, de salario. Por extensión es la parte de la población que estando en edad, condiciones y disposición de trabajar —población activa— carece de un puesto de trabajo. (Wikipedia)

“Lo que este país necesita son más políticos desempleados”
Winston Churchill (1874-1965) Estadista, historiador, escritor, militar, orador y primer ministro británico

LOS LUNES AL SOL (Los lunes al sol) – 2002

Director Fernando León de Aranoa
Guión Fernando León de Aranoa e Ignacio del Moral
Fotografía Alfredo Mayo
Música Lucio Godoy
Producción Elías Querejeta/Mediapro/Eyescreen/Quo Vadis Cinéma/Sogepaq
Nacionalidad España/ Italia/ Francia
Duración 113m. Color
Reparto Javier Bardem, Luis Tosar, José Ángel Egido, Nieve de Medina, Enrique Villén, Celso Bugallo, Joaquín Climent, Aída Folch, Fernando Tejero.

“Siempre igual. Mira como estamos. No tenemos nada. Ni casa, ni hijos, ni crédito… nada. Y siempre por lo mismo, por el puto trabajo”

León de Aranoa obtuvo un resonante éxito crítico y comercial al hurgar en el severo estigma del desempleo, constatando ese loable compromiso con la realidad social que ya destapó en su segundo film, BARRIO (1998), crónica del verano de tres adolescentes en un barrio marginal madrileño. En esta ocasión, recurrió a una puesta en escena hábil y juiciosa, no exenta de ironía y humor agridulce, para pormenorizar en las sensaciones de vacío, soledad, abandono e inutilidad que abruman a un grupo de excompañeros laborales, años después del cierre del astillero naval que ejercía como motor de la comarca del noroeste español donde residen. Amparándose en la esforzada labor de sus intérpretes (liderados por un Bardem inconmensurable), extraía emotividad, franqueza e incluso cierto halo poético a una coyuntura tan amarga como enquistada, consecuencia del deshumanizado capitalismo, la reconversión industrial y la globalización, incidiendo de manera especial en la cotidianidad de unos seres abocados a un irrefrenable deterioro personal y familiar, que encaran su devenir sin horizontes hermanándose en la barra de un bar bajo la consigna del “ponme otra”.

Otras películas que abordan el problema del DESEMPLEO

Ladrón de bicicletas – Vittorio De Sica (1948)
Roger y yo – Michael Moore (1989)
Nubes pasajeras – Aki Kaurismäki (1996)