IMPERATIVO (Bésame, tonto)

Deber o exigencia inexcusables. http://lema.rae.es/drae/srv/search?key=imperativo
El modo imperativo es un modo gramatical, empleado para expresar mandatos, órdenes, solicitudes taxativas, ruegos o deseos. https://es.wikipedia.org/wiki/Modo_imperativo

“El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta ‘el modo imperativo’”
Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino

BÉSAME, TONTO (Kiss me, stupid) – 1964

bésame

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder e I.A.L.Diamond
Fotografía Joseph LaShelle
Música André Previn
Producción The Mirisch Corporation
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 126m. B/N
Reparto Dean Martin, Kim Novak, Ray Walston, Felicia Farr, Cliff Osmond, James Ward, Barbara Pepper, Doro Merande, Tommy Nolan.

“Basta de preguntas y… ¡bésame, tonto!”

Tildada de vulgar y obscena por la crítica norteamericana y acogida con despectiva frialdad por el mojigato público yanqui, quienes no toleraron que se pusiera en entredicho su arraigado conservadurismo cotidiano, esta ocurrente, romántica e incisiva comedia de enredos merece englosar en ese incomparable conjunto de joyas que jalonan la incomparable sátira wilderiana. Inspirada en la obra teatral L’ora della fantasia de Anna Bonacci, previamente adaptada por Mario Camerini en MUJER POR UNA NOCHE (1952), proponía una trama enmarcada en un pequeño pueblo de Nevada y conducida por un celoso y modesto compositor, su atractiva esposa, un mujeriego cantante de moda y una sensible prostituta para discurrir, por medio de unos diálogos endemoniadamente cínicos y un dinámico ritmo narrativo, acerca de los celos y la avidez sexual que degradan el vínculo matrimonial o la enfermiza necesidad de triunfo que siempre ha imperado en la sociedad estadounidense. Modélico cuarteto protagonista, con un “Dino” que se autoparodiaba con magnánima pericia y una Kim Novak que evidenciaba un talento y una belleza difícilmente comparables.

Otras películas con títulos en IMPERATIVO

¡Agáchate, maldito! – Sergio Leone (1971)
Átame – Pedro Almodóvar (1990)
Olvídate de mí – Michel Gondry (2004)

6 comments

  1. … Kim Novak es toda una sorpresa en esta película de Wilder. ¡En la comedia italiana la cortesana era ni más ni menos que Gina Lollobrigida! (que no la he visto) ¡Qué mujeres! De nuevo Wilder juega al intercambio de roles para realizar reflexiones sobre las relaciones humanas.

    Imperativo y Wilder… ¡Avanti!

    Besos
    Hildy

    Me gusta

    1. Quizás Kim Novak adaptó un rol similar al que hubiera empleado Marilyn Monroe, que, en un principio era la actriz que debía protagonizar la comedia junto al gran Peter Sellers. Gran comedia ésta, aunque quizás no llegue a la altura de “Avanti”… Sin abandonar la comedia, nos encontramos con un título con dos imperativos que serviría para iniciar la ya inmensa filmografía de Woody Allen: “Toma el dinero y corre”. Besos.

      Me gusta

    1. ¡Ni que lo digas! Un drama soberbio que bien podría considerarse como la obra maestra de su realizador. En un registro completamente diferente, es decir en el campo de la comedia negra, DeVito inició su carrera como director con una especie de parodia del clásico de Hitchcock “Extraños en un tren”, cuyo título utilizaba también el modo imperativo: “Tira a mamá del tren”. Un saludo.

      Me gusta

  2. Tachada cuando su estreno de procaz, insultante y “de mal gusto”, esta fue sin duda la película en la que Billy Wilder llegó más lejos en su ataque a las hipócritas “buenas costumbres” y la moral establecida, lo que en su día problema­tizó su difusión, siendo denunciada y saboteada en su país por diversas asociaciones y Ligas de Decencia (en España se estrenó con seis años de retraso y lo hizo directamente en cines de barrio).
    Este deprimente anecdotario venía a confirmar la carga subversiva agregada por Wilder y Diamond a lo que en origen era un vodevil ejemplarizante (del que se dan datos en el post) y partiendo de esta base consiguieron una desopilante comedia, cáustica y devastadora en su desinhibida propuesta de subversión de valores, clara provocación al puritanismo dominante en amplios sectores de la socie­dad norteamericana, de ahí las reacciones no deseadas que comentaba más arriba.
    En “BÉSAME, TONTO”, el autor de “EL APARTAMENTO” venía a demostrar con desarmante lógica que llegado el momento, una hacendosa ama de casa y fiel esposa podía ejercer durante una noche de experta prostituta mientras que ésta -la prostituta- ocuparía su lugar en el hogar con el convencimiento y dignidad de la otra. A la mañana siguiente, cada una volverá a recuperar su lugar y aquí no ha pasado nada (o tal vez sí, pero el intercambio para esas dos mujeres quedará sólo como una restauradora anécdota).
    Formando parte de la afilada e inmisericorde puesta en escena de Wilder es justo destacar también la inflamadora presencia de Kim Novak con un par de kilitos de más (muy bien recibidos por quien esto escribe), sabiamente embutida en un apretado vestido, y un excelente Dean Martin acercándose sin prejuicios a la autoparodia y contribuyendo al éxito de la función.
    Nota para curiosos: el papel de Orville, el marido incorporado por el en otras ocasiones estupendo Ray Walston, pero aquí inadecuado (recordémosle en “BÉSALAS POR MÍ”, “DAMN YANKEES”, y “EL APARTAMENTO”), en un principio estuvo encomendado a Jack Lemmon (esposo en la vida real de Felicia Farr) que renunció por incompatibilidad de fechas, recayendo en el actor Peter Sellers que rodó durante cinco semanas hasta que tuvo el mal gusto de sufrir un infarto que lo apearía de la película y a poco más, de este mundo (en 1980, volvería a tener otro que no superaría). Este percance obligó a un alterado Wilder a tener que rodar de nuevo todo el trabajo de Sellers, con el consiguiente descalabro.

    Me gusta

    1. No sabemos que hubiera sido de la película si no hubieran existido aquellos inoportunos achaques de Sellers, pero aquel “descalababro” lo solucionó Wilder con mucho oficio, firmando una comedia modélica, aunque curiosamente tampoco gozaría del beneplácito del propio realizador, que siempre la consideró como una de sus obras menos logradas. Agradezco enormemente tu completísimo comentario, Teo. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s