Día: junio 29, 2015

AMISTAD (Adiós, muchachos)

Relación afectiva que se puede establecer entre dos o más individuos, a la cual están asociados valores como la lealtad, la solidaridad, la incondicionalidad, el amor, la sinceridad, el compromiso, entre otros, y que se cultiva con el trato asiduo y el interés recíproco a lo largo del tiempo. (significados.com)

“Necesito de alguien, que venga a luchar a mi lado sin ser llamado. Alguien lo suficientemente amigo, cómo para decirme las verdades que no quiero oír, aun sabiendo que puedo irritarme. Por eso, en este mundo de indiferentes, necesito de alguien que crea en esa cosa misteriosa, desacreditada y casi imposible: ¡La amistad!”
Charles Chaplin (1889-1977) Actor cómico, compositor, productor, director y escritor británico

ADIÓS, MUCHACHOS (Au revoir les enfants) – 1987

adios

Director Louis Malle
Guión Louis Malle
Fotografía Renato Berta
Música Camille Saint-Saëns y Franz Schubert
Producción MK2/NEF/Nouvelles Éditions/ Stella Films
Nacionalidad Francia/ Alemania/ Italia
Duración 104m. Color
Reparto Gaspard Manesse, Raphael Fejtö, Francine Racette, Stanislas Carré de Malberg, Philippe Morier- Genoud, Françóis Berléand.

“Han pasado más de cuarenta años, pero, hasta el día de mi muerte, recordaré cada segundo de aquella mañana de Enero”

Tras su anómalo pero interesante periplo hollywoodiense y culminando así un proyecto que ansiaba formalizar desde sus inicios como cineasta, Malle desenterró un dramático recuerdo de su infancia para construir otra poderosa reminiscencia de la injusticia y el abuso del poder digerido por su país durante el período de ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial. La trágica relación de compatibilidad, apego y convivencia que sostuvo el hijo de un influyente industrial (alter ego del realizador) con un misterioso y superdotado muchacho de origen judío en el colegio internado católico de Fontainebleau daba lugar a un sincero, terso y emotivo canto a la amistad por encima de cualquier prejuicio social o político, empapado de melancolía y un contagioso e inevitable sentimiento de culpa. Habilitada por un guion sin fisuras y la excepcional labor de un reparto integrado casi en su totalidad por actores infantiles, constituye una de las obras mayores de su versátil autor y una dilucidación precisa, eficaz e irrevocable para desentrañar la atroz y enloquecedora dimensión del antisemitismo.

Otras películas sobre la AMISTAD

Dersu Uzala – Akira Kurosawa (1975)
Ricas y famosas – George Cukor (1981)
Cadena perpetua – Frank Darabont (1994)