Día: agosto 5, 2015

INSOLACIÓN (El árbol del ahorcado)

Enfermedad producida en la cabeza por el excesivo calor del sol. La insolación se caracteriza por náuseas, vómitos, cefalea, calor de la piel, sopor y alteración de las fibras musculares expuestas a sus efectos. En casos extremos pueden observarse convulsiones y otras afecciones graves. El tratamiento contra la insolación consiste en el transporte del enfermo a un lugar fresco, afusiones frías, fricciones estimulantes, bebidas frescas y ligeramente excitantes. https://es.wikipedia.org/wiki/Insolaci%C3%B3n_(enfermedad)

“Y si no es demasiado pedir, en mi parcelita plantad, os lo ruego, una especie de pino, pino parasol preferentemente, que proteja de la insolación a los buenos amigos llegados a hacer en mi sepultura afectuosas reverencias” (canción Supplique pour être enterré à la plage de Sète)
Georges Brassens (1921-1981) Cantautor francés

EL ÁRBOL DEL AHORCADO (The hanging tree) – 1959

arbol

Director Delmer Daves
Guión Halsted Welles
Fotografía Ted McCord
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 106m. Color
Reparto Gary Cooper, Maria Schell, Karl Malden, Karl Swenson, George C. Scott, Ben Piazza, Virginia Gregg, King Donovan, John Dierkes.

“Está usted al borde de un precipicio. No le aconsejo que vaya por la vida con los ojos cerrados”

Revalorizado western de cámara, basado en un relato de Dorothy Marie Johnson, que conseguía captar la fugaz sensación del amor verdadero con bucólica entereza y un irresistible halo de añoranza a través de la relación afectiva que se establece en una localidad minera de Montana (la imaginaria Skull Creek) entre un retraído doctor de oscuro pasado y la hermosa inmigrante suiza a la que cuida tras haberle sanado los ojos a causa de insolación (personajes memorablemente encarnados por un veterano Cooper y una Maria Schell de fascinadora belleza). Ambientada en plena fiebre del oro y delimitada por la pegadiza canción homónima de Jay Livingston y Ray Evans, cantada por Marty Robbins, constituye uno de los mejores films del subestimado Daves y deviene un perfecto compendio de sus constantes estilísticas, pues en ella armonizaba la vertiente psicológica con elementos puramente dramáticos, exhibía un vigor narrativo de encomiable precisión y, además, hacía gala tanto de sus delicados travellings como de sus ejemplares movimientos de grúa. Por si fuera poco, el film pudo presumir de propiciar el debut de George C. Scott.

Otras películas con riesgos de INSOLACIÓN

El vuelo del Fénix – Robert Aldrich (1965)
Las insoladas – Gustavo Taretto (2014)
La insolación – Nikita Mikhalkov (2014)