CHARLOTADA (Mi tío Jacinto)

1. Espectáculo cómico taurino.
2. Actuación pública grotesca o ridícula.
(Espasa-Calpe)

“Ahí la charlotada de la vida, el péndulo y un vino Priorato. La carcajada cose las encías rugosas y amarillas de la muerte”
Juan Carlos Elijas (1966-) Poeta y profesor de literatura español

MI TÍO JACINTO (Mi tío Jacinto) – 1956

Director Ladislao Vajda
Guion Ladislao Vajda, Andras Laszlo, José Santugini, Max Korner, Gian Luigi Rondi
Fotografía Heinrich Gärtner
Música Roman Vlad
Producción Chamartín/Falco Film/Ente Nazionale Industrie Cinematografiche
Nacionalidad España/ Italia
Duración 90m. B/N
Reparto Pablito Calvo, Antonio Vico, José Marco Davó, Juan Calvo, Mariano Azaña, Miguel Gila, José Isbert, Paolo Stoppa.

“¡Qué se habrán creído! ¡Mi nombre en una charlotada! (…) Una majadería, hacer el ridículo para que el público se ría de uno”

Asentado definitivamente en la España franquista, Ladislao Vajda dirigió a mediados de los cincuenta una entrañable trilogía de carácter social y costumbrista con el actor infantil Pablito Calvo, iniciada con la exitosa MARCELINO, PAN Y VINO (1955), adaptación de un cuento de temática religiosa escrito por José María Sánchez-Silva, y rematada a modo de fábula capriana de poética lumbre sobrenatural, con Peter Ustinov como protagonista, UN ÁNGEL PASÓ POR BROOKLYN (1957). En medio, sobresale este alegato sobre la exigencia de salvaguardar la dignidad ante el desamparo dimanante de un entorno de opresiva podredumbre moral, destinado a pormenorizar la larga jornada que un exnovillero alcoholizado y su vivaracho sobrino comparten por las calles del Madrid castizo, entonces encomendado al ejercicio de la ratería y el estraperlo, con el propósito de reunir el dinero suficiente para alquilar un traje de luces que permita al primero actuar en una charlotada ese mismo día en Las Ventas. Una concisa y sencilla película de influencia neorrealista, que rezuma frescura y humanidad alejándose de toda tentación sensiblera.

Otras películas donde aparece alguna CHARLOTADA

El inquilino – José Antonio Nieves Conde (1957)
Jugando a morir – José H. Gan (1966)
Blancanieves – Pablo Berger (2012)

10 comentarios

  1. Pues creo que esta no la he visto, y mira que me gustan mucho de aquella época españolas. Miguel Gila, José Isbert, y Pablito Calvo como protagonista. Habrá que verla. Gracias por el apunte Antonio, la buscaré.

    Me gusta

  2. “El tío Jacinto” tiene momentos que emocionan, y como bien dices bajo la influencia del neorrealismo. Además es una oportunidad para ver un Madrid de los años 50, de posguerra. Pero lo más hermoso es la química tan especial que surge entre sus personajes protagonistas con un Antonio Vico y un Pablito Calvo para quitarse el sombrero.
    ¡Me encanta el sonido de la palabra “Charlotada”!
    Por cierto, cómo me gusta la película de El inquilino, solo pude verla una vez, pero recuerdo bastantes momentos y un Fernando Fernán Gómez soberbio.
    La tengo lejana en el recuerdo, pero creo recordar que en un momento dramático en Los golfos de Carlos Saura hay una charlotada, ¿puede ser?

    Beso
    Hildy

    Me gusta

  3. Un clasicazo del cine español. Esa palabrá (“charlotada”), tal y como la pronuncia Antonio Vico, de esa manera tan eufónica, se te queda grabada y casi hasta domina el recuerdo que puedas tener de la pelìcula….Hoy en día se utiliza más decir “chorrada” que, aunque es más gráfica, es también más gruesa.Y qué pareja más entrañable la de Vico y Pablito Calvo. La alusión al neorrealismo está muy bien traída porque “Mi tío Jacinto” tiene muchas reminiscencias con esa tendencia de la Europa de postguerra. A mi me recuerda mucho a “Ladrón de bicicletas”. Repite el esquema adulto-niño y además lo que en el clásico de De Sica era la lucha por conseguir una bicicleta en esta es la lucha por conseguir el traje de luces y toda la parafernalia taurina. Un paralelismo claro.

    La figura de Ladislao Vajda siempre me ha suscitado mucha curiosidad. Fascinación, incluso. No sé si existe algún libro o algún estudio pormenorizado sobre su figura en castellano, pero desde luego a mi me encantaría leerlo. Un tipo que viene de Hungría a una España tan gris como la del franquismo y que se adapta tan bien a nuestra cultura tiene mucho mérito. Porque, además, estaría bien conocer testimonios suyos acerca de la evolución del cine europeo en general y español en particular, ya que fue testigo privilegiado tanto del paso del mudo al sonoro, como de la destrucción de la industria continental tras el auge del periodo de entreguerras, y del funcionamiento de los entresijos de nuestro cine. Hubiera sido muy interesante conocer sus opiniones y su visión de todo ello. Un tipo que escribió el guión de “Lulu o la caja de Pandora”, que trabajó con Billy Wilder, que dirigió obras tan dispares y notables como “Marcelino pan y vino”; “El cebo”; “Un angel pasó por Brooklyn” o esta, “Mi tío Jacinto” es alguien que se sale de los cánones establecidos.

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es más que evidente su semejanza con el clásico neorrealista de Vittorio de Sica. Estoy de acuerdo con tu apreciación sobre Vajda, una figura del todo interesante. Además, no nos olvidemos que, además de las grandes películas que citas, es también el realizador de uno de los mejores y más veraces ejemplares del ínfimamente explotado subgénero de bandoleros, “Carne de horca”. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .