REVOLCÓN (De aquí a la eternidad)

1. Acción o resultado de revolcar o revolcarse
2. Jugueteo sexual con intercambio de caricias y abrazos apasionados entre dos personas.
(Larousse Editorial)

“Blas, como un muro de lamentaciones con ojos, escuchaba y se frotaba las manos ante la perspectiva de un revolcón cariñoso y rápido mientras la chica te llora en el hombro. El llamado polvo de consuelo, cuyo mérito consiste en depredar al otro en el momento más bajo de su autoestima” (novela Cuatro amigos)
David Trueba (1969-) Escritor, periodista, director de cine, guionista y actor español.

DE AQUÍ A LA ETERNIDAD (From here to eternity) – 1953

Director Fred Zinnemann
Guión Daniel Taradash
Fotografía Burnett Guffey
Música George Duning
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 118m. B/N
Reparto Burt Lancaster, Deborah Kerr, Montgomery Clift, Frank Sinatra, Donna Reed, Ernest Borgnine, Jack Warden, Mickey Saughnessy.

“Nunca imaginé que pudiera ser así… Nadie me había besado nunca como tú”

Memorable adaptación del polémico best-seller homónimo de James Jones sobre la controvertida cotidianeidad latente en el acuartelamiento yanqui de Schofield (Honolulu), en los meses previos al ataque de la aviación japonesa a la base de Pearl Harbour, que bifurcaba su entramado dramático en la simultaneidad de diversas historias paralelas, entre ellas, la abusiva sucesión de presiones a las que es sometido un degradado cabo de cornetas para que represente al equipo pugilístico de la unidad (inmenso Montgomery Clift) y la apasionada relación adúltera que florece entre un competente sargento de infantería y la frustrada e insatisfecha esposa de su capitán. Evidenciando su particular capacidad de agudeza psicológica, Zinnemann alcanzó altos niveles de profundidad dramática y confirió un excepcional ritmo narrativo a este solapado encomio al honor y a la lealtad castrense, enaltecido con las categóricas actuaciones de un reparto de campanillas y perpetuado por el tórrido revolcón en la playa hawaiana de Halona Cove entre Burt Lancaster y Deborah Kerr.

Otras películas que contienen una escena de REVOLCÓN

Duelo al sol – King Vidor (1946)
La pianista – Michael Haneke (2001)
Match point – Woody Allen (2005)

5 comments

  1. No se me ocurre una película más adecuada para ilustrar el concepto de revolcón que “De aquí a la eternidad”. De hecho, la fotografía que con gran tino has colocado al comienzo del post, y es un perfecto ejemplo de las dos acepciones de “revolcón”, se ha convertido en mítica (vamos, que ya ha pasado a la eternidad cinematográfica). De modo que uno ya no sabe si lo de aquí a la eternidad se refiere al revolcón, a la famosa escena de la playa, a los héroes muertos o en combate o qué sé yo.
    Mi madre aún recuerda la expresión “besar a lo Burt Lancaster”, lo cual, teniendo en cuenta que ya cumplió los 81 y que padece Alzheimer, proporciona una ligera idea de cómo debió de sentirse Deborah Kerr…

    Me gusta

  2. Cómo me gusta esta película. Y la escena del revolcón es mítica…
    Y, madre mía, cuántos revolcones memorables nos ha dejado el séptimo arte. Recuerdas otros tres memorables.
    Se me ocurre alguno más: lo que sufren la pobre Natalie Wood y Warren Beatty por no poder darse un revolcón en condiciones en la maravillosa Esplendor en la hierba… Y hay revolcones que llevan la desgracia. Así le ocurre a la protagonista de Philomena, de Stephen Frears. Un revolcón de juventud le hizo pasar una pesadilla demasiado larga.

    Beso
    Hildy

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.