Hugo Friedhofer

BOTE (Náufragos)

Embarcación de pequeña eslora con capacidad para flotar y moverse en el agua, ya sea dirigido o no por sus ocupantes. Responde a las necesidades de vía marítima o fluvial y ofrece diversas actividades como el transporte de personas o mercancías, las guerras navales, la pesca, la navegación u otros servicios tales como la seguridad de otros buques. https://es.wikipedia.org/wiki/Bote

“La religión es el reposo del alma, la esperanza. Es el bote salvavidas de los infelices”
Napoleón Bonaparte (1769-1821) Militar y gobernante francés

NÁUFRAGOS (Lifeboat) – 1944

lifeboat

Director Alfred Hitchcock
Guión Jo Swerling
Fotografía Hugo Friedhofer
Música Glenn MacWilliams
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 95m. B/N
Reparto Tallulah Bankhead, William Bendix, John Hodiak, Walter Slezak, Henry Hull, Mary Anderson, Heather Angel, Hume Cronyn.

“Todos somos compañeros de viaje en un bote pequeñísimo, en un océano grandísimo. Cuanto más discutamos, critiquemos y nos malinterpretemos el uno al otro más grande se hace el océano y más pequeño el bote”

Audaz, consistente e impetuoso ejercicio estilístico de unidad espacio-temporal, que reunía en un bote salvavidas a los ocho supervivientes de un naufragio acontecido en el Atlántico Norte en pleno auge de la Segunda Guerra Mundial, entre ellos una distante y temperamental periodista de moda (estupenda Tallulah Bankhead) y un astuto oficial alemán, para sacar a flote en su ardua convivencia y de forma progresiva sus diferentes temperamentos, inquietudes y temores. Más allá del cúmulo de incuestionables virtudes que condensa la puesta en escena de este empírico drama psicológico, basado en una breve historia original del novelista John Steinbeck, como la persuasión de sus diálogos, la elegancia de sus encuadres o la originalidad de sus primeros planos, sobresale en ella la prominencia y rotundidad de una metáfora propagandística consagrada a aleccionar a los ciudadanos sobre la amenazante insensatez de los principios nazis y el riesgo que entrañaba por entonces la tolerancia con sus fanáticos partidarios. Otro aliciente radica en admirar el ingenio de Hitchcock para incluir su habitual cameo sin sacar la cámara en ningún momento de la pequeña embarcación.

Otras películas ambientadas en un BOTE

El mar no perdona – Richard Sale (1957)
La vida de Pi – Ang Lee (2012)
Against the sun – Brian Falk (2014)

SINSABOR (Chica para matrimonio)

Sentimiento de tristeza y dolor provocado por una situación desagradable o una desgracia. Disgusto. http://es.thefreedictionary.com/sinsabor

“La mejor de las vidas está llena de sinsabores, dificultades, fracasos, cosas que se han quedado a mitad de camino y no han salido”
Enrique Rojas (1949-) Médico y catedrático de psiquiatría español

CHICA PARA MATRIMONIO (The marrying kind) – 1952

chica2

Director George Cukor
Guión Ruth Gordon y Garson Kanin
Fotografía Joseph Walker
Música Hugo Friedhofer
Producción 92m. B/N
Nacionalidad Estados Unidos
Reparto Judy Holliday, Aldo Ray, Madge Kennedy, Sheila Bond, Mickey Saughnessy, John Alexander, Peggy Cass, Susan Hallaran, Rex Williams.

“Escucha abogado, hay un antiguo dicho: ‘Cada cuestión tiene tres aspectos, el de usted, el del otro y la verdad’ (…) Nunca he visto una causa en la que la razón estuviera únicamente de una parte”

Una pareja neoyorquina de clase media rememora con visos terapéuticos ante la comprensiva juez del tribunal de relaciones domésticas que tramita su petición de divorcio las carencias, disensiones y vicisitudes cotidianas que han arrastrado a su matrimonio por el inevitable sendero del fracaso. La fluida representación en flash-backs de estos agridulces episodios permitiría al gran Cukor seguir rentabilizando el perfecto maridaje entre su proverbial elegancia y sentido del ritmo para los diálogos y aquella virtuosa, perspicaz e irónica pluma surgida del binomio conyugal Gordon/Kanin. El resultado fue una resbaladiza mixtura de comedia romántica, drama costumbrista y tragedia familiar, solventada en un tono general esencialmente amargo, que formulaba una incisiva exploración a los sinsabores de la rutinaria vida hogareña. El chirriante talento de Judy Holliday consiguió no sólo ennoblecer la naturaleza de su personaje con candorosa ternura y espontaneidad sino incluso ocultar las deficiencias interpretativas de su “partenaire”, el entonces principiante Aldo Ray.

Otras películas que retratan los SINSABORES de la vida hogareña

Y el mundo marcha – King Vidor (1928)
Las mejores intenciones – Bille August (1992)
Boyhood – Richard Linklater (2014)

SUPLANTACIÓN (Mentira latente)

Acción que consiste en hacerse pasar una persona por otra para obtener algún beneficio. http://es.thefreedictionary.com/suplantaci%C3%B3n

“Es más fácil suplantar un ídolo en la conciencia de los idolatras; no así destruir la idolatría. Por eso los suplantadores tienen mejor suerte que los reformadores”
Práxedis G. Guerrero (1882-1910) Periodista y revolucionario mexicano

MENTIRA LATENTE (No man on her own) – 1950

mentira

Director Mitchell Leisen
Guión Sally Benson y Catherine Turney
Fotografía Daniel L. Fapp
Música Hugo Friedhofer
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 98m. B/N
Reparto Barbara Stanwyck, John Lund, Jane Cowl, Phyllis Thaxter, Richard Denning, Henry O’Neill, Lyle Bettger, Carole Matthews.

“Éste es un hogar cálido y acogedor, como debe ser un hogar; pero no para nosotros, no para nosotros…”

Una muchacha en avanzado estado de gestación asume la identidad de la esposa embarazada de un acaudalado heredero, a raíz de un casual accidente ferroviario que ha acabado con la vida de la feliz pareja, adquiriendo consigo una permanente y espinosa inquietud por integrarse en la familia de éstos sin ser desenmascarada. Esta retorcida y algo rocambolesca tergiversación del cuento de Cenicienta, inspirada en el relato I married a dead man de Cornell Woolrich, propició la postrera certificación del talento como director del hoy reivindicado Leisen, quien supo encubrir una trama previsible y de conclusión bastante artificiosa gracias a una realización de delicado intimismo y calidez, en la que se fusionaba una áspera y sombría atmósfera melodramática con pinceladas de un apesadumbrado romanticismo e incisivos atributos del más genuino “film noir”, y, que no dudaba en beneficiarse de la inconmensurable actuación de Barbara Stanwyck, sin duda, una de las actrices más versátiles, magnéticas y temperamentales surgidas del firmamento hollywoodiense.

Otras películas sobre la SUPLANTACIÓN DE IDENTIDAD

Las tres noches de Eva – Preston Sturges (1941)
El general de la Rovere – Roberto Rossellini (1959)
Su propia víctima – Paul Henreid (1964)

SENSACIONALISMO (El gran carnaval)

Término periodístico peyorativo, que denuncia la manipulación informativa tendente a producir sensación, emoción o impresión.1 Es aplicable a todos los medios de comunicación (especialmente la prensa escrita, la radio y la televisión) (…) Los medios de comunicación sensacionalistas se caracterizan por difundir información polémica, chocante o que llama mucho la atención, en perjuicio de otros asuntos o de los aspectos objetivamente más importantes de tales asuntos. Es común que en los medios de comunicación sensacionalistas se tienda a verter repetidamente información falsa o dañina. Los objetivos del sensacionalismo son espurios para el periodismo: la obtención a toda costa de mayor repercusión (audiencia o tirada), y por tanto mayores beneficios económicos, o la manipulación de la opinión pública (con un determinado propósito: empresarial, político, social o ideológico). http://es.wikipedia.org/wiki/Sensacionalismo

“Lo que hacen es construirte una imagen, y te imprimen en todas esas revistas sensacionalistas y todos son muy amables y dulces y buenos pero aún así, es todo tan falso… Ya sabes, la imagen que dan, no soy yo”
River Phoenix (1970-1993) Actor de cine estadounidense

EL GRAN CARNAVAL (Ace in the hole) – 1951

ace

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder, Lesser Samuels y Walter Newman
Fotografía Charles Lang
Música Charles Lang
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 111m. B/N
Reparto Kirk Douglas, Jan Sterling, Porter Hall, Bob Arthur, Ray Teal, Richard Benedict, Frank Cady, Lewis Martin, Gene Evans.

“Puedo manejar grandes y pequeñas noticias, y si no las hay, saldré y morderé a un perro”

Un agresivo periodista sin escrúpulos prolonga y manipula el rescate de un hombre atrapado en unas excavaciones indias de Nuevo México sin otro ruín propósito que extraer grandiosos e interesados beneficios económicos con una exclusiva de cariz sensacionalista. Este ácido e implacable argumento, de una actualidad tan rabiosa como lamentablemente dantesca, se transformó en manos de Wilder en un despiadado y esperpéntico reproche no sólo a la especuladora corrupción de los medios de comunicación sino, sobre todo, al público ávido de carnaza efectista que propicia dicho comportamiento. La ultraconservadora sociedad norteamericana, por entonces sumida en la convulsa histeria anticomunista, no supo digerir este sombrío vituperio contra la ruindad del ser humano, y, en lugar de saborear su rigurosa, sobria y elegante realización, escarbó en la presunta insensatez y morbosidad de su contenido hasta recabar en el primer fiasco de crítica y público en la carrera del director vienés. Sin duda,
una película adelantada a su época que resurge hoy en día como uno de los títulos más prominentes del subgénero periodístico.

Otras películas sobre el periodismo SENSACIONALISTA

Juan Nadie – Frank Capra (1941)
Corredor sin retorno – Samuel Fuller (1963)
El honor perdido de Katharina Blum – V.Schlöndorff y M.Von Trotta (1975)

ASESINO (Jack el Destripador)

Persona que causa la muerte de alguien con premeditación u otras agravantes. http://es.thefreedictionary.com/asesino
Un asesino en serie, también conocido como asesino múltiple, es una persona que asesina a tres o más personas en un lapso de 30 días o más, con un período de enfriamiento entre cada asesinato, y cuya motivación se basa en la gratificación psicológica que le proporciona dicho crimen. http://es.wikipedia.org/wiki/Asesino_en_serie

“Si no salgo de casa no es por miedo a que me maten, sino a que lo haga un asesino que no esté a mi altura. Aquí en Madrid te expones a que te ultime un idiota por no cederle el paso”
Manuel Vicent (1936-) Escritor, periodista, articulista y galerista de arte español

JACK EL DESTRIPADOR (The lodger) – 1944

lodger

Director John Brahm
Guión Barré Lyndon
Fotografía Lucien Ballard
Música Hugo W. Friedhofer
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 81m. B/N
Reparto Laird Cregar, Merle Oberon, George Sanders, Sara Allgood, Cedrick Hardwicke, Doris Lloyd, Aubrey Mather, Queenie Leonard.

“Usted no pensaría que alguien pueda odiar y amar algo al mismo tiempo (…) ¡Puedes! Y es un problema, entonces…”

Con casi toda seguridad, la más satisfactoria recreación fílmica en torno a la célebre, misteriosa y espeluznante sucesión de asesinatos a mujeres acaecidos en el Londres victoriano e imputados al célebre homicida del título, según la novela hómonima de Marie Belloc Lowndes, que ya había servido de soporte argumental a Hitchcock para perpetrar EL ENEMIGO DE LAS RUBIAS (1926). El ecléctico e injustamente maldito Brahm resolvió la intriga con una enorme solvencia narrativa, exprimiendo el talento de un operador como Ballard para cimentar la lúgubre atmósfera sobre la que se edificaba un tratamiento plástico barroco y afín a sus orígenes expresionistas. Por otro lado, la película no vacilaba en relegar a un segundo plano la ilustración social de la época para condensarse sin cautela en la inquietante psicopatología del protagonista encarnado por Laird Cregar, un intérprete tan genial en sus tareas profesionales como desafortunado en su vida privada, que perecería al año siguiente de un ataque al corazón y tras un rosario de problemas intestinales adscritos a su obsesión por adelgazar.

Otras películas sobre ASESINOS EN SERIE

M, el vampiro de Düsseldorf – Fritz Lang (1931)
Henry, retrato de un asesino – John McNaughton (1986)
Zodiac – David Fincher (2007)