SCOOTER (Querido diario)

Tipo de vehículo motorizado de dos ruedas, ciclomotor o motocicleta, con un cuadro abierto en la que el conductor se sienta sin montar a horcajadas sobre parte alguna del motor. La mayoría de los scooters modernos tienen ruedas más pequeñas que las motocicletas, de entre 12 y 15 pulgadas (30–37,5 cm) de diámetro. En contraste con la mayoría de las motocicletas, los scooters suelen tener carrocería, incluyendo una protección frontal para las piernas y un cuerpo que oculta toda o la mayor parte de la mecánica. El diseño clásico del scooter presenta un suelo plano para los pies del conductor y a menudo incluye algún hueco de almacenaje integrado, ya sea bajo el asiento, en la protección frontal para las piernas o en ambos sitios. http://es.wikipedia.org/wiki/Scooter_(motocicleta)

“¿Cuántos años me golpean de pronto, desgarrándome, fulminándome al revivir con toda la contundencia de lo que está mal hecho el día en que mi moto me hizo conocer la decepción, el miedo y la vergüenza? Era una scooter de color vino tinto y hoy no puedo precisar con exactitud en qué oscuro garaje o en qué manos o en qué lugar de mi memoria se extravió”
Rafael Humberto Moreno-Durán (1945-2005) Novelista, ensayista y dramaturgo colombiano

QUERIDO DIARIO (Caro Diario) – 1993

caro

Director Nanni Moretti
Guión Nanni Moretti
Fotografía Giuseppe Lanci
Música Nicola Piovani
Producción Sacher Film/BanFilm/La Sept Cinéma
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 100m. Color
Reparto Nanni Moretti, Renato Carpentieri, Antonio Neiwiller, Jennifer Beals, Moni Ovadia, Carlo Mazzacurati, Valerio Magrelli, Lorenzo Alessandri.

“En realidad mi sueño ha sido siempre saber bailar bien. ‘Flashdance’ se llamaba aquella película que me cambió definitivamente la vida. Una película sobre baile, saber bailar. En cambio yo al final me encuentro siempre mirando, que también está bien, pero es otra cosa”

Moretti hizo partícipe al espectador de sus propias sensaciones e inquietudes, evidenciando una personalidad tan mordaz como melancólica, al llevar a cabo esta desencantada y autocomplaciente reflexión social acerca de las vacilantes relaciones del ser humano con su entorno a través de tres episodios frescos, heterogéneos, atmosféricos y vitalistas, colmados de múltiples referencias a la cultura popular contemporánea. En el hipnotizante In Vespa, paseaba con su scooter por los pintorescos suburbios romanos hasta topar con el sitio exacto donde mataron a su admirado Pasolini; en Isole, aprovechaba un viaje por las islas Lípari para visitar a un extravagante amigo, estudioso de la obra de Joyce y reacio a ver televisión desde hace más de treina años, para meditar sobre la influencia de la pequeña pantalla en la sociedad actual y cuestionar el sistema educativo; y, el más autobiográfico, Medici, que censuraba la conducta del colectivo médico a partir de su particular calvario por la sanidad italiana, tras serle diagnosticado un cáncer de piel, que, por fortuna, consiguió vencer.

Otras películas con SCOOTER

Vacaciones en Roma – William Wyler (1953)
Quadrophenia – Franc Roddam (1979)
La intérprete – Sydney Pollack (2005)

6 comments

  1. Recuerdo ese paseo de Nani Moretti en su moto… Caro Diario me dejó varias imágenes que no he olvidado… y eso que no he vuelto a verla desde el momento de su estreno.

    Recuerdo muchas scooters en una olvidada comedia de Rock Hudson con Gina Lollobrigida, Cuando llegue septiembre ¡de Robert Mulligan!

    Besos
    Hildy

    Me gusta

    1. Cierto, aquel paseo en moto resulta difícil de olvidar… Particularmente, me resulta también impagable aquel fortuito encuentro de Moretti con Jennifer Beals, la protagonista de “Flashdance”, bajo la atónita mirada de su acompañante. Besos.

      Me gusta

  2. ¡Cómo echo de menos mi Piaggio Zip! 😀 Y me han dado ganas de revisionar Caro Diario, gracias por recordármela 🙂
    Por cierto; dado que la rae no acepta -todavía- “revisionar”, ¿qué palabra usas tú cuando quieres referirte a visionar de nuevo una peli?
    ¡Saludos!

    Me gusta

  3. Hipnótico, esa es la palabra, totalmente de acuerdo. La verdad es que es un tercio mágico porque, bien mirado, Moretti tampoco expone nada de especial trascendencia o profundidad, pero sí consigue que nos subamos con él en la moto y, como él, nos dejemos encandilar por una Roma alternativa pero encantadora, singular y hermosa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s