Mes: abril 2015

DESDOBLAMIENTO (El hombre y la bestia)

1. Extensión de algo que estaba doblado.
2. Fraccionamiento o formación de dos o más cosas a partir de una.
Desdoblamiento de personalidad Trastorno psicológico caracterizado por la alternancia inconsciente de caracteres y comportamientos distintos en un mismo individuo.
(Espasa-Calpe)

“El desdoblamiento del yo es un fenómeno en gran número de casos de masturbación”
Fernando Pessoa (1888-1935) Poeta y escritor portugués

EL HOMBRE Y LA BESTIA (Dr. Jekyll and Mr. Hyde) – 1920

jekyll

Director John S. Robertson
Guión Clara S. Beranger
Fotografía Roy F. Overbaugh
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 80m. B/N
Nacionalidad John Barrymore, Brandon Hurst, Martha Mansfield, Louis Wolheim, Charles Lane, Nita Naldi, Cecil Clovelly, George Stevens.

“Un hombre no puede destruir al salvaje que hay en él negando sus impulsos. La única forma de deshacerse de una tentación es ceder a ella”

Exitosa aunque algo avejentada versión de las atormentadas andanzas del famoso “mad doctor” que supera y oscurece a la profusión de cintas que, durante el período silente, brotaron para plasmar en imágenes la plenitud de matices trágicos y metafísicos que atesora la novela de Robert L. Stevenson. Si bien dicho cometido quedó algo frustrado al contradecir parcialmente aquella incursión en la coexistencia del bien y del mal que establecía el referente literario, el film adquirió su inequívoca distinción gracias a un horror primitivista estéticamente heredero del expresionismo alemán y a la exhibición interpretativa del hasta entonces galán John Barrymore, que con escasos trucajes y sin apenas maquillaje resolvía las monstruosas mutaciones de su personaje, llegándose a identificar tanto con él que sufrió diversas crisis nerviosas durante el rodaje. Basada en la obra teatral de Thomas Russell Sullivan, sugiere una advertencia sobre el riesgo que comporta para la humanidad el indagar por vericuetos más propios del poder divino que de una incumbencia meramente científica

Otras películas sobre el DESDOBLAMIENTO DE PERSONALIDAD

Las tres caras de Eva – Nunnally Johnson (1957)
El profesor chiflado – Jerry Lewis (1963)
Cisne negro – Darren Aronofsky (2010)

JUSTICIA (Más allá de la duda)

Concepción que cada época y civilización tiene acerca del sentido de sus normas jurídicas. Es un valor determinado como bien común por la sociedad. Nació de la necesidad de mantener la armonía entre sus integrantes. Es el conjunto de pautas y criterios que establecen un marco adecuado para las relaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y permitiendo acciones específicas en la interacción de individuos e instituciones. http://es.wikipedia.org/wiki/Justicia

“La justicia es igual a las serpientes. Sólo muerden a los que están descalzos”
Óscar Romero (1917-1980) Sacerdote católico salvadoreño

MÁS ALLÁ DE LA DUDA (Beyond a Reasonable Doubt) – 1956

más

Director Fritz Lang
Guión Douglas Morrow
Fotografía William E. Snyder
Música Herschel Burke Gilbert
Producción RKO
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 80m. B/N
Reparto Dana Andrews, Joan Fontaine, Sidney Blackmer, Arthur Franz, Robin Raymond, Ed Binns, Shepperd Strudwick, Barbara Nichols.

“Nadie tiene el derecho moral de quitar la vida a otro y la pena de muerte nunca ha conseguido disuadir al criminal”

Harto de los mangoneos y las intromisiones de los productores en su trabajo, Lang finiquitó sus veinte años de gloriosa carrera hollywoodiense con este film de perversa negritud y cáustica ambigüedad moral, en el que describía la osada artimaña criminal de un escritor contrario a la pena de muerte para poner en evidencia el funcionamiento del sistema jurídico y, por añadidura, reprobar el particularísimo concepto de justicia que prevalece en la sociedad estadounidense. Nuevamente, la firme afinidad langiana por la inexorable fatalidad del destino circundaba un relato marcado por una permanente sensación de angustia, causada en gran medida por la simétrica exactitud de sus encuadres, algún que otro imprevisto giro argumental y la nula complacencia con la que se dibujaba a sus personajes. La cinta, que sin llegar a ser (ni mucho menos) redonda, supera con creces el olvidable remake homónimo de Peter Hyams (2009), aparece hoy como una lúcida y desencantada reflexión sobre las apariencias, un perceptible alegato contra la sentencia capital y, ante todo, un amargo reproche de su realizador a los despóticos procedimientos maccarthystas.

Otras películas sobre las dobleces y limitaciones de la JUSTICIA

Doce hombres sin piedad – Sidney Lumet (1957)
El proceso – Orson Welles (1962)
Cadena perpetua – Frank Darabont (1994)

ELIPSIS (Un ladrón en la alcoba)

En lenguaje cinematográfico, una elipsis es un salto en el tiempo o en el espacio. El espectador no pierde la continuidad de la secuencia aunque se han eliminado los pasos intermedios.Las elipsis pueden clasificarse según la razón de esa eliminación. De manera tal que pueden ser elipsis inherentes, expresivas, de estructura o de contenido. (Wikipedia)

“Se debería informar a los tratadistas que existe la elipsis”
Fernando Arrabal (1932-) Escritor y cineasta español

UN LADRÓN EN LA ALCOBA (Trouble in Paradise) – 1932

alcoba

Director Ernst Lubitsch
Guion Grover Jones
Fotografía Victor Milner
Música W. Franke Harling
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 83m. B/N
Reparto Herbert Marshall, Miriam Hopkins, Kay Francis, Charles Ruggles, C. Aubrey Smith, Edward Everett Horton, Robert Creig.

“Déjeme decirle esto de todo corazón: condesa, usted es una ladrona”

Tras guarnecer los difíciles primeros años del sonoro con una serie de comedias musicales de trazo romántico, Lubitsch empezó a dar verdaderas muestras de su refinado sentido hedonista e irónico paladar estilístico, mundialmente acuñado como su “toque”, en esta chispeante adaptación de la pieza teatral de Aladar Laszlo The honest finder, donde se narraban las retorcidas y mundanas intrigas amorosas entre un matrimonio de consumados ladrones de guante blanco y una sensual heredera francesa a la que pretenden desvalijar. La asombrosa capacidad del director alemán para desarticular los melindrosos cánones hollywoodienses de la época a base de precisas elipsis, diálogos cargados de cinismo y doble sentido o una proverbial sutileza a la hora de sacar partido a puertas, espejos o escaleras apareció aquí realzada con las inspiradísimas interpretaciones del triángulo protagonista y unos portentosos decorados de Hans Dreier, patentes tanto en el palacio veneciano que abre la película como en la arrebatadora ornamentación art-decó de la mansión parisina.

Otras películas con una gran uso de la ELIPSIS

Vértigo (De entre los muertos) – Alfred Hitchcock (1958)
Viridiana – Luis Buñuel (1961)
4 meses, 3 semanas, dos días – Cristian Mungiu (2007)

JUICIO (Vencedores o vencidos)

Discusión judicial y actual entre partes, y sometido al conocimiento de un tribunal de justicia. Esto presupone la existencia de una controversia o conflicto de interés, es decir, la sustentación de derechos e intereses contradictorios o contrapuestos a lo defendido por la parte contraria, y que la perjudican (…) El juicio oral es el periodo decisivo del proceso penal en que, después de concluido el sumario, se practican directamente las pruebas y alegaciones ante el tribunal sentenciador, son juicios concentrados, de inmediación judicial con actuación pública de todas las partes e intervención directa y constante de juez, que se llevan en forma oral. Reciben este nombre en contraposición a los juicios escritos, y están regidos por una serie de principios propios. (Wikipedia)

“Me encantan los juicios por asesinato, los juicios importantes en los que hay una vida en juego y la presión es tan enorme que se respira en el ambiente. Cuando la sala está abarrotada y se toman grandes medidas de seguridad. Donde la mitad del público odia al acusado y a sus abogados y la otra mitad reza para que se salve”
John Grisham (1955-) Escritor estadounidense

VENCEDORES O VENCIDOS (Judgment at Núremberg) – 1961

juicio

Director Stanley Kramer
Guión Abby Mann
Fotografía Ernest Laszlo
Música Ernest Gold
Producción United Artists
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 178m. B/N
Reparto Spencer Tracy, Burt Lancaster, Richard Widmark, Montgomery Clift, Ed Binns, Judy Garland, Maximilian Schell, Marlene Dietrich.
* Ernest Gold – Tea time in Berlin

“Ante los pueblos del mundo, permítanme ustedes que proclame en nuestro fallo aquello que defendemos: justicia, verdad y el respeto que merece el ser humano”

Personaje de intachable conducta humanista y decidido valedor del liberalismo, Stanley Kramer ha inscrito su nombre en la historia cinematográfica mucho más por su vasta y perentoria labor como productor que por su gris incursión en el campo de la realización de largometrajes, en su mayoría, caracterizados por el maniqueísmo con el que se implicaba en cuestiones eminentemente trascendentales. Sin lugar a dudas, el mejor de todos ellos lo hallamos en esta competente adaptación de la obra teatral que Abby Mann escribió con fines televisivos sobre uno de los trece procesos judiciales practicados en 1945 en la ciudad de Nuremberg contra los causantes de la ignominiosa y aberrante barbarie nazi, de la que se reproducían impactantes escenas documentales de los campos de exterminio. El cineasta neoyorquino no supo sacar el máximo partido del desgarrador material dramático que tuvo entre manos pero logró extraer las ineludibles vías de reflexión que demandaba gracias a las generosas cotas de compromiso contenidas en los testimonios glosados por un estelar conjunto de intérpretes.

Otras películas que reproducen un JUICIO ORAL

Testigo de cargo – Billy Wilder (1957)
Anatomía de un asesinato – Otto Preminger (1959)
Veredicto final – Sidney Lumet (1982)

AMANTE (La puta del rey)

Persona compañera que no está casada con su pareja, sobre todo cuando esta está ya casada. La relación es generalmente estable y al menos semi-permanente; sin embargo, la pareja no vive junta abiertamente. También la relación es generalmente, pero no siempre, secreta. Hay una implicación que puede ser una amante “mantenida”, que el amante esté pagando por algunos de los gastos de subsistencia de la mujer. (Wikipedia)

“El hombre tiene que estimular el ánimo y el espíritu de la mujer para hacer el sexo interesante. El verdadero amante es el hombre que la emociona al tocarle la cabeza, sonreír o mirarla a los ojos”
Marilyn Monroe (1926-1962) Actriz de cine, modelo y cantante estadounidense

LA PUTA DEL REY (La putain du roi) – 1990

puta

Director Axel Corti
Guion Axel Corti, Daniel Vigne y Frédéric Raphaël
Fotografía Gernot Roll
Música Gabriel Yared
Producción Cinecittà/Cinema & Cinema/Cofimage/France 3 Cinéma/Investimage/RAI/Slav Productions/Sofinergie 1/Umbrella Films
Nacionalidad Francia/ Gran Bretaña/ Italia/ Austria
Duración 138m. Color
Reparto Timothy Dalton, Valeria Golino, Stéphane Freiss, Robin Renucci, Feodor Chaliapin, Margaret Tyzack, Eleanor David, Lea Padovani.

“La mayoría de los que nos pasa en la vida nos sucede porque le tememos al dolor”

Penetrante adaptación de la novela Jeanne de Luynes, comtesse de Verue de Jacques Tournier que constituye, además del último largometraje realizado por Axel Corti, uno de los dramas de época más pulidos, ambiciosos e injustamente desatendidos de los años noventa. La voraz, sincera y desquiciada pasión que florece, a finales del siglo XVII, entre el monarca piamontés Vittorio Amadeo II y la joven esposa parisina de su principal hombre de confianza servía para implantar un bloque histórico tan poco documentado como extraordinariamente consistente y perfilado en su tejido melodramático, que procuraba evidenciar cómo la fuerza del amor verdadero e incondicional es capaz de desbordar la compostura, la dignidad e incluso la preeminente autoridad imperial. Tal y como hizo en su denominada “Trilogía de Viena” (1982-1986), el malogrado cineasta franco-austríaco captó la naturaleza folletinesca del relato con un nervio intrínseco asombroso, afianzado en una enrarecida atmósfera de pesadilla, un febril pulso narrativo y una mesurada composición de sus protagonistas.

Otras películas sobre AMANTES

Los amantes – Louis Malle (1958)
El mensajero – Joseph Losey (1971)
Amantes – Vicente Aranda (1991)