Stanley Kramer

PIGMENTACIÓN (Adivina quién viene esta noche)

Coloración de una parte determinada del organismo de un ser vivo por el depósito en ella de pigmentos. Tales principios son sustancias con propiedades cromáticas e intervienen en numerosos procesos biológicos, tanto en los vegetales como en los animales. En los primeros destacan la clorofila y los carotenoides y en los segundos, la melanina y los pigmentos respiratorios. (Wikipedia)

“Tiene una constelación de pecas sobre el puente de la nariz, lo que parece un defecto de pigmentación en el mentón izquierdo (pero podría ser también un fallo del revelado), una barbilla de curva suave, un brillo en la mirada que debe estar creado por el reflejo de una fuente luminosa, quizás una ventana, porque la foto ha sido hecha de día” (novela La invención del amor)
José Ovejero (1958-) Escritor español

ADIVINA QUIEN VIENE ESTA NOCHE (Guess who’s coming to dinner) – 1967

Director Stanley Kramer
Guion William Rose
Fotografía Sam Leavitt
Música Frank De Vol
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. Color
Reparto Spencer Tracy, Katharine Hepburn, Sidney Poitier, Katharine Houghton, Cecil Kellaway, Roy E. Glenn, Virginia Christine, Isabel Sanford.
* Frank De Vol – The glory of love

“Sois dos seres maravillosos, que os habéis enamorado y que, en definitiva, sólo tenéis un simple problema de pigmentación”

Elocuente, benévola y copiosamente divulgada comedia dramática de agudo perfil romántico y significativo trasfondo humanista, donde una joven rubia de clase acomodada de San Francisco ponía a prueba la presunta tolerancia liberal y progresista de sus padres anunciándoles su decidida intención de contraer matrimonio con una altivo médico de raza negra, de quien se enamoró hace diez días y en tan solo veinte minutos. Aunque el paso de los años ya se ha ocupado en deslucir un tanto su alegórica carga de moralina, la película perdura como una agradable soflama integracionista contra la endémica discriminación étnica y clasista, en cierto modo precursora en ponderar las virtudes del matrimonio interracial (entonces todavía ilegal en diecisiete estados de la nación), que supuso la última colaboración cinematográfica de la mítica pareja protagonista y la postrera voluntad actoral del gran Spencer Tracy (inolvidable en su emotivo discurso final), que, tras afrontar el rodaje ya gravemente enfermo, falleció en poco más de dos semanas después de finalizar el mismo.

Otras películas sobre parejas afectadas por un simple problema de PIGMENTACIÓN

Todos nos llamamos Alí – Rainer W. Fassbinder (1974)
La masai blanca – Hermine Huntgeburth (2005)
Loving – Jeff Nichols (2016)

JUICIO (Vencedores o vencidos)

Discusión judicial y actual entre partes, y sometido al conocimiento de un tribunal de justicia. Esto presupone la existencia de una controversia o conflicto de interés, es decir, la sustentación de derechos e intereses contradictorios o contrapuestos a lo defendido por la parte contraria, y que la perjudican (…) El juicio oral es el periodo decisivo del proceso penal en que, después de concluido el sumario, se practican directamente las pruebas y alegaciones ante el tribunal sentenciador, son juicios concentrados, de inmediación judicial con actuación pública de todas las partes e intervención directa y constante de juez, que se llevan en forma oral. Reciben este nombre en contraposición a los juicios escritos, y están regidos por una serie de principios propios. (Wikipedia)

“Me encantan los juicios por asesinato, los juicios importantes en los que hay una vida en juego y la presión es tan enorme que se respira en el ambiente. Cuando la sala está abarrotada y se toman grandes medidas de seguridad. Donde la mitad del público odia al acusado y a sus abogados y la otra mitad reza para que se salve”
John Grisham (1955-) Escritor estadounidense

VENCEDORES O VENCIDOS (Judgment at Núremberg) – 1961

juicio

Director Stanley Kramer
Guión Abby Mann
Fotografía Ernest Laszlo
Música Ernest Gold
Producción United Artists
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 178m. B/N
Reparto Spencer Tracy, Burt Lancaster, Richard Widmark, Montgomery Clift, Ed Binns, Judy Garland, Maximilian Schell, Marlene Dietrich.
* Ernest Gold – Tea time in Berlin

“Ante los pueblos del mundo, permítanme ustedes que proclame en nuestro fallo aquello que defendemos: justicia, verdad y el respeto que merece el ser humano”

Personaje de intachable conducta humanista y decidido valedor del liberalismo, Stanley Kramer ha inscrito su nombre en la historia cinematográfica mucho más por su vasta y perentoria labor como productor que por su gris incursión en el campo de la realización de largometrajes, en su mayoría, caracterizados por el maniqueísmo con el que se implicaba en cuestiones eminentemente trascendentales. Sin lugar a dudas, el mejor de todos ellos lo hallamos en esta competente adaptación de la obra teatral que Abby Mann escribió con fines televisivos sobre uno de los trece procesos judiciales practicados en 1945 en la ciudad de Nuremberg contra los causantes de la ignominiosa y aberrante barbarie nazi, de la que se reproducían impactantes escenas documentales de los campos de exterminio. El cineasta neoyorquino no supo sacar el máximo partido del desgarrador material dramático que tuvo entre manos pero logró extraer las ineludibles vías de reflexión que demandaba gracias a las generosas cotas de compromiso contenidas en los testimonios glosados por un estelar conjunto de intérpretes.

Otras películas que reproducen un JUICIO ORAL

Testigo de cargo – Billy Wilder (1957)
Anatomía de un asesinato – Otto Preminger (1959)
Veredicto final – Sidney Lumet (1982)