Sidney Poitier

PIZARRA (Semilla de maldad)

Placa de pizarra oscura y pulimentada o de otro material convenientemente tratado, que se usa para escribir o dibujar cuando es necesario que lo vea un conjunto de personas, como en las aulas, en una reunión, etc. Para escribir o dibujar se utiliza tiza o ciertos rotuladores que permiten borrar en seco. (google.es)

“La pintura es la gran pizarra de la historia”
Francisco Umbral (1932-2007) Poeta, periodista, novelista, biógrafo y ensayista español.

SEMILLA DE MALDAD (Blakboard jungle) – 1955

Director Richard Brooks
Guión Richard Brooks
Fotografía Russell Harlan
Música Charles Wolcott
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 101m. B/N
Reparto Glenn Ford, Anne Francis, Louis Calhern, Sidney Poitier, John Hoyt, Vic Morrow, Margaret Hayes, Richard Kiley, Paul Mazursky.
* Bill Haley & his Comets – Rock around the clock

“¿Qué objeto tiene enseñar si a los chicos no les importa que se les eduque?”

Aparente melodrama social, basado en la novela homónima de Evan Hunter, que merece ser evocado al menos por dos razones de vital importancia: en primer lugar, prevalece su honorífica condición de pionero en integrar a una banda sonora cinematográfica temas de rock ‘n’ roll y, por otro lado, despunta como una de las producciones impulsoras de ese recalcitrante subgénero destinado a revelar los problemas de delincuencia juvenil e integración racial que surgen en el ámbito educacional estadounidense. Los conflictos pedagógicos y familiares de un paciente profesor (estupendo Glenn Ford) empleado en un centro docente de suburbio neoyorquino eran utilizados para denunciar con verdadero arrojo el improcedente sistema académico norteamericano y, de paso, para analizar las causas que arrastraban a los jóvenes a la violencia y al fiasco escolar. La firmeza, seriedad y virulencia con que fueron tratadas tales reflexiones provocaron una abierta polémica que culminó con el veto de la embajadora de EEUU en Italia al ser presentada la película en el festival de Venecia.

Otras películas donde adquiere protagonismo la presencia de una PIZARRA

El indomable Will Hunting – Gus Van Sant (1997)
Ni uno menos – Zhang Yimou (1999)
La pizarra – Samira Makhmalbaf (2000)

BOCHORNO (En el calor de la noche)

1. Aire caliente que se levanta en verano.
2. Calor sofocante.
3. Sofocación del rostro por el excesivo calor.
4. Rubor causado por algo que ofende o avergüenza.
http://www.wordreference.com/definicion/bochorno

“Podéis contar conmigo y con mi lealtad de hombre y de político que está convencido de que hoy muere todo un pasado de bochorno, y que desea sinceramente que Catalunya marche a la cabeza de los países más adelantados en materia social”
Lluís Companys (1882-1940) Abogado y político español de ideología catalanista e independentista

EN EL CALOR DE LA NOCHE (In the heat of the night) – 1967

heat

Director Norman Jewison
Guión Stirling Silliphant
Fotografía Haskel Wexler
Música Quincy Jones
Producción The Mirisch Corporation/United Artists
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 104m. Color
Reparto Sidney Poitier, Rod Steiger, Warren Oates, Quentin Dean, James Patterson, Lee Grant, Scott Wilson, Larry Gates, Beth Richards.

“Pero Dios mío, ¿qué clase de personas son ustedes?, ¿Qué clase de lugar es éste?”

Hollywood asumió una postura liberal políticamente decorosa aunque irresoluta al presentar este perspicaz alegato en favor de la integración racial, basado en la novela Heat de John Ball, que, gracias a una atmósfera de convincente viscosidad y unas soberbias interpretaciones, persiste en la actualidad como uno de los trabajos más reputados del habitualmente poco inspirado Jewison. A propósito de un turbio asesinato y su pertinente investigación a cargo de dos antagónicos policías, un descreído e impetuoso sheriff y un competente e íntegro detective negro especializado en homicidios, de nombre Virgil Tibbs, el film ofrecía un preciso e implacable dibujo del degenerado, receloso e ignorante contexto social del profundo sur estadounidense, así como del bochornoso fanatismo racista que en éste se alojaba. Su inesperado exitazo comercial propició dos secuelas menores, ambientadas en San Francisco y con el mismo Poitier como protagonista, AHORA ME LLAMAN MR. TIBBS (1970) y EL INSPECTOR TIBBS CONTRA LA ORGANIZACIÓN (1971), e, incluso, inspiró una serie televisiva dos décadas después de su realización (1988-1995).

Otras películas con BOCHORNO

Tarde de perros – Sidney Lumet (1975)
Fuego en el cuerpo – Lawrence Kasdan (1981)
La ley del deseo – Pedro Almodóvar (1987)