Día: abril 1, 2015

MUÑECA (Tamaño natural)

Juguete que imita la apariencia de una mujer (…) Suele destinarse al entretenimiento de las niñas. Las muñecas pueden fabricarse con todo tipo de materiales, desde plástico hasta madera pasando por cerámica y papel. (definicion.de)
Una muñeca hinchable es un tipo de juguete sexual que emula el tamaño y forma del cuerpo de una pareja sexual usualmente de forma humana (casi siempre con características femeninas; también las hay con características masculinas o con otras características, por ejemplo alienígena) para actos sexuales simulados y como asistente durante la masturbación. (Wikipedia)

“Me convertí en un niño delante de una muñeca que cierra los ojos cuando se le acuesta. Me convertí en un niño delante de una muñeca que dice Mamá cuando se la toca” (canción Je me suis fait tout petit)
Georges Brassens (1921-1981) Cantautor francés

TAMAÑO NATURAL (Grandeur nature) – 1973

tamaño

Director Luis García Berlanga
Guión Luis García Berlanga y Rafael Azcona
Fotografía Alan Derobe
Música Maurice Jarre
Producción Uranus Productions/Les Productions Fox/Europa/Jet Films/Verona Produzione
Nacionalidad Francia/ España/ Italia
Duración 101m. Color
Reparto Michel Piccoli, Rada Rassimov, Queta Claver, Michel Aumont, Julieta Serrano, Manuel Alexandre, Amparo Soler Leal, Agustín González.

“Un buen culo es más relevante que todas las ideologías”

Buscando la libertad creativa que se le negaba en su país natal, por entonces sumido en las postrimerías de la dictadura franquista, Berlanga recaló en Francia para plasmar en imágenes este provocativo y arriesgado esquema argumental en torno al anómalo e insostenible vínculo sentimental que un odontólogo parisino sostenía con una dócil muñeca hinchable, cuya fabricación fue por cierto supervisada por el mismísimo Alexandre Trauner. Las reconocidas obsesiones erótico-fetichistas del realizador valenciano se acoplaron a la perfección a la misógina y sacrílega causticidad azconiana hasta engendrar una tragicomedia de carácter intimista, donde, a partir de una puesta en escena que fluctuaba entre la extravagancia y el patetismo con pasmosa fluidez, proponía una aguda reflexión sobre la incomunicación del ser humano y su eterna incapacidad para satisfacer los lazos afectivos. Enorme actuación de Piccoli para un film adelantado a su tiempo que llegó a ser repudiado por grupos feministas e, incluso, estrenado en Londres como un producto meramente pornográfico.

Otras películas sobre MUÑECAS HINCHABLES

No es bueno que el hombre esté solo – Pedro Olea (1973)
Lars y una chica de verdad – Craig Gillespie (2007)
Air doll – Hirokazu Koreeda (2009)