Mes: julio 2014

COMISARÍA (Brigada 21)

Edificio de carácter permanente utilizado como cuartel general u oficina de policía (…) Las comisarías normalmente están repartidas a lo largo del territorio mediante una distribución geográfica por distritos, estando cada una al cargo de la seguridad ciudadana de su zona. Normalmente, este tipo de edificios contienen oficinas, distintos servicios, comodidades para su personal y lugares de estacionamiento para los vehículos oficiales. También pueden contener calabozos temporales para los detenidos y salas de interrogatorio. (Wikipedia)

“Si alguien concibe que una carnicería semejante puede servir de soporte a un arte, ya está preparado para admitir que la verdad puede ser extraída mediante la tortura en el sótano de una comisaría; si se admite que la belleza puede surgir de la sangre derramada, aunque ésta se inflija a un animal, es que uno ya tiene justificado en el corazón todo tipo de violencia”
Manuel Vicent (1936-) Escritor, periodista, articulista y galerista de arte español

BRIGADA 21 (Detective story) – 1951

brigada

Director William Wyler
Guión Philip Yordan y Robert Wyler
Fotografía Lee Garmes
Música Victor Young
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 103m. B/N
Reparto Kirk Douglas, Eleanor Parker, William Bendix, Cathy O’Donnell, George MacReady, Lee Grant, Horace McMahon, Gladys George.

“¿Crees que estás en el lado de los ángeles? No lo estás, ni siquiera sabes lo que es el perdón humano en tu propia naturaleza”

Apasionada e inflexible adaptación de la exitosa pieza teatral homónima de Sidney Kingsley, en la que se nos revelaba el profuso estado de ansiedad e intransigencia que se respiraba en las grandes ciudades norteamericanas a través de la narración firme, precisa y conmovedoramente realista de una convulsa jornada laboral en la comisaría de policía 21 de Nueva York. La impetuosa y congruente resolución de diversas situaciones caracterizadas por su complejidad dramática y marcado carácter emocional transcurridas en ese único escenario, con especial preponderancia por la cruzada particular que un compulsivo e irrefrenable detective mantiene contra un médico sin escrúpulos, servían para abordar con cierta desaprobación de índole moralista temas tan candentes como el aborto, la reinserción o la censura de una metodología criminal sustentada en la violencia, el odio o la venganza. Sensacional dirección del nunca suficientemente valorado William Wyler e inmejorables interpretaciones, encabezadas por un convincente e incluso histriónicamente comedido Kirk Douglas.

Otras películas ambientadas en una COMISARÍA

El asesino – Elio Petri (1961)
Asalto a la comisaría del distrito 13 – John Carpenter (1976)
Ley 627 – Bertrand Tavernier (1992)

ACTIVISMO (Los tiempos de Harvey Milk)

Dedicación intensa a una dada línea de acción en la vida pública, ya sea en el campo social, político o religioso (…) La prensa, a veces, usa el término activismo como sinónimo de manifestación o protesta. En las ciencias políticas también puede ser sinónimo de militancia, particularmente, para una causa (…) El Diccionario de la Lengua Española define activista como el «militante de un movimiento social, de una organización sindical o de un partido político que interviene activamente en la propaganda y el proselitismo de sus ideas». (Wikipedia)

“Las cosas que son importantes para mí -ser madre, ser empresaria y activista- son cosas que surgen gracias a una enorme pasión”
Elizabeth Taylor (1932-2011) Actriz británica-estadounidense de cine, teatro y televisión

LOS TIEMPOS DE HARVEY MILK (The times of Harvey Milk) – 1984

harvey

Director Rob Epstein
Guión Judith Coburn y Carter Wilson
Fotografía Frances Reid
Música Mark Isham
Producción Black Sand Productions/Pacific Arts
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 90m. Color

“Tenéis que elegir a personas gays para que ese joven y los miles y miles como él sepan que hay esperanza de que exista un mundo mejor, que hay esperanza para un mañana mejor. Si no hay esperanza, los gays, los negros, los asiáticos, los minusválidos, los ancianos, nosotros… sin esperanza, claudicaremos. Yo sé que no se puede vivir de esperanza solamente, pero sin ella la vida no merece la pena”

Absorbente crónica documental acerca del turbulento clima político y social anidado a principios de los setenta en la ciudad de San Francisco, que concluyó con el irracional asesinato del alcalde George Moscone y el concejal Harvey Milk a manos de su excompañero de municipio Dan White. Más allá del minucioso relato de unos hechos tan impugnables como cruciales para la ciudadanía estadounidense, que ponían en absoluta tela de juicio su receloso e intolerante sistema de valores, el film revierte mediante imágenes de archivo y entrevistas con privilegiados testigos de lo acontecido en la auténtica, honesta y conmovedora historia del personaje al que alude su título: un ser luchador y carismático, activista pero humanitario, cuyo honor en ser el primer político homosexual en la historia de la ciudad lo propulsó a convertirse también en el principal mártir del instinto “anti-gay” y en uno de los grandes iconos de la intransigencia nacional. Bonita música de Isham para una cinta que no ha perdido ni un ápice de validez, significación y resonancia, a la vez que conforma el complemento perfecto al vigoroso biopic firmado por Gus Van Sant y protagonizado por Sean Penn, MI NOMBRE ES HARVEY MILK (2008).

Otras películas sobre ACTIVISMO

Eros y masacre – Yoshishige Yoshida (1969)
Rojos – Warren Beatty (1981)
La vida de David Gale – Alan Parker (2003)

PARACAIDISMO (Los temerarios del aire)

Técnica de lanzamiento de seres humanos u objetos desde cierta altura usando un paracaídas para amortiguar el impacto, que puede realizarse desde cualquier aeronave como avión, helicóptero o globo aerostático, u objetos fijos como montañas, edificios, puentes y antenas (…) Fines recreativos o deportivos: en este caso, durante la caída libre, antes de abrir el paracaídas, los paracaidistas “vuelan” de forma relativa, aunque siempre continúan cayendo; esto divide la actividad en dos modalidades totalmente distintas: la caída libre y el vuelo con paracaídas. Está considerado dentro de los Deportes aeronáuticos y reconocido por el Comité Olímpico Internacional. Es un deporte no convencional y la mayoría de las modalidades se practican en competición regulada mundialmente por la Federación Aeronáutica Internacional. (Wikipedia)

“Los paracaidistas son los únicos militares que ascienden gracias a los descensos”
Jaume Perich (1941-1995) Escritor, dibujante y humorista español

LOS TEMERARIOS DEL AIRE (The gypsy moths) – 1969

aire

Director John Frankenheimer
Guion William Hanley
Fotografía Philip Lathrop
Música Elmer Bernstein
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 106m. Color
Reparto Burt Lancaster, Deborah Kerr, Gene Hackman, Scott Wilson, Bonnie Bedelia, Sheree North, William Windom, John Napier.

“¿Es usted de esa clase de hombres que siempre tienen una buena razón para hacer todo lo que hacen?”

Una de las películas más sinceras e introspectivas de John Frankenheimer la encontramos en esta valiosa adaptación de la novela homónima de James Drought, donde se narraba de forma tan briosa como lapidaria los avatares intimistas y profesionales de un trío de pilotos aéreos dedicados a exponer sus vidas de pueblo en pueblo con un espectáculo de paracaidismo acrobático. Más allá de sus hermosas e inquietas escenas de caída libre, este insólito melodrama sobresale por el matiz entre nostálgico y crítico con el que captaba la rutina costumbrista del Medio Oeste y, sobre todo, por el indisoluble poso de amargura que dejaba la descorazonadora disquisición psicológica de sus personajes; en su mayoría seres erráticos, vacíos y taciturnos, habituados a convivir con sus frustraciones y sus desarreglos afectivos. Gran parte del vigor y la sobriedad que rezuma el relato hay que atribuírselo a un espléndido trabajo actoral comandado por el impertérrito Burt Lancaster, en su quinta y última colaboración con este aventajado representante de la denominada “generación de la televisión”.

Otras películas sobre PARACAIDISMO

Locos del aire – Norman Taurog (1952)
Comando paracaidista – William Witney (1959)
Velocidad terminal – Deran Sarafian (1994)

RUINAS (Alemania, año cero)

Ruina 1- Pérdida grande de bienes o de dinero. 2- Destrucción o caída que altera el curso normal de algo. 3- Causa de esa destrucción, caída o perdición. http://es.thefreedictionary.com/ruina
El término ruinas es usado para describir castillos y los restos de arquitectura humana, estructuras que alguna vez fueron un todo, pero que se han derruido parcial o completamente debido a la carencia de mantenimiento o a los actos deliberados de destrucción. Los desastres naturales, las guerras y la despoblación, son las causas más comunes que llevan a una edificación a las ruinas. http://es.wikipedia.org/wiki/Ruinas

“La vida es un montón de insignificantes e irónicas ruinas”
Pier Paolo Pasolini (1922-1975) Escritor, poeta y director de cine italiano

ALEMANIA, AÑO CERO (Germania anno zero) – 1947

año

Director Roberto Rossellini
Guión Roberto Rossellini, Carlo Lizzani y Max Colpet
Fotografía Robert Juillard
Música Renzo Rossellini
Producción Tevere Film/Safdi/UGC
Nacionalidad Italia/ Alemania/ Francia
Duración 78m. B/N
Reparto Edmund Meschke, Ernst Pittschau, Ingetraud Hinzf, Franz Grüger, Erich Gühne, Heidi Blänker, Barbara Hintz, Alexandra Manys.

“La vida es como es. Hay que afrontarla con valentía. ¿Temes que muera tu padre? Aprende de la naturaleza. Los débiles son eliminados por los fuertes. A veces es necesario sacrificar a los débiles. Es una ley de la que ni los hombres pueden huir. Es una derrota y se trata de sobrevivir”

Rossellini visitó el derruido Berlín de la posguerra para ofrecer este documento conmovedor, directo y objetivo de la cruda supervivencia que tenía que afrontar un pueblo moralmente desahuciado, en el que la miseria, la vergüenza y el fanatismo del todavía resistente pensamiento nazi dominaban su sórdida vida cotidiana. A través de las lacerantes vivencias y sensaciones que acumula en este severo entorno un desconcertado e ingenuo joven ario de doce años, el film trazaba un cuadro costumbrista tan sereno como escalofriante, que, más allá de constatar de forma testimonial la triste realidad del momento, escarbaba profundamente en las denigrantes e insalvables secuelas que comporta todo régimen totalitarista. Colofón a la insigne trilogía neorrealista del maestro italiano sobre la 2ª Guerra Mundial, completada con ROMA, CIUDAD ABIERTA (1945) y PAISÀ (1946), y dedicada a su hijo Romano que falleció por aquellas fechas, vinculaba su desnudez psicológica a una sensación de veracidad conferida por su imperfección plástica y por la frescura de sus intérpretes, en su mayoría actores no profesionales.

Otras películas sobre RUINAS

Berlín Occidente – Billy Wilder (1948)
Saqueo al sol – John Farrow (1953)
El pianista – Roman Polanski (2002)

TELERREALIDAD (El show de Truman)

Los programas de telerrealidad (en inglés ‘reality show’) son un género televisivo en el cual se muestra lo que le ocurre a personas reales, en contraposición con las emisiones de ficción donde se muestra lo que le ocurre a personajes ficticios (personajes interpretados por actores, de ahí, su efecto de realidad). http://es.wikipedia.org/wiki/Telerrealidad

“El único invento televisivo que ha irrumpido en nuestras vidas es la telerrealidad (…) Ha supuesto toda una revolución porque los protagonistas de la trama son personas asequibles como nosotros, puede ser la pareja que vive al lado, y ha democratizado las historias porque ahora cualquiera puede hacerse famoso en quince días. Esto no ha hecho más que empezar…”
Jordi González (1962-) Periodista y presentador de radio y televisión español

EL SHOW DE TRUMAN (The Truman show) – 1998

truman

Director Peter Weir
Guión Andrew Niccol
Fotografía Peter Biziou
Música Burkhard Dallwitz
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 102m. Color
Reparto Jim Carrey, Laura Linney, Noah Emmerich, Natascha McElhone, Holland Taylor, Brian Delate, Peter Krause, Muriel Moore, Mal Jones.

“¿No has pensado nunca, Marlon, que tu vida ha sido conducida en cierta dirección?”

En uno de los mejores largometrajes de su fructífero período norteamericano, Weir perpetró una cáustica metáfora social sobre el alienador universo mediático y la perniciosa e impúdica influencia que éste puede ocasionar en sus participantes e incondicionales. Aunque el poder de su hiperbólica y visionaria entelequia haya sido parcialmente vencido por la vigente telerrealidad, la historia de un ciudadano afable, cándido y aparentemente venturoso cuya fraudulenta existencia sólo sirve para atenuar la insaciable y estúpida curiosidad de la audiencia aparece todavía hoy como una panorámica de la humanidad poco menos que apocalíptica, aunque, en el fondo, encierra en la figura y el proceder de su protagonista una saludable declaración de principios en favor de la libertad. El realizador australiano, arropado por unos recursos técnicos formidables, aplicó su contrastado talento narrativo al magnífico guión de Andrew Niccol e incluso tuvo la satisfacción de salir parcialmente airoso de un auténtico desafio profesional: lograr que la actuación de su histriónico protagonista resultara mínimamente digerible.

Otras películas sobre la TELERREALIDAD

[*REC] – J.Balagueró y P.Plaza (2007)
Los juegos del hambre – Gary Ross (2012)
Reality – Matteo Garrone (2012)