Mes: junio 2013

IDILIO (Tú y yo)

La palabra idilio se emplea con recurrencia cuando se quiere dar cuenta de aquella relación amorosa romántica e intensa que viven dos individuos, por tanto, es que al idilio se lo concibe como una situación perfecta e ideal de la pareja que lo está experimentando. (definicionabc.com)

«Amarse a sí mismo es el comienzo de un idilio que durará toda la vida»
Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo, escritor y poeta irlandés

TÚ Y YO (An affair to remember) – 1957

1957. Tu y yo

Director Leo McCarey
Guion Leo McCarey, Delmer Daves y Donald Odgen Stewart
Fotografía Milton Krasner
Música Hugo Friedhofer
Producción 20th Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 119m. Color
Reparto Cary Grant, Deborah Kerr, Cathleen Nesbitt, Richard Denning, Neva Patterson, Charles Watts, Fortunio Bonanova, Louis Mercier.

«Yo tuve la culpa de todo, estaba mirando arriba. En lo más cerca del cielo… estabas tú»

No pudo disponer McCarey de una pareja interpretativa más solvente y glamourosa para recomponer la romántica historia del azaroso idilio alumbrado bajo el fulgor de un crucero de lujo entre un frustrado pintor con aureola de playboy y una excantante de club nocturno, poco antes de sucumbir ambos a un proyecto conyugal confortable y acorde a la cultura del capitalismo. El eminente realizador no sólo superó la exitosa versión de 1939 sino que alcanzó una de las cimas del melodrama clásico al amoldar una puesta en escena minuciosa y refinada, que, por un lado, explotaba la elegante socarronería de Cary Grant en un primer segmento a modo de sofisticada comedia, y, por otro, realzaba las distinguidas cualidades dramáticas de Deborah Kerr en una prodigiosa exposición de sentimientos lacerados y anhelantes. Un delicado análisis de las relaciones de pareja, enaltecido con una exquisita fotografía en Cinemascope, que contenía momentos tan sublimes como el beso fuera de campo en la cubierta del barco, la idílica escala en Villefranche o el apoteósico climax de su lacrimógeno desenlace.

Otras películas que narran la historia de un IDILIO

Hiroshima, mi amor – Alain Resnais (1959)
Memorias de Africa – Sidney Pollack (1985)
Los puentes de Madison – Clint Eastwood (1995)

VERBORREA (Martín ‘Hache’)

Facilidad y manejo de la oratoria (…) Uso excesivo y crónico de la reiteración al hablar.  (wiktionary.org)

«Estoy tratando de hacer algo por el futuro de la música americana, que hoy en día no tiene ninguna clase y no es más que verborrea bárbara»
Jerome Kern (1885-1945) Compositor estadounidense

MARTÍN (HACHE) (Martín ‘Hache’) – 1997

Martín Hache

Director Adolfo Aristarain
Guion Adolfo Aristarain y Kathy Saavedra
Fotografía Porfirio Enríquez
Música Fito Páez
Producción Tornasol Films/Adolfo Aristarain
Nacionalidad Argentina/ España
Reparto Federico Luppi, Juan Diego Botto, Eusebio Poncela, Cecilia Roth, Sancho Gracia, Ana María Picchio, Angel Amorós, Esther Herrera.
* Fito Páez – Ciudad de pobres corazones

«Buscar razones para vivir es una buena razón para seguir viviendo, y si no las hay, hay que inventárselas»

Adolfo Aristarain persistió en su particular crítica a la intransigente e individualista sociedad contemporánea con esta terapéutica apelación a la necesidad de preservar el deseo y la esperanza, que, bajo una apariencia espontánea y humilde, escondía una calculadora y profunda reflexión sobre la complejidad e inconsistencia de las relaciones humanas. Las fricciones afectivo/generacionales que surgen entre un huraño y egocéntrico realizador de cine argentino, su efusiva e insegura consorte, un epicúreo actor homosexual amigo de ambos y el desorientado hijo del primero, ante la visita a Madrid desde Buenos Aires de este último después de superar una sobredosis de estupefacientes, servían como pretexto para tratar sin tapujos un sinfín de temas tan movedizos y trascendentales como el dudoso control sobre las drogas, la paternidad desatendida, el desarraigo existencial de la juventud, el inevitable dolor en el que deriva una pasión arrolladora, el temor al compromiso sentimental o la añoranza del exiliado por su tierra natal. Descarnadas, verborreicas y emotivas actuaciones, fruto de una dirección dramática magistral.

Otras películas rebosantes de VERBORREA

El fuego y la palabra – Richard Brooks (1960)
Primera plana – Billy Wilder (1974)
Delitos y faltas – Woody Allen (1989)

ADULTERIO (Señoras y señores)

Unión sexual de dos personas cuando uno o ambos están casados con otra persona. A través de los siglos, en diversas culturas, el adulterio ha sido moralmente censurado y hasta penado, considerándoselo un delito, pero esto no ha impedido que muchas personas lo practiquen. Tradicionalmente, ha sido más tolerado y socialmente aceptado en los hombres que en las mujeres, las cuales, según la época o la nación en la cual hayan vivido, han sido severamente reprimidas, incluida la pena capital, ya se demostrara o no su culpabilidad. (Wikipedia)

«El adulterio es la única circunstancia humana en la que las acciones de una persona sirven a dar el título a otra persona»
Pino Caruso (1934-) Actor y escritor italiano

SEÑORAS Y SEÑORES (Signore e signori) – 1966

SEÑORAS

Director Pietro Germi
Guión Pietro Germi, Furio Scarpelli y Luziano Vincenzoni
Fotografía Aiace Parolin
Música Carlo Rustichelli
Produccción Dear Film/Les Films du Siècle/R.P.A.
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 118m. B/N
Reparto Virna Lisi, Gastone Moschin, Nora Ricci, Alberto Lionello, Franco Fabrizi, Olga Villi, Beba Loncar, Aldo Puglisi.

«Si quiere tener una amante, téngala. ¡Pero disimule, no lo ostente, no provoque!»

Una de las últimas joyas adscritas a la nueva comedia italiana de los sesenta, consignada a propagar los tics de la burguesía del «miracolo» económico y contraponerlos a la estrechez de miras provinciana, que recurría a tres episodios localizados en la ciudad de Treviso y estructurados con personajes comunes para hurgar en el tema del adulterio y las malévolas e hipócritas apariencias que se ciernen a su alrededor. Tras un primer segmento de pasiones desatadas y diálogos vertiginosos, destinado a presentar a una acomodada fauna de cornudos consentidos y traidores sin escrúpulos, Pietro Germi acrecentaba su sátira social y arremetía con inclemencia contra los poderes fácticos locales en los otros capítulos que narraban, respectivamente, el frustrado romance entre un cohibido contable del Banco Católico y la guapa cajera de un bar, y, el usufructo sexual que de una campesina menor de edad perpetran seis miembros de la disoluta cuadrilla de amigos, posteriormente denunciados por el deshonrado padre. Una sátira costumbrista muy bien dialogada e interpretada.

Otras películas sobre el ADULTERIO

Un extraño en mi vida – Richard Quine (1960)
Encuentros privados – Liv Ullmann (1996)
Brokeback mountain – Ang Lee (2005)

ADICCIÓN (Réquiem por un sueño)

Enfermedad física y psicoemocional, según la Organización Mundial de la Salud. En el sentido tradicional es una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación causada por la satisfacción que ésta causa a la persona. Está conformada por los deseos que consumen los pensamientos y comportamientos (síndrome de abstinencia) del adicto, y éstos actúan en aquellas actividades diseñadas para conseguir la sensación o efecto deseado y/o para comprometerse en la actividad deseada (comportamientos adictivos). (Wikipedia)

«La adicción nunca debería ser tratada como un delito. Debe ser abordada como un problema de salud»
Ralph Nader (1934-) Activista y abogado estadounidense

REQUIEM POR UN SUEÑO (Requiem for a dream) – 2000

2000. Requiem por un sueño

Director Darren Aronofsky
Guion Darren Aronofsky y Hubert Selby Jr.
Fotografía Matthew Libatique
Música Clint Mansell
Producción Artisan Enterteinment/Thousand Words
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 102m. Color
Reparto Ellen Burstyn, Jared Leto, Jennifer Connelly, Marlon Wayans, Louise Lasser, Keith David, Christopher McDonald, Michael Kaycheck.

«Es un motivo para levantarme por la mañana, un motivo para perder peso, para ponerme el vestido rojo… y es un motivo para sonreír. Convierte el mañana en algo positivo. ¿Qué tengo yo Harry? ¿Por qué debo seguir haciendo la cama y lavando los platos? Lo hago, ¿pero por qué debo seguir haciéndolo?»

Revelado a nivel internacional gracias a un ingenioso y revolucionario thriller pseudo-fantástico, PI, FE EN EL CAOS (1998), su ópera prima, Darren Aronofsky porfió en la demostración de su talento como cineasta al incomodar nuestra conciencia con esta arriesgada y tremendista adaptación de la novela que Hubert Selby Jr. trazó sobre los diferentes tipos de adicciones que vulneran sin piedad el bienestar de la sociedad de consumo. Así pues, reemplazando las calles del Bronx del relato original por el Coney Island de su infancia, el joven realizador describía de forma paralela la paulatina rendición psíquica y fisiológica de tres jóvenes vinculados al tráfico de estupefacientes y la viuda ama de casa y madre de uno de ellos (pasmosa composición de Ellen Burstyn), entregada sin mesura al consumo de bazofia televisiva y anfetaminas para adelgazar. Filmada con un estilo cínico y deliberadamente desaseado, perfeccionaba su sobrecogedora crudeza con modernas técnicas digitales, especialmente visibles en la dilatación de las pupilas tras el efecto de la heroína, y un convulsivo montaje musical.

Otras películas sobre ADICCIONES

Días sin huella – Billy Wilder (1945)
Días de vino y rosas – Blake Edwards (1962)
Trainspotting – Danny Boyle (1996)

VOYEURISMO (No amarás)

Conducta que puede llegar a ser parafílica, caracterizada por la contemplación de personas desnudas o realizando algún tipo de actividad sexual con el objetivo de conseguir una excitación sexual (delectación voyeurista). (Wikipedia)

«El voyeur es un masturbador, el espejo su insignia, la ventana su presa»
Jim Morrison (1943-1971) Poeta, compositor y cantante estadounidense

NO AMARÁS (Krótki film o milosci) – 1988

1988. No amarás

Director Krzysztof Kieslowski
Guion Kryzsztof Kieslowski y Krzysztof Piesiewicz
Fotografía Witold Adamek
Música Zbigniew Preisner
Producción Zespol Filmowy «Tor»
Nacionalidad Polonia
Duración 87m. Color
Reparto Grazyna Szaplowska, Olaf Lubaszenko, Stefania Iwinska, Piotr Machalica, Atur Barcis, Stanislaw Gawlik, Miroslava Chojanacka.

«Las personas lloran por varias razones, cuando alguien se muere, cuando les abandonan, cuando… ya no pueden soportarlo más»

Ampliación a largometraje del sexto de los diez episodios de media duración que Kieslowski realizó para la televisión polaca, inequívocamente el mayor legado creativo de su truncada filmografía, usufructando los mandamientos de la ley de Dios desde su confeso agnosticismo como vínculo inspirador para analizar los prejuicios, miedos y frustraciones que subvierten las relaciones humanas. Ubicada en el mismo bloque de apartamentos del barrio varsoviano de Stowski donde ambientó todo este DECÁLOGO e impregnada del absorbente infortunio existencialista propio del mismo (tergiversado, por cierto, en una última entrega de carácter festivo) describía en un crescendo dramático de sugerente austeridad dialéctica el obsesivo enamoramiento vouyerista que padece un retraído e inmaduro empleado de correos por una desengañada y promiscua vecina treinteañera. Reflexión sensible, desesperanzada y ausente de toda exhortación moral sobre la soledad y el dolor vital ante el deseo irresoluto, de una preponderancia estética sin par y una gran dirección de actores.

Otras películas sobre VOYEURISMO

La ventana indiscreta – Alfred Hitchcock (1954)
El fotógrafo del pánico – Michael Powell (1960)
Monsieur Hire – Patrice Leconte (1989)