SENTIMIENTO (Un extraño en mi vida)

Estado de ánimo o disposición emocional hacia una cosa, un hecho o una persona. (google.es)

“El amor no es sólo un sentimiento. Es también un arte”
Honoré de Balzac (1799-1850) Novelista francés

UN EXTRAÑO EN MI VIDA (Strangers when we meet) – 1960

Director Richard Quine
Guión Evan Hunter
Fotografía Charles Lang Jr.
Música George Duning
Producción Bryna Productions/Richard Quine Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. Color
Reparto Kirk Douglas, Kim Novak, Ernie Kovacs, Barbara Rush, Walter Matthau, Virginia Bruce, Kent Smith, Helen Gallagher, John Bryant.

“¿Sabes lo que haría si viviésemos aquí? (…) Construiría un foso alrededor, para dejar al mundo entero fuera”

Romántico y aflictivo melodrama sobre la apasionada relación adúltera entre un reputado arquitecto y una atractiva e insatisfecha ama de casa del exclusivo barrio angelino de Bel Air, surgido en un período en el que Hollywood empezaba a mostrarse mucho más permisivo a la hora de discutir la intachable respetabilidad de la clase media, difundida bajo el concepto de “american way of life”. A través de una portentosa utilización de la cámara y una cautivadora fotografía en Cinemascope, Quine trazaba un cabal y desesperanzado análisis sobre la fragilidad de los sentimientos, en cuyo contexto parecían advertirse ciertas connotaciones autobiográficas relativas a la imposible historia de amor que mantuvo el infravalorado realizador de Detroit con su musa Kim Novak, quien, por cierto, nunca estuvo tan humana y subyugante al mismo tiempo. El film, basado en una novela homónima de Evan Hunter, sorteaba las secuencias de transición con abundantes elipsis, convirtiéndose en una obra directa, física y ciertamente conmovedora que acentuaba sin concesiones la idílica necesidad vital de desear y sentirse deseado.

Otras películas sobre la naturaleza frágil y voluble del SENTIMIENTO amoroso

Te querré siempre – Roberto Rossellini (1954)
El eclipse – Michelangelo Antonioni (1962)
La mujer de al lado – François Truffaut (1981)

6 comments

  1. Richard Quine es un cineasta que poco a poco vamos recuperando y reivindicando quienes amamos el cine y está claro que la presencia de su musa potenció su indiscutible talento. Siempre que leo algo sobre esta película no puedo evitar pensar que es uno de los títulos predilectos de Garci, tanto como su conocida devoción por John Ford. En fin, otra película sobre la naturaleza frágil y voluble del SENTIMIENTO amoroso que me viene a la memoria es ‘Diario íntimo de Adéle H.’, de Truffaut. Y tantas otras…

    Me gusta

    1. Comparto la admiración de Garci por esta película y, aún más, por la figura de John Ford. Me ha gustado mucho tu alternativa, pues se trata de un melodrama sublime que algún día aparecerá en este blog y dirigido por un cineasta que supo plasmar como pocos la fragilidad del sentimiento amoroso. Sirvan como ejemplo otros films inolvidables como “La piel suave“, “Jules y Jim” o “Las dos inglesas y el amor”. Un abrazo.

      Me gusta

    1. No me extraña que pienses en esa obra maestra de Kazan cuando hablemos de amores cinematográficos. Otra que propugna la fragilidad del amor podría ser la película de episodios “Bajo el sol”, donde se reproduce tres historias de amor prohibido entre croatas y serbios. Besos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s