Cecilia Roth

TEMPERAMENTO (Todo sobre mi madre)

1. Carácter o manera de ser de una persona.
2. Carácter fuerte, enérgico, firme y vivo de una persona.
(google.es)

“Era una mujer de poca inteligencia, más bien inculta y de temperamento desigual. Su meta en la vida era casar a sus hijas; su consuelo, las visitas y el cotilleo” (novela Orgullo y prejuicio)
Jane Austen (1775-1817) Novelista británica

TODO SOBRE MI MADRE (Todo sobre mi madre) – 1999

todo

Director Pedro Almodóvar
Guión Pedro Almodóvar
Fotografía Alfonso Beato
Música Alberto Iglesias
Producción El Deseo/Renn Productions/France 2 Cinéma
Nacionalidad España
Duración 97m. Color
Reparto Cecilia Roth, Maria Paredes, Penélope Cruz, Antonia San Juan, Candela Peña, Fernando Fernán-Gómez, Eloy Azorín, Rosa Mª Sardá.

“Cuesta mucho ser auténtica, señora, y en estas cosas no hay que ser rácana. Porque una es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma”

Por fin crítica y público de todo el mundo se rindieron de forma unánime al virtuosismo dramatúrgico, estilístico y visual del cineasta manchego, a su consumado talento como director de actrices o a su peculiar maestría para intercalar brochazos de extravagante sarcasmo con situaciones de un dramatismo folletinesco, desbocado y enternecedor. Una enfermera argentina asentada en Madrid (Cecilia Roth, en perceptible estado de gracia) viaja a Barcelona para encontrarse a sí misma, apaciguar el angustioso sufrimiento que arrastra por la muerte accidental de su hijo de diecisiete años y localizar al padre de éste, que la abandonó sin conocer su embarazo. A partir de tan sugerente planteamiento, Almodóvar configuraba con gran riqueza visual, descriptiva y dialéctica un tupido y emocionante tratado sobre la naturaleza y el temperamento de la mujer contemporánea, resaltando su autonomía, munificencia y vulnerabilidad mientras reflexionaba sobre el irreparable dolor que supone la pérdida de un vástago. Resaltar la magnífica banda sonora de Alberto Iglesias y los apasionados homenajes a Mankiewicz, Tennessee Williams o García Lorca, entre otros.

Otras películas que revelan el TEMPERAMENTO de la mujer en distintas épocas

La reina Cristina de Suecia – Rouben Mamoulian (1933) / Suecia, siglo XVII
Siete mujeres – John Ford (1966) / China, 1935
Carol – Todd Haynes (2015) / Nueva York, años 50

PERTENENCIA (Un lugar en el mundo)

Circunstancia de tener un vínculo con alguna cosa o persona hasta tal punto de considerarse en sujeción con ésta (…) En muchas ocasiones, la pertenencia suele generar una serie de sentimientos de enorme fortaleza (…) Así, por ejemplo, la pertenencia a una determinada comunidad, como puede ser un país o una provincia, puede sentirse con tanta profundidad que una existencia alejada por circunstancias laborales hace que la nueva convivencia se torne imposible. En este sentido es claro y evidente que la pertenencia suele tener tantas vinculaciones con lo afectivo y psicológico como con lo exteriormente visible. (Wikipedia)

“¿Una tarea urgente en las sociedades autoconsideradas “desarrolladas”?: Rescatar a los niños de ese falso mundo virtual en el que se les encierra a través de todo tipo de pantallas, y de su encierro entre las paredes de nuestro miedo a que les suceda algo en el exterior. Hay que derribar los muros con que los separamos de la Naturaleza. Basta ya de ocultarles su identidad, su pertenencia a la Tierra”
Víctor J. Hernández (- ) Naturalista, escritor, divulgador científico/ambiental y editor español

UN LUGAR EN EL MUNDO (Un lugar en el mundo) – 1992

Director Adolfo Aristarain
Guión Adolfo Aristarain y Alberto Lecchi
Fotografía Ricardo de Angelis
Música Emilio Kauderer
Producción Transmundo Films/Adolfo Aristarain-Osvaldo Papaleo-Mirna Rosales Prod./First Look Pictures
Nacionalidad Argentina/ España/ Uruguay
Duración 115m. Color
Reparto José Sacristán, Federico Luppi, Cecilia Roth, Leonor Benedetto, Rodolfo Ranni, Gastón Batyi, Hugo Arana, Juan José Ghisalberti.

“Me gustaría que me dijeras cómo hace uno para saber cuál es su lugar. Yo por ahora no lo tengo. Supongo que me voy a dar cuenta cuando esté en un lugar y no me pueda ir. Supongo que es así…”

Desatendiendo su especial pasión por el cine negro y amparándose en el universo del western como principal referente, Aristarain escribió, produjo y dirigió un nostálgico melodrama clasicista que le abrió de par en par las puertas del cine internacional (al igual que a su actor fetiche, Federico Luppi) y, que aún hoy, figura como uno de los productos más brillantes y personales de su filmografía. Ambientado en un ficticio pueblo de la pampa argentina, de nombre Valle Bermejo, evocaba en flashback el decisivo período de la adolescencia de un hombre junto a sus altruistas progenitores (dos militantes antiperonistas al frente de una cooperativa lanera) y la singular relación que todos ellos establecieron con un geólogo anarquista hispano-alemán. Apelando a la sencillez expresiva y a la intensidad emocional de sus conmovedoras interpretaciones, la película divulgaba una apología del sentido de pertenencia como fortalecimiento y progreso de nuestra identidad personal, del valor ético frente a cualquier prototipo ideológico, del respeto hacia la gente solidaria y predispuesta a creer y luchar por alcanzar un mundo utópico ante las amenazas y tropelías de las multinacionales o ciertos sistemas cacicales.

Otras películas tratan el sentimiento de PERTENENCIA

¡Qué verde era mi valle! – John Ford (1941)
Cuando el río crece – Mark Rydell (1984)
Leviatán – Andrei Zvyagintsev (2014)

GRABACIÓN (Arrebato)

1. Operación y resultado de grabar los sonidos, las imágenes o los datos informáticos mediante diversas técnicas.
2. Disco u otro soporte que contiene dicha operación.
(Larrouse Editorial)

“Nos escapamos de clase. Teníamos que huir de aquellos tontos. Aprendimos más en tres minutos de grabación, de lo que jamás aprendimos en la escuela” (canción No surrender)
Bruce Springsteen (1949-) Cantante, músico y compositor estadounidense

ARREBATO (Arrebato) – 1979

arrebato

Director Iván Zulueta
Guión Iván Zulueta
Fotografía Angel Luis Fernández
Música Iván Zulueta y Negativo
Producción Astiárraga P.C.
Nacionalidad España
Duración 102m. Color
Reparto Eusebio Poncela, Cecilia Roth, Will More, Marta Fernández Muro, Carmen Giralt, Helena Fernán Gómez.

“No es a mí a quien le gusta el cine, sino al cine a quien le gusto yo”

La intuitiva personalidad artística de Iván Zulueta, ingenioso pintor y diseñador gráfico, entró por derecho propio en la antología del cine contemporáneo español en el arranque del contexto social y creativo de la movida madrileña con esta compleja e inquietante parábola sobre el voraz riesgo que comporta la atracción desmedida, ya sea en el pernicioso mundo de la drogas o en el menos temerario de la ansiedad creativa. Utilizando como esquema argumental la profunda crisis de un joven director de cine y el enorme hechizo que le producen unas grabaciones, cuyo contenido parece revelar la misteriosa desaparición de su extraño remitente, se recapacitaba sobre la expresión cinematográfica y su vampirizadora concomitancia con la realidad a través de una puesta en escena de un abductor, compulsivo y alucinógeno poder de fascinación. Convertido hoy en día en un auténtico largometraje de culto, constituye una experiencia trascendental, hipnótica e inclasificable, embellecida por una notable fotografía e interpretada por un inspirado grupo de actores.

Otras películas en cuyo argumento ejerce una vital importancia alguna que otra GRABACIÓN

Carretera perdida – David Lynch (1997)
The ring (El circulo) – Hideo Nakata (1998)
Caché (Escondido) – Michael Haneke (2005)

VERBORREA (Martín ‘Hache’)

Facilidad y manejo de la oratoria (…) Uso excesivo y crónico de la reiteración al hablar. http://es.wiktionary.org/wiki/verborrea

“Estoy tratando de hacer algo por el futuro de la música americana, que hoy en día no tiene ninguna clase y no es más que verborrea bárbara”
Jerome Kern (1885-1945) Compositor estadounidense

MARTÍN (HACHE) (Martín ‘Hache’) – 1997

Martín Hache

Director Adolfo Aristarain
Guión Adolfo Aristarain y Kathy Saavedra
Fotografía Porfirio Enríquez
Música Fito Páez
Producción Tornasol Films/Adolfo Aristarain
Nacionalidad Argentina/ España
Reparto Federico Luppi, Juan Diego Botto, Eusebio Poncela, Cecilia Roth, Sancho Gracia, Ana María Picchio, Angel Amorós, Esther Herrera.

“Buscar razones para vivir es una buena razón para seguir viviendo, y si no las hay, hay que inventárselas”

Aristarain persistió en su particular crítica a la intransigente e individualista sociedad contemporánea con esta terapéutica apelación a la necesidad de preservar el deseo y la esperanza, que, bajo una apariencia espontánea y humilde, escondía una calculadora y profunda reflexión sobre la complejidad e inconsistencia de las relaciones humanas. Las fricciones afectivo/generacionales que surgen entre un huraño y egocéntrico realizador de cine argentino, su efusiva e insegura consorte, un epicúreo actor homosexual amigo de ambos y el desorientado hijo del primero, ante la visita a Madrid desde Buenos Aires de este último después de superar una sobredosis de estupefacientes, servían como pretexto para tratar sin tapujos un sinfín de temas tan movedizos y trascendentales como el dudoso control sobre las drogas, la paternidad desatendida, el desarraigo existencial de la juventud, el inevitable dolor en el que deriva una pasión arrolladora, el temor al compromiso sentimental o la añoranza del exiliado por su tierra natal. Descarnadas, verborreicas y emotivas actuaciones, fruto de una dirección dramática magistral.

Otras películas sobre VERBORREA

El fuego y la palabra – Richard Brooks (1960)
Primera plana – Billy Wilder (1974)
Delitos y faltas – Woody Allen (1989)