TEMPERAMENTO (Todo sobre mi madre)

1. Carácter o manera de ser de una persona.
2. Carácter fuerte, enérgico, firme y vivo de una persona.
(google.es)

“Era una mujer de poca inteligencia, más bien inculta y de temperamento desigual. Su meta en la vida era casar a sus hijas; su consuelo, las visitas y el cotilleo” (novela Orgullo y prejuicio)
Jane Austen (1775-1817) Novelista británica

TODO SOBRE MI MADRE (Todo sobre mi madre) – 1999

todo

Director Pedro Almodóvar
Guión Pedro Almodóvar
Fotografía Alfonso Beato
Música Alberto Iglesias
Producción El Deseo/Renn Productions/France 2 Cinéma
Nacionalidad España
Duración 97m. Color
Reparto Cecilia Roth, Maria Paredes, Penélope Cruz, Antonia San Juan, Candela Peña, Fernando Fernán-Gómez, Eloy Azorín, Rosa Mª Sardá.

“Cuesta mucho ser auténtica, señora, y en estas cosas no hay que ser rácana. Porque una es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma”

Por fin crítica y público de todo el mundo se rindieron de forma unánime al virtuosismo dramatúrgico, estilístico y visual del cineasta manchego, a su consumado talento como director de actrices o a su peculiar maestría para intercalar brochazos de extravagante sarcasmo con situaciones de un dramatismo folletinesco, desbocado y enternecedor. Una enfermera argentina asentada en Madrid (Cecilia Roth, en perceptible estado de gracia) viaja a Barcelona para encontrarse a sí misma, apaciguar el angustioso sufrimiento que arrastra por la muerte accidental de su hijo de diecisiete años y localizar al padre de éste, que la abandonó sin conocer su embarazo. A partir de tan sugerente planteamiento, Almodóvar configuraba con gran riqueza visual, descriptiva y dialéctica un tupido y emocionante tratado sobre la naturaleza y el temperamento de la mujer contemporánea, resaltando su autonomía, munificencia y vulnerabilidad mientras reflexionaba sobre el irreparable dolor que supone la pérdida de un vástago. Resaltar la magnífica banda sonora de Alberto Iglesias y los apasionados homenajes a Mankiewicz, Tennessee Williams o García Lorca, entre otros.

Otras películas que revelan el TEMPERAMENTO de la mujer en distintas épocas

La reina Cristina de Suecia – Rouben Mamoulian (1933) / Suecia, siglo XVII
Siete mujeres – John Ford (1966) / China, 1935
Carol – Todd Haynes (2015) / Nueva York, años 50

5 comments

  1. Pues a mi siempre me ha gustado Almodovar. He visto, creo, todas sus películas y aun reconociendo que hay alguna fallida, hay que reconocerle un mérito innegable. Como director de actrices, insuperable.

    Me gusta

  2. Tras la arriesgada pero seductora salida de Almodóvar al exterior de su cúpula protectora bajo la que había construido un abigarrado y fascinante universo propio, es decir, tras “CARNE TRÉMULA”, el realizador de “ÁTAME” regresó a cubierto. Y lo hizo para recuperar el calor y la seguridad que le proporciona su territorio (aunque esta vez buscara equivalencias urbanas en un estratégico traslado de sus queridas criaturas a la abigarrada Barceloneta). Así pues, vamos a centrarnos en “TODO SOBRE MI MADRE”, película que por cierto gustó mucho a los americanos y lo demostraron concediéndola en su día un Oscar.
    Almodóvar es un alquimista, uno de los pocos –tal vez el único– que ha conseguido descifrar el secreto del plomo para transformarlo en oro. Así como otros artistas prefieren modelar sus obras a partir de materiales nobles, él lo hace con historias y personajes que, sobre el papel, hubiera despreciado el mismísimo Ignacio F. Iquino. Sin embargo, la riqueza de los diálogos que Almodóvar pone en boca de sus mujeres (en esta película vuelven a ser las protagonistas absolutas), dramáticos, desgarrados, jalonados aquí y allá por geniales réplicas que disfrazan de ligereza la densidad (para que el espectador respire), la sabiduría y belleza de una puesta en escena que toca el cielo con alada gracia y sin aparente esfuerzo, la prodigiosa dirección de actrices de las que extrae registros y modulaciones nunca soñados por ellas, la intensa emoción que las imágenes de la película provocan en el espectador, conforman una obra maestra tan personal, con tanta fuerza y de tal belleza que quien esto escribe concede escasa importancia a ese par de lunares que aparecen en su magnífica arquitectura (la solución formal del atropello de Esteban hijo, la teatral y melodramática primera aparición del personaje de “Lola”). Por otro lado, los guiños cinéfilos del manchego, explícitos en el caso de las alusiones a “EVA AL DESNUDO” y la referencia a “OPENING NIGHT” de Cassavetes, están perfectamente integrados en la red argumental. Más discutibles resultan los “autoplagios” (los médicos explicando a una madre desconsolada la bondad de la donación de órganos) o el acostumbrado “ricito” expresivo que se permite en un momento dado, a modo de capricho almodovariano (ese plano imposible en que una cámara subjetiva nos muestra el “punto de vista” de una hoja de papel siendo escrita). Pero, en fin, porque él es como es, porque a través de sus personajes nos habla de sí mismo, de sus búsquedas, recuerdos y carencias, porque su sensibilidad y humanista concepción del cine le permiten penetrar hasta los últimos recovecos del alma de sus criaturas, le agradecemos el talento desplegado en la consecución de esta hermosa lección de amor, fortaleza y esperanza que en definitiva es “TODO SOBRE MI MADRE”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s