Olivia de Havilland

VISADO (Si no amaneciera)

Autorización condicionada que otorga un país, típicamente a un ciudadano extranjero, para entrar y permanecer temporalmente en dicho país, o para abandonarlo. Los visados actúan como una norma entre países para legalizar la entrada o estancia de personas en un país donde no tengan nacionalidad o libre tránsito, ya sea por convenios bilaterales entre el país de la nacionalidad de la persona y el país de destino, todo fundamentado por una razón bien definida. El visado es un documento que se coloca adjunto a los pasaportes por las autoridades para indicar que el documento ha sido examinado y considerado válido para las personas que entran o salen de un país. (Wikipedia)

“¿Acaso no puedo vivir en los poemas? ¡Deprisa! ¡Poemas! ¡Mentiras! ¡Maldita sea vuestra débil música! ¡Habéis dejado pasar a la artritis! Tú no eres un poema. Eres un visado” (poema On the sickness of my love)
Leonard Cohen (1934-2016) Poeta, novelista y cantautor canadiense

SI NO AMANECIERA (Hold back the dawn) – 1941

Director Mitchell Leisen
Guion Charles Brackett y Billy Wilder
Fotografía Joseph Walker
Música W. Franke Harling
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 111m. B/N
Reparto Charles Boyer, Olivia de Havilland, Paulette Godard, Walter Abel, Victor Francen, Rosemary De Camp, Brian Donlevy, Veronica Lake, Mitchell Leisen.
* Atlantic Dance Orchestra – California here I come

“No tiene que tener miedo, señorita Brown. Ni un poco. Verá, somos como… dos trenes, detenidos por un momento en la misma estación. Pero vamos en diferentes direcciones. No podemos cambiar nuestro rumbo, como tampoco podemos detener el amanecer”

La tercera y última colaboración de Mitchell Leisen con el binomio de guionistas Wilder/Brackett trajo consigo este emblemático melodrama, que, más allá de determinar el momento más álgido en su carrera como realizador, constituye uno de los ejemplos más relevantes del placentero y algo engolado romanticismo hollywoodiense. A partir de un dilatado flashback, en el que el protagonista relataba la historia al mismísimo realizador en un plató de la Paramount, narraba con innegable solvencia dramática y ciertos lances de humor como un cínico gigoló rumano opta por contraer matrimonio con una inocente profesora para poder así obtener el visado necesario para cruzar la frontera mexicana y convertirse en ciudadano estadounidense. Una cuestión tan espinosa como la inmigración europea a Norteamérica tras la Segunda Guerra Mundial quedaba irremisiblemente en un segundo plano tras esta tierna y emotiva crónica de una redención amorosa, elaborada mediante una sublime puesta en escena e interpretada por un magistral terceto protagonista, del que sobresalía la candorosa dulzura de Olivia de Havilland.

Otras películas donde el protagonista se encuentra a la espera de un VISADO

Últimos días en La Habana – Fernando Pérez (2016)
La vida de Anna – Nino Basilia (2016)
Crystal Swan – Zhuk (2018)

ABORDAJE (El capitán Blood)

Acción de abordar un buque a otro, especialmente con la intención de combatirlo. No obstante, en un sentido más amplio abordar es también llegar a otro buque, chocar o tocar con él, aunque no sea en sentido bélico. Cuando es clasificado como un ataque, en la mayor parte de los contextos, se refiere a la toma del buque por personas que no forman parte de la tripulación. (Wikipedia)

“Por mis sueños va, ligero de equipaje, sobre un cascarón de nuez, mi corazón de viaje. Luciendo los tatuajes de un pasado bucanero, de un velero al abordaje, de un no te quiero querer” (canción Peces de ciudad)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor y poeta español

EL CAPITÁN BLOOD (Captain Blood) – 1935

Director Michael Curtiz
Guion Casey Robinson
Fotografía Hal Mohr y Ernest Haller
Música Erich Wolfgang Korngold
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 98m. B/N
Reparto Errol Flynn, Olivia de Havilland, Lionel Atwill, Basil Rathbone, Ross Alexander, Guy Kibbee, Henry Stephenson, Robert Barrat.

“Nosotros, los abajo firmantes, somos hombres sin país. Proscritos en nuestra propia tierra y desamparados en cualquier otra. Hombres desesperados, en busca de una fortuna desesperada. Por lo tanto, aquí y ahora, nos unimos en una hermandad de bucaneros… para practicar el comercio de piratería en alta mar. Nosotros, los cazados, ¡ahora vamos a cazar!”

Adaptación de la novela homónima de Rafael Sabatini que figura entre las más prestigiosas, distinguidas e imitadas películas de piratas y, por extensión, del subgénero de aventuras marítimas, que nos ha proporcionado el séptimo arte en toda su historia. Ambientada a finales del siglo XVII, en la opresiva Inglaterra del usurpador James II, narraba con elocuente dinamismo la odisea vital de un hábil y resuelto médico irlandés, que, tras ser acusado de traición y condenado a la esclavitud en una plantación jamaicana, consigue escapar y transformarse en un valeroso y temido capitán bucanero. Michael Curtiz compartió la aptitud melodramática del relato con unas vibrantes y espectaculares escenas de abordajes, trabajos forzados o duelos a espada (rodadas íntegramente en los estudios Warner con una elegante concepción esteticista) para pergeñar este firme llamamiento al honor y la lealtad, que despunta como una de las obras más representativas de su filmografía. Dotada de una espléndida banda sonora a cargo de Erich W. Korngold, lanzó al estrellato a Errol Flynn e inició su fructífera y emblemática colaboración con Olivia de Havilland.

Otras películas donde se practica el ABORDAJE

El pirata negro – Albert Parker (1926)
El temible burlón – Robert Siodmak (1952)
Master and commander – Peter Weir (2003)

LOCURA (Nido de víboras)

Privación del uso de la razón o del buen juicio. Hasta finales del siglo XIX, la locura se relacionaba con el rechazo de las normas sociales establecidas. Incluso, era común que se confundiera con ciertos trastornos, tales como la epilepsia o la bipolaridad. En la actualidad, la noción de locura está vinculada a un desequilibrio mental que se manifiesta en una percepción distorsionada de la realidad, la pérdida del autocontrol, las alucinaciones y los comportamientos absurdos o sin motivo. (definicion.de)

“En el amor siempre hay algo de locura, mas en la locura siempre hay algo de razón”
Friedrich W. Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán

NIDO DE VÍBORAS (The snake pit) – 1948

Director Anatole Litvak
Guión Frank Partos y Millen Brand
Fotografía Leo Tover
Música Alfred Newman
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. B/N
Reparto Olivia de Havilland, Mark Stevens, Leo Genn, Celeste Holm, Leif Erikson, Beulah Bondi, Lee Patrick, Betsy Blair.

“Recuerdo que una vez leí en un libro que, hace mucho tiempo, solían poner a la gente loca en fosas llenas de serpientes. Creo que pensaron que algo que podría volver loca a una persona normal, podría devolverle la cordura a una persona enferma. ¿Alguna vez oíste hablar de eso?”

Una de las primeras películas norteamericanas en abordar de lleno el complejo mundo de la locura, basada en la homónima y parcialmente autobiográfica novela de May Jane Ward, donde lejos de exprimir la vertiente psicoanalítica del relato (tan de moda en el cine hollywoodiense del momento) se optaba por recrear con poderosa fuerza dramática y desde un siniestro prisma de claustrofóbico onirismo tantos los horrores cotidianos como los dudosos métodos rehabilitadores de cualquier sanatorio mental, sirviéndose para ello de una puesta en escena de trazo expresionista y unas convincentes interpretaciones femeninas encabezadas por una extraordinaria Olivia de Havilland. Aderezando la narración con una oportuna utilización del flashback, el ucraniano Litvak evidenció una solvencia caligráfica más que notable al describir el enquistado complejo de culpabilidad que atormenta y trastorna al personaje protagonista en este rabioso melodrama negro, que, pese a tener ciertos problemas con la censura, alcanzó una importante resonancia hasta convertirse en un producto sumamente rentable.

Otras películas que abordan el tema de la LOCURA

Repulsión – Roman Polanski (1965)
Una mujer bajo la influencia – John Cassavetes (1974)
Spider – David Cronenberg (2002)

ACOMETIDA (La carga de la Brigada Ligera)

Ataque que se caracteriza por su violencia. Por caso, este sentido de la palabra dispone de un uso recurrente en el ámbito militar, por ejemplo cuando es necesario indicar la arremetida de una tropa o de un batallón contra un blanco enemigo, y asimismo en aquellos escenarios de delitos donde primó la violencia en la ejecución de los mismos. (definicionabc.com)

“Tan gloriosa es una bella retirada como una gallarda acometida”
Baltasar Gracián (1601-1658) Escritor español

LA CARGA DE LA BRIGADA LIGERA (The charge of the light brigade) – 1936

carga2

Director Michael Curtiz
Guión Michael Jacoby y Rowland Leigh
Fotografía Sol Polito
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 115m. B/N
Reparto Errol Flynn, Olivia de Havilland, Patrick Knowles, Nigel Bruce, Henry Stephenson, Donald Crisp, David Niven, C. Henry Gordon.

“!Nuestra oportunidad ha llegado! ¡No mostréis misericordia! ¡Que ningún poder en la Tierra os detenga! ¡Demostrad al mundo que ningún hombre puede matar a mujeres y niños y vivir para presumir de ello! Hombres de la vigésimo séptima, ¡nuestro objetivo es Surat Khan! ¡Adelante!”

Memorable film de aventuras coloniales, inspirado en el poema elegíaco homónimo de Alfred Tennyson, que versaba su amplitud narrativa en dos frentes bélicos encadenados: en primera instancia, el enfrentamiento que en los enclaves indios de Chukati y Lahora mantenían las tropas anglosajonas contra un grupo de patriotas rebeldes, y, una segunda parte, donde la Brigada Ligera de Caballería partía hacia Crimea para enfrentarse al ejército ruso. Sin duda, esta proclama de disculpable infidelidad histórica en torno a la caprichosa, atroz y depravada irracionalidad de toda guerra, atenuada por Michael Curtiz y su pareja fetiche (en la segunda de sus seis colaboraciones) con un trasfondo romántico e intimista, atesoraba como momento culminante la extensa secuencia de la suicida y luctuosamente famosa acometida del título. Incombustible clásico del cine épico norteamericano, supera con creces a la cuidada versión que sobre el mismo episodio realizó Tony Richardson en 1968, LA ÚLTIMA CARGA, aunque esta última manifestara mucho más respeto hacia la realidad de los hechos.

Otras películas con ACOMETIDAS de caballería

Murieron con las botas puestas – Raoul Walsh (1941)
Waterloo – Sergei Bondarchuk (1970)
Braveheart – Mel Gibson (1995)

IDEALIZACIÓN (Murieron con las botas puestas)

Consideración o representación de una persona o cosa como un modelo de perfección ideal que no se corresponde con la realidad. (google.es)

“La felicidad no consiste en realizar nuestros ideales, sino en idealizar lo que realizamos”
Alfred Tennyson (1809-1892) Poeta inglés

MURIERON CON LAS BOTAS PUESTAS (They died with their boots on) – 1941

murieron

Director Raoul Walsh
Guión Wally Kline y Aeneas Mackenzie
Fotografía Bert Glennon
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración Errol Flynn, Olivia de Havilland, Arthur Kennedy, Gene Lockhart, Anthony Quinn, Charles Grapewin, Stanley Ridges, John Litel.

“¿Qué se creen ustedes los yanquis? Los únicos verdaderos americanos que hay aquí son los que están al otro lado de la colina con plumas en la cabeza”

Sublimada reconstrucción de la vida del emblemático general George A. Custer, desde su ingreso en la academia militar de West Point hasta su inmolación en la trágica batalla de Little Big Horn al frente del modélico Séptimo de Caballería, que se ha convertido en uno de los grandes clásicos del western de los años cuarenta a pesar de la idealizada manipulación histórica de sus episodios, al parecer para adecuar el anárquico y bravucón envanecimiento del personaje en cuestión a la heroica personalidad cinematográfica de su protagonista. De todos modos, Walsh consiguió hacer creíble un relato de corte épico y atributos shakespearianos a través de una narración eficaz, vigorosa, homogénea y profundamente inspirada, que alternaba espectaculares escenas de acción con incisos de perfil veleidoso matizados por un gratificante sentido del humor, y, sobre todo, momentos románticos de una emotividad y lirismo sin parangón, protagonizados por una mítica pareja de intérpretes que extinguiría precisamente su impecable química en esta sexta y última película juntos.

Otras películas que ofrecen una evidente IDEALIZACIÓN del personaje protagonista

Edison, el hombre – Clarence Brown (1940)
Malcolm X – Spike Lee (1992)
Hacia rutas salvajes – Sean Penn (2007)