William Daniels

CAMELIA (Margarita Gautier)

Flor fragante y similar a una rosa que es muy popular y muy respetada en el suroeste de China. La camelia aparece en dos colores principales, rojo y blanco, con un espécimen ocasional de color rosa resultante del cruzamiento de los dos colores de la flor. (ehowenespanol.com)

“La sonrisa que me mostraste, con las flores que me diste, la guardé en el cofre de la memoria. Pero después de irte, me dejó y la nostalgia se fue herida a mi corazón. Mi vida se reduce, Dama de las camelias, en dos flores sin perfume, Dama de las Camelias” (canción Dama das Camélias)
Caetano Veloso (1942-) Cantautor y músico brasileño

MARGARITA GAUTIER (Camille) – 1936

camille

Director George Cukor
Guión Frances Marion, James Hilton y Zoe Akins
Fotografía William H. Daniels y Karl Freund
Música Herbert Stothart
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 103m. B/N
Reparto Greta Garbo, Robert Taylor, Lionel Barrymore, Elizabeth Allan, Henry Daniell, Jessie Ralph, Laura Hope Crews, Lenore Ulric.
* Frédéric Chopin – Nocturne in E-flat major, Op. 9, No. 2

“Quizá será mejor que viva en tu corazón, donde el mundo no me pueda ver”

La célebre novela La dame aux camélias de Alexandre Dumas (hijo) ha sido objeto de múltiples adaptaciones cinematográficas, entre ellas obras de reputados realizadores como Fred Niblo (1926), Abel Gance (1934) o Mauro Bolognini (1981), pero ninguna de ellas ha alcanzado la exquisitez y sensibilidad que irradia esta magistral versión de George Cukor. La ardiente y patética historia de amor entre Armand Duval, un joven apuesto e inexperto perteneciente a la alta burguesía provinciana, y Marguerite Gautier, una hermosa y cotizada cortesana aquejada de tuberculosis, fue resuelta con un incuestionable talento melodramático y una sublime elegancia, tanto en su cadenciosa puesta en escena como en la propensión decorativista de su realizador, que permitió reconstruir el ocioso París de mediados del siglo XIX con una prodigiosa distinción y suntuosidad. Prodigiosa dirección de actores, que incluía una de las composiciones más sublimes, conmovedoras e inmortales de Greta Garbo, para un largometraje que, aún en la actualidad, se mantiene como un absoluto paradigma del romanticismo fílmico.

Otras películas donde aparecen CAMELIAS

La señorita Oyu – Kenji Mizoguchi (1951)
La Traviata – Franco Zeffirelli (1983)
Poesía – Lee Chang-Dong (2010)

ABDICACIÓN (La reina Cristina de Suecia)

Acto según el cual una persona renuncia y cede por sí misma su cargo antes de que expire el tiempo para el cual se tomó el mismo. En el derecho romano, el término se aplicaba especialmente para desposeer a un miembro de una familia, como al desheredar a un hijo, pero en tiempos más recientes, esta palabra se usa raramente excepto en el sentido de renunciar al poder supremo de un estado. (Wikipedia)

“Podéis hacerme abdicar de mis glorias y de mi estado, pero no de mis tristezas. ¡Todavía soy rey de mis amarguras!”
William Shakespeare (1564-1616) Poeta, dramaturgo y actor inglés

LA REINA CRISTINA DE SUECIA (Queen Christina) – 1933

queen

Director Rouben Mamoulian
Guión H.M. Harwood y Salka Viertel
Fotografía William Daniels
Música Herbert Stothart
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 99m. B/N
Reparto Greta Garbo, John Gilbert, Lewis Stone, Elizabeth Young, C. Aubrey Smith, Ian Keith, Reginald Owen, Georges Renavent.

“Fama, gloria, banderas y trompetas… ¿Qué hay detrás de esas altisonantes palabras? Duelo y destrucción, laureles para los mutilados. Quiero que mi pueblo conozca la felicidad. Quiero cultivar las artes de la paz, el arte de la vida. Quiero la paz y viviremos en paz”

Posiblemente el punto culminante en la filmografía sonora de Greta Garbo se encuentra en este intenso melodrama histórico centrado en las adversidades amorosas y palatinas de la legendaria monarca escandinava del siglo XVII, haciendo especial hincapié en su lucha contra los prejuicios sociales de la época y en la volcánica pasión por el embajador de la corona española que le impulsó incluso a abdicar el trono. Enriquecida por el excelso atractivo que fluye de su interesante diversidad temática y una ambigüedad sexual vinculada con la imagen en la vida real de su protagonista, deviene un amargo juicio sobre la ineludible soledad y opresión del poder, surtido de unos portentosos diálogos y dotado de un estupendo tratamiento estético, sin duda, beneficiado por una generosa amplitud de recursos técnicos y artísticos. La mítica diva imprimió al personaje una asombrosa firmeza, energía y humanidad e interpretó junto a su amigo John Gilbert, notoriamente enquilosado en las distintivas muecas del cine silente, unas escenas de amor repletas de aliento pasional y fatalismo, como la prodigiosa secuencia de la posada.

Otras películas en las que un/a monarca afronta su ABDICACIÓN al trono

María, reina de Escocia – Charles Jarrott (1971)
El último emperador – Bernardo Bertolucci (1987)
El discurso del rey – Tom Hooper (2010)

SWING (Música y lágrimas)

Estilo de jazz que se originó en Estados Unidos hacia finales de los años 1920, convirtiéndose en uno de los géneros musicales más populares y exitosos del país durante los años 1930. El swing utiliza instrumentos habituales en el jazz, como una sección rítmica formada por piano, contrabajo y batería; metales como trompetas y trombones; instrumentos de viento-madera, como saxofones y clarinetes; y muy ocasionalmente, instrumentos de cuerda como violín o guitarra. El swing utiliza preferentemente tempos medios y rápidos, generaliza los riffs melódicos y libera el rol del batería de ciertas restricciones que había tenido hasta entonces. El conjunto característico del estilo fue la big band, adquiriendo además cada vez mayor importancia el papel del solista. http://es.wikipedia.org/wiki/Swing_%28jazz%29

“Ningún texto musical es swing. No se puede escribir swing, ya que el swing es lo que sacude al auditor y no hay swing en tanto que la nota no ha sonado. El swing es un fluido y aunque una orquesta haya tocado un trozo catorce veces, puede ocurrir que sólo lo swinguice a la decimoquinta vez”
Duke Ellington (1899-1974) Compositor, director y pianista estadounidense de jazz

MÚSICA Y LÁGRIMAS (The Glenn Miller story) – 1954

glenn

Director Anthony Mann
Guión Oscar Brodney y Valentine Davies
Fotografía William H. Daniels
Música Glenn Miller, Josep Gershenson y Henry Mancini
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. Color
Reparto James Stewart, June Allyson, Charles Drake, George Tobias, Henry Morgan,
Sig Ruman, Barton McLane, Irving Bacon.

“¡Cuatro trombones y cuatro trompetas! ¿Cuándo estén tocando, qué es lo que va a sostener el techo? (…) Tal vez sea bueno o tal vez no, pero es radical”

La fructífera sociedad formada por Anthony Mann y James Stewart aparcó momentáneamente el western para pergeñar esta entusiasta y conmovedora biografía sobre el trompetista Glenn Miller, principal creador del llamado sonido genuinamente americano. Acentuando el obstinadamente cacareado “american dream”, el film recreaba con una sutil emotividad y un contagioso optimismo la trayectoria del legendario músico (enternecedor Stewart), desde sus inicios como trombonista provinciano hasta su trágica e inesperada desaparición, pasando por su arrollador triunfo neoyorquino en la época gloriosa del swing y las Big Bands y, sin desenlazar en ningún momento la hermosa historia de amor que mantuvo con su esposa (posiblemente la mejor interpretación de June Allyson). Una recopilación de sus grandes éxitos (In the mood, Moonlight serenade, etc.), una espléndia colaboración de Louis Armstrong, y otras melodías adicionales a cargo de Henry Mancini, completaban la formidable banda sonora de esta única incursión de Mann en el género musical, que, a la postre, significó el mayor triunfo comercial de su carrera.

Otras películas sobre la música SWING

La historia de Benny Goodman – Valentine Davies (1956)
Rebeldes del swing – Thomas Carter (1993)
Las últimas rubias explosivas – Gillies MacKinnon (2000)

NAZISMO (Tormenta mortal)

Contracción de la palabra alemana Nationalsozialismus, que hace referencia a todo lo relacionado con la ideología y el régimen que gobernó Alemania de 1933 a 1945 con la llegada al poder del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores de Adolf Hitler (NSDAP, Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei), el autoproclamado Tercer Reich y Austria a partir de la Anschluss, así como los demás territorios que lo conformaron (Sudetes, Memel, Danzig y otras tierras en Polonia, Francia, Checoslovaquia, Hungría, Holanda, Dinamarca y Noruega) (…) El nazismo se concreta como una ideología totalitaria de tipo fascista en la medida en que se caracteriza por dar una importancia central y absoluta al estado, a partir del cual se debe organizar toda actividad nacional representado o encarnado y bajo la dirección o liderazgo de un caudillo supremo, en este caso Hitler, y por proponer un racismo, nacionalismo e imperialismo visceral que debe llevar a conquistar los pueblos que se consideren inferiores. http://es.wikipedia.org/wiki/Nazismo

“Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista. Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata. Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista. Cuando vinieron a llevarse a los judíos, no protesté, porque yo no era judío. Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar” (poema Cuando los nazis vinieron por los comunistas)
Martin Niemöller (1892-1984) Pastor luterano alemán

TORMENTA MORTAL (The mortal storm) – 1940

tormenta

Director Frank Borzage
Guión Claudine West, Anderson Ellis y George Froeschel
Fotografía William Daniels
Música Edward Kane
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 100m. B/N
Reparto Margaret Sullavan, James Stewart, Robert Young, Frank Morgan, Robert Stack, Bonita Granville, Irene Rich, Maria Ouspenskaya.

“¿Cuándo hallará el hombre la sensatez en su corazón y construirá un refugio contra la intolerancia?”

Uno de los mejores y más representativos títulos de denuncia antinazi que los estudios hollywoodienses produjeron antes de la incorporación de Estados Unidos a la 2ª Guerra Mundial, que suponía también la consumación por parte de Borzage de una especie de trilogía ambientada en el enrarecido entorno del Tercer Reich, completada con Y AHORA QUE? (1934) y la espléndida TRES CAMARADAS (1938), e íntegramente protagonizada por Margaret Sullavan. Basada en una novela de Phyllis Bottome, narraba con el realce substancialmente emotivo, diáfano y poético de su realizador y una irreprochable integridad ética las demoledoras consecuencias que el advenimiento del fascismo hitleriano acarrea en el seno de una familia del sur de los Alpes alemanes, estableciendo un apasionado y conmovedor llamamiento al raciocinio, a la tolerancia y al apego familiar ante semejantes vendavales de abominación y fanatismo exacerbado. Extraordinario plantel de actores, que bordaban sus respectivos papeles con una convicción y sensibilidad ciertamente sorprendentes.

Otras películas sobre el NAZISMO

El triunfo de la voluntad – Leni Riefenstahl (1935)
El joven Törless – Volker Schlöndorff (1966)
La caída de los dioses – Luchino Visconti (1969)

ESLOGAN (Ninotchka)

Frase identificativa en un contexto comercial o político (en el caso de la propaganda), y la expresión repetitiva de una idea o de un propósito publicitario resumidos y representados en un dicho. También se puede decir que es el complemento de un producto, persona, institución, entre otras para formar confianza (…) El buen eslogan debe ser corto, original e impactante (…) También son muy utilizados los juegos de palabras puesto que obligan a hacer un esfuerzo adicional al oyente que permite fijarlo mejor en su memoria. El espectador, además, los considera ingeniosos por lo que no los rechaza de inmediato. El mayor éxito de un eslogan es que los consumidores lo repitan. http://es.wikipedia.org/wiki/Eslogan

“La igualdad es un eslogan sobre la base de la envidia”
Alexis de Tocqueville (1805-1859) Pensador, jurista, político e historiador francés

NINOTCHKA (Ninotchka) – 1939

ninotchka

Director Ernst Lubitsch
Guión Charles Brackett, Billy Wilder y Walter Reisch
Fotografía William H. Daniels
Música Werner R. Heymann
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 109m. B/N
Duración Greta Garbo, Melvyn Douglas, Ina Claire, Sig Rumann, Felix Bressart, Bela Lugosi, Alexander Granach, Gregory Gaye, Richard Carle

“La radio es una cajita que se compra en cuotas y antes que la sintonices ya te dicen que salió un modelo nuevo”

Pocas veces un titular publicitario ha eternizado tanto el recuerdo de una película como lo hizo el eslogan “¡Garbo rie!” con esta mordaz fábula sobre la supremacía del sentimiento amoroso frente a cualquier inclinación política, patriotera o ideológica, en la que la diva sueca renegaba de su perfil melodramático para exhibir un complejo surtido de matices encarnando a una estricta comisaria del partido comunista, enviada a Paris para negociar con unas joyas de la antigua nobleza rusa ante la ineptitud de tres camaradas que han fracasado en su misión tras capitular al lujo y a la frivolidad hedonista del capitalismo. Imperecedero clásico de la comedia romántica hollywoodiense, resuelto por Lubitsch con su característica ironía y buen gusto a la hora de gestionar la elipsis a partir del magnífico guión que el binomio Wilder/Brackett urdió sobre un relato original del escritor húngaro Melchior Lengyel, repleto de ingeniosos diálogos, insospechados giros argumentales o gráciles metáforas visuales, como el recurso del sombrero para determinar la postración de la protagonista a los encantos del consumismo.

Otras películas publicitadas con famosos ESLOGANS

La condesa descalza – Joseph L. Mankiewicz (1954) – “El animal más bello del mundo”
La lista de Schindler – Steven Spielberg (1993) – “Quien salva una vida, salva al mundo”
Doce monos – Terry Gilliam (1995) – “El futuro ya es historia”