Elmer Bernstein

ORNITOLOGÍA (El hombre de Alcatraz)

Rama de la zoología que se dedica al estudio de las aves. Numerosos aspectos de la ornitología difieren de las disciplinas relacionadas, debido en parte a la alta visibilidad y el atractivo estético de las aves (…) La ciencia de la ornitología tiene una larga historia, y el estudio de las aves ha ayudado a desarrollar numerosos conceptos claves en evolución, comportamiento y ecología, como los de especie; procesos de especiación; instinto; aprendizaje; nicho ecológico; biogeografía insular; filogeografía; y conservación. Mientras que en sus comienzos la ornitología se ocupaba principalmente de la descripción y distribución de las especies, los ornitólogos de hoy en día buscan respuestas a cuestiones muy específicas, a menudo usando a las aves como modelos para probar hipótesis o predicciones basadas en teorías. (Wikipedia)

«La filosofía de la ciencia es tan útil para los científicos como la ornitología para los pájaros»
Richard Feynman (1918-1988) Físico teórico estadounidense

EL HOMBRE DE ALCATRAZ (Birdman of Alcatraz) – 1962

birdman

Director John Frankenheimer
Guion Guy Trosper
Fotografía Burnett Guffey
Música Elmer Bernstein
Producción Norma Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 143m. B/N
Reparto Burt Lancaster, Karl Malden, Thelma Ritter, Neville Brand, Betty Field, Whit Bissell, Edmond O’Brien, Telly Savalas, Hugh Marlowe.

«La vida es un don demasiado precioso para tirarla. El primer deber de la vida es vivirla»

Estimable drama carcelario basado en la homónima novela biográfica que el reportero Thomas E. Gaddis escribió en torno a la historia real de Robert Stroud, un arisco, temperamental e irascible preso que dedicó gran parte de sus cincuenta y tres años de incomunicada reclusión al cuidado y estudio de los pájaros, llegándose a convertir en un eminente ornitólogo especializado en el tratamiento contra determinadas enfermedades aviares. La película captaba el claustrofóbico hastío del arresto perpetuo gracias a una progresión dramática de rotunda solidez, capaz de encubrir un aroma de vulnerable pretenciosidad por medio de un meticuloso sentido de la observación hasta rematar un intenso apólogo sobre la inquieta y casi siempre recompensada perseverancia del ser humano en hallar su senda de realización personal. Burt Lancaster, en la segunda de sus cinco valiosas colaboraciones con John Frankenheimer, rubricó una contenida, benevolente e impresionable caracterización del personaje en cuestión, mientras que Elmer Bernstein compuso una partitura de excepcional serenidad y delicadeza.

Otras películas sobre ORNITOLOGÍA

El nido – Jaime de Armiñán (1979)
Birds of America – Craig Lucas (2008)
El gran año – David Frankel (2011)

INTEGRIDAD (Matar a un ruiseñor)

Rectitud que exhibe una persona en su actuar y pensar. Cuando un individuo dispone de integridad se lo calificará de íntegro y será sencillo de reconocer porque actuará de modo equilibrado, honesto y justo, o sea, se enfrentará con todo su esfuerzo a las injusticias que se susciten y lo ataquen a él o bien a su entorno. Quien emana integridad en su comportamiento será de confianza justamente porque siempre obrará en sentido correcto y no buscando que la acción le reporte un beneficio. (definicionabc.com)

“Vive de tal manera que, cuando tus hijos piensen en justicia, cariño e integridad, piensen en ti”
H. Jackson Brown (1940-) Escritor estadounidense

MATAR A UN RUISEÑOR (To kill a mockingbird) – 1962

matar

Director Robert Mulligan
Guion Horton Foote
Fotografía Russell Harlan
Música Elmer Bernstein
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 129m. B/N
Reparto Gregory Peck, Mary Badham, Phillip Alford, Robert Duvall, Rosemary Murphy, Brock Peters, John Megna, Frank Overton, Ruth White.

“Si consigues aprender una sola cosa te llevarás mucho mejor con tus semejantes: nunca llegarás a comprender a una persona hasta que no veas las cosas desde su punto de vista”

Respetuosa adaptación de la evocadora e influyente novela antirracista de Harper Lee, cuyo prestigio ha ido acrecentándose a lo largo de los años haste convertirse hoy en día en el título cumbre de su realizador y en uno de los grandes clásicos del cine americano de los sesenta. La valiente cruzada contra la intolerancia y los prejuicios raciales propios del provincianismo sureño, acrecentados si cabe ante la recelosa angustia de la Gran Depresión, en la que se embarca un íntegro abogado viudo de Maycomb (Alabama) al defender ante los tribunales a un hombre negro, falsamente acusado de violar a una muchacha blanca, cautiva al espectador desde sus ingeniosos títulos de crédito por la cándida mirada infantil con la que se vislumbra un intimismo dramático supeditado a la consumación de una atmósfera que aúna realismo, fantasía, nostalgia y emotividad con absoluta sencillez. Producida por Alan J. Pakula, ofrece una de las caracterizaciones más emblemáticas de Gregory Peck, el debut cinematográfico de Robert Duvall y una sugestiva partitura de Elmer Bernstein.

Otras películas sobre la INTEGRIDAD

Caballero sin espada – Frank Capra (1939)
Doce hombres sin piedad – Sidney Lumet (1957)
Hoy empieza todo – Bertrand Tavernier (1999)

COLUMNISTA (Chantaje en Broadway)

Periodista que escribe una columna en un medio de comunicación escrito como diarios o revistas convencionales o digitales a través de Internet. En la columna, expresa su opinión o punto de vista sobre una noticia de actualidad o sobre la situación general del ámbito político, económico, deportivo, etc. El columnista se basa en su experiencia y conocimientos de un ámbito determinado para analizarlo y desarrollar un comentario subjetivo respecto al mismo. Generalmente, los columnistas se especializan en una materia determinada expresando así su opinión sobre asuntos políticos, internacionales, deportivos, culturales o sociales en función de sus conocimientos (…) A menudo, los columnistas son un referente dentro de la publicación con los cuales los lectores identifican la línea ideológica o de pensamiento de la misma. (Wikipedia)

«Desde que llegó el verano y les presentaron a un asesor de imagen que estaba enrollado con la sobrina de un promotor, cuñado de cierta modista que era la esposa de un columnista de esa revista tan prestigiosa por su talento para la cosa del lanzamiento de los artistas» (canción Rap del optimista)
Joaquín Sabina (1949) Cantautor y poeta español

CHANTAJE EN BROADWAY (Sweet smell of success) – 1957

sweet

Director Alexander Mackendrick
Guión Clifford Odetts y Ernest Lehman
Fotografía James Wong Howe
Música Elmer Bernstein
Producción Hecht, Hill & Lancaster/ Norma Curtleigh Prod.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 96m. B/N
Reparto Burt Lancaster, Tony Curtis, Susan Harrison, Martin Milner, Same Levene, Barbara Nichols, Jeff Donell, Joe Frisco, Emile Meyer.

«La palabra, sólo la palabra, será la mejor de nuestras armas y el credo de nuestra democracia»

Tras legar a la cinematografía británica alguna de las fábulas negras más ocurrentes de la década, McKendrick se dejó engullir por la maquinaria hollywoodiense, donde debutó sin apenas beneplácito comercial con esta neurálgica adaptación de una pieza teatral de Clifford Odetts, basada a su vez en un ácido y perspicaz relato corto de Ernest Lehman en torno a la severa influencia del periodismo de opinión dentro del noctámbulo submundo teatral de Broadway. Extorsión, felonía y una indómita sed de poder, entre otras distorsiones de la naturaleza humana, condimentaban una historia tan abrupta e insalubre como demoledora, cimentada en una puesta en escena de agobiante dramatismo (donde la iluminación y la banda sonora de atmósfera jazzística jugaban una baza importantísima) y, cómo no, en el portentoso enfrentamiento interpretativo entre Tony Curtis, en la piel de un codicioso y rastrero agente de prensa, y Burt Lancaster, como un omnipotente columnista sin escrúpulos que pretende impedir por todos los medios el noviazgo de su hermana con un músico de jazz.

Otras películas sobre COLUMNISTAS

Cena de Navidad – Peter Godfrey (1945)
Días sin vida – Henry King (1959)
Se acabó el pastel – Mike Nichols (1986)

HEROÍNA (El hombre del brazo de oro)

Droga semisintética, derivada de la morfina y originada a partir de la adormidera, de la que se extrae el opio. Se trata de una sustancia sintetizada por primera vez a finales del siglo XIX y principios del XX que surgió inicialmente para su uso como medicamento; sin embargo, actualmente su uso se encuentra altamente restringido en la mayoría de los países por tratarse de una droga de abuso. En la actualidad, la mayoría de los individuos adictos a los opiodes consumen heroína, la cual está relacionada con un efecto narcótico pronunciado, se clasifica dentro de las drogas depresoras del sistema nervioso central, se caracteriza por producir una dependencia psicológica y física intensa a un ritmo muy acelerado siendo considerada actualmente una de las drogas más adictivas. La heroína, generalmente se vende en forma de polvo blanco o marrón. (Wikipedia)

“La heroína es la mamá eterna, es como el útero que te protege. Con ella no se jode, por algo es la segunda droga en importancia, la primera es el poder”
Luca Prodan (1953-1987) Músico italiano

EL HOMBRE DEL BRAZO DE ORO (The man with the golden arm) – 1955

brazo

Director Otto Preminger
Guión Walter Newman y Lewis Meltzer
Fotografía Sam Leavitt
Música Elmer Bernstein
Producción Carlyle Productions/United Artists
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 119m. B/N
Reparto Frank Sinatra, Eleanor Parker, Kim Novak, Arnols Stang, Darren McGavin, John Conte, Robert Strauss, George E. Stone.

«El mono no muere. Cuando te libras de él, se esconde en un rincón a esperar su turno»

Seducido por la distinguida novela homónima de Nelson Algren, Preminger decidió proseguir su particular enfrentamiento con el Código Hays hurgando (por primera vez en Hollywood) en el delicado problema de la drogodependencia, que, si bien no detentaba una magnitud social tan compleja y delicada como en la actualidad, permanecía como un tema tabú y radicalmente prohibido. En el apogeo de su carrera como actor, Frank Sinatra interpretó a la perfección a un hombre que, tras superar su adicción a la heroína, regresaba a su hogar en un suburbio de Chicago con la intención de abrirse un porvenir como batería, pero, que ante las adversas circunstancias y la malignidad de sus compañías, volvía a recaer en las infernales garras de aquel nefasto trastorno. El resultado fue un descarnado drama realista de trazo negro y clara voluntad moralizante, resuelto con la habitual firmeza narrativa de su productor/director y aderezado por una impactante banda sonora a ritmo de jazz a cargo de Elmer Bernstein, que, además, ostentaría el honor de encumbrar a Saul Bass como el gran maestro del cartel y los títulos de crédito.

Otras películas sobre la HEROÍNA

Yo, Cristina F. – Uli Edel (1981)
El pico – Eloy de la Iglesia (1983)
Bird – Clint Eastwood (1987)

PELOTÓN (La colina de los diablos de acero)

Un pelotón, en el ámbito militar, es una pequeña unidad. El número de elementos que componen un pelotón varía, de acuerdo a la doctrina imperante en cada país, e incluso, de acuerdo a la organización de determinada arma. En algunos países puede haber pelotones de varias armas, mientras que en otros se limitan a la infantería. El tamaño del pelotón hace que las relaciones que se generan entre los miembros sean estrechas, similares a las de una clase de la escuela. (Wikipedia)

“Al final es siempre un pelotón de soldados quien salva la civilización”
Oswald Spengler (1880-1936) Filósofo e historiador alemán

LA COLINA DE LOS DIABLOS DE ACERO (Men in war) – 1957

men

Director Anthony Mann
Guion Philip Yordan
Fotografía Ernest Haller
Música Elmer Bernstein
Producción United Artists/Security Pictures Inc.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 104m. B/N
Reparto Robert Ryan, Aldo Ray, Robert Keith, Nehemiah Persoff, James Edwards, Vic Morrow, Philip Pine, Scott Marlowe, L.Q. Jones.

«Contadme la historia de un soldado y os contaré la historia de todas las guerras»

Aplastante declaración antibelicista, cimentada en un espléndido guion libremente inspirado en la novela Day without end de Van Van Pragg, que exponía con dureza y minuciosidad los obstáculos a los que ha de hacer frente un desamparado pelotón de soldados norteamericanos para conquistar una colina durante la guerra de Corea, en 1950. Esta implacable narración, de cierto cariz documental y fortalecida por un estoico y detallista retrato psicológico de sus personajes, rehuyó las perseverantes exhortaciones conservadoras y patrioteras del género bélico hollywoodiense para penetrar a fondo en el incomprensible disparate del fanatismo autodestructivo y reflexionar, de manera rotunda e inflexible, sobre la complejidad y resistencia de la naturaleza humana. Anthony Mann puso de manifiesto su especial destreza para filmar en espacios abiertos y culminó una obra vigorosa, física e inquieta, acompañada de una apropiada banda sonora de Elmer Bernstein y compuesta por un estupendo plantel de modestos actores, encabezados por unos soberbios Robert Ryan y Aldo Ray.

Otras películas protagonizadas por un PELOTÓN

Los violentos de Kelly – Brian G. Hutton (1970)
Platoon – Oliver Stone (1986)
Tigerland – Joel Schumacher (2000)