Robert Mulligan

OCASO (El hombre clave)

Decadencia, pérdida de importancia, valor o fuerza que ostentaba algo o alguien. (definicionabc.com)

“Contigo el tiempo, ese payaso, se morirá de risa; verá que llega con retraso volando tan deprisa. Demoraremos el ocaso huyendo de las prisas; yo quiero amarte paso a paso, con pausas insumisas” (canción Arrebato)
Luis Eduardo Aute (1943-) Músico, cantautor, director de cine, actor, escultor, escritor, pintor y poeta español

EL HOMBRE CLAVE (The nickel ride) – 1974

Director Robert Mulligan
Guión Eric Roth
Fotografía Jordan Cronenweth
Música Dave Grusin
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 111m. Color
Reparto Jason Miller, Linda Haynes, Victor French, John Hillerman, Bo Hopkins, Bart Burns, Richard Evans, Lou Frizzell, Mark Gordon.

“El negocio se apaga. Las cosas cambian: gente nueva, caras nuevas… y sangre”

Que el recibimiento final de crítica y público no es por costumbre, ni de lejos, equiparable a la categoría intrínseca del producto queda sobradamente demostrado con este excepcional thriller negro de corte psicológico, pues si bien hoy permanece como uno de los largometrajes más relevantes y personales de Robert Mulligan, en su día significó, paradójicamente, un rotundo revés comercial que menoscabó la desigual trayectoria de su realizador y malogró la evolución profesional de sus persuasivos protagonistas. A partir de un espléndido guión original de Eric Roth, la película desarrollaba una circunspecta e imperturbable radiografía del turbio porvenir de un privilegiado trabajador del crimen organizado, alicaído y descentrado ante el inexorable cariz que acarrea el ocaso de su época y el inicio de un nuevo período en el negocio donde él no parece tener cabida. El aventajado componente de la denominada generación de la televisión manejó este lacónico y aflictivo relato por medio de una atmósfera tan enrarecida como claustrofóbica y evidenció su notable disposición para la dirección de actores.

Otras películas que describen el OCASO profesional de su protagonista

Candilejas – Charles Chaplin (1952)
Broadway Danny Rose – Woody Allen (1984)
Sin perdón – Clint Eastwood (1992)

INTEGRIDAD (Matar a un ruiseñor)

Rectitud que exhibe una persona en su actuar y pensar. Cuando un individuo dispone de integridad se lo calificará de íntegro y será sencillo de reconocer porque actuará de modo equilibrado, honesto y justo, o sea, se enfrentará con todo su esfuerzo a las injusticias que se susciten y lo ataquen a él o bien a su entorno. Quien emana integridad en su comportamiento será de confianza justamente porque siempre obrará en sentido correcto y no buscando que la acción le reporte un beneficio. (definicionabc.com)

“Vive de tal manera que, cuando tus hijos piensen en justicia, cariño e integridad, piensen en ti”
H. Jackson Brown (1940-) Escritor estadounidense

MATAR A UN RUISEÑOR (To kill a mockingbird) – 1962

matar

Director Robert Mulligan
Guion Horton Foote
Fotografía Russell Harlan
Música Elmer Bernstein
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 129m. B/N
Reparto Gregory Peck, Mary Badham, Phillip Alford, Robert Duvall, Rosemary Murphy, Brock Peters, John Megna, Frank Overton, Ruth White.

“Si consigues aprender una sola cosa te llevarás mucho mejor con tus semejantes: nunca llegarás a comprender a una persona hasta que no veas las cosas desde su punto de vista”

Respetuosa adaptación de la evocadora e influyente novela antirracista de Harper Lee, cuyo prestigio ha ido acrecentándose a lo largo de los años haste convertirse hoy en día en el título cumbre de su realizador y en uno de los grandes clásicos del cine americano de los sesenta. La valiente cruzada contra la intolerancia y los prejuicios raciales propios del provincianismo sureño, acrecentados si cabe ante la recelosa angustia de la Gran Depresión, en la que se embarca un íntegro abogado viudo de Maycomb (Alabama) al defender ante los tribunales a un hombre negro, falsamente acusado de violar a una muchacha blanca, cautiva al espectador desde sus ingeniosos títulos de crédito por la cándida mirada infantil con la que se vislumbra un intimismo dramático supeditado a la consumación de una atmósfera que aúna realismo, fantasía, nostalgia y emotividad con absoluta sencillez. Producida por Alan J. Pakula, ofrece una de las caracterizaciones más emblemáticas de Gregory Peck, el debut cinematográfico de Robert Duvall y una sugestiva partitura de Elmer Bernstein.

Otras películas sobre la INTEGRIDAD

Caballero sin espada – Frank Capra (1939)
Doce hombres sin piedad – Sidney Lumet (1957)
Hoy empieza todo – Bertrand Tavernier (1999)