Betsy Blair

LOCURA (Nido de víboras)

Privación del uso de la razón o del buen juicio. Hasta finales del siglo XIX, la locura se relacionaba con el rechazo de las normas sociales establecidas. Incluso, era común que se confundiera con ciertos trastornos, tales como la epilepsia o la bipolaridad. En la actualidad, la noción de locura está vinculada a un desequilibrio mental que se manifiesta en una percepción distorsionada de la realidad, la pérdida del autocontrol, las alucinaciones y los comportamientos absurdos o sin motivo. (definicion.de)

“En el amor siempre hay algo de locura, mas en la locura siempre hay algo de razón”
Friedrich W. Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán

NIDO DE VÍBORAS (The snake pit) – 1948

Director Anatole Litvak
Guión Frank Partos y Millen Brand
Fotografía Leo Tover
Música Alfred Newman
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. B/N
Reparto Olivia de Havilland, Mark Stevens, Leo Genn, Celeste Holm, Leif Erikson, Beulah Bondi, Lee Patrick, Betsy Blair.

“Recuerdo que una vez leí en un libro que, hace mucho tiempo, solían poner a la gente loca en fosas llenas de serpientes. Creo que pensaron que algo que podría volver loca a una persona normal, podría devolverle la cordura a una persona enferma. ¿Alguna vez oíste hablar de eso?”

Una de las primeras películas norteamericanas en abordar de lleno el complejo mundo de la locura, basada en la homónima y parcialmente autobiográfica novela de May Jane Ward, donde lejos de exprimir la vertiente psicoanalítica del relato (tan de moda en el cine hollywoodiense del momento) se optaba por recrear con poderosa fuerza dramática y desde un siniestro prisma de claustrofóbico onirismo tantos los horrores cotidianos como los dudosos métodos rehabilitadores de cualquier sanatorio mental, sirviéndose para ello de una puesta en escena de trazo expresionista y unas convincentes interpretaciones femeninas encabezadas por una extraordinaria Olivia de Havilland. Aderezando la narración con una oportuna utilización del flashback, el ucraniano Litvak evidenció una solvencia caligráfica más que notable al describir el enquistado complejo de culpabilidad que atormenta y trastorna al personaje protagonista en este rabioso melodrama negro, que, pese a tener ciertos problemas con la censura, alcanzó una importante resonancia hasta convertirse en un producto sumamente rentable.

Otras películas que abordan el tema de la LOCURA

Repulsión – Roman Polanski (1965)
Una mujer bajo la influencia – John Cassavetes (1974)
Spider – David Cronenberg (2002)

PERSONAJE (Doble vida)

Se entiende por aquellas personas o seres ficticios que sin importar su naturaleza son parte, actúan dentro de una obra artística (cinematográfica, literaria, teatral, etc.). Su construcción es mental y se logra a través de la imagen y el lenguaje. https://definiciona.com/personaje/

“Los actores no nos metemos en la piel del personaje, sino que metemos el personaje en nosotros”
Imanol Arias (1956-) Actor español

DOBLE VIDA (A double life) – 1947

doble

Director George Cukor
Guión Ruth Gordon y Garson Kanin
Fotografía Milton Krasner
Música Miklos Rozsa
Producción Univesal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 100m. B/N
Reparto Ronald Colman, Signe Hasso, Edmond O’Brien, Shelley Winters, Ray Collins, Millard Mitchell, Betsy Blair, Philip Loeb, Elizabeth Dunn.

“He llegado a pensar que podríamos estar juntos de nuevo. Pero si empezamos con una obra como ‘Otelo’ podría ser el final. (…) Sabes por qué. Porque no sabes olvidar el personaje cuando se baja el telón”

Majestuoso híbrido de melodrama y thriller psicológico con tintes de cine negro en torno al paranoico caso de un prestigioso actor de Broadway, que, obsesivamente ensimismado con el papel del celoso moro veneciano Otelo, acaba por transferirlo a su propia vida privada con inevitables consecuencias trágicas. Esta historia de psicopatía delirante y ofuscadora, expuesta en una apasionante espiral de dramatismo e intriga, recapacitaba con una manifiesta ponderación sobre el universo de la escena para fraguar un símil entre la realidad cotidiana y la representación teatral de una inmensa hondura y ambigüedad. Escrita por el adorable matrimonio de guionistas formado por Ruth Gordon y Garson Kanin, en su primer trabajo conjunto, constituye un perfecto muestrario de las virtudes artísticas de su realizador, especialmente concentradas en una sabia dirección de intérpretes, en la elegancia y buen gusto de su puesta en escena y en una exactitud nada vanidosa en todos los pormenores técnicos. Por si fuera poco, cuenta con una de las caracterizaciones más portentosas del gran Ronald Colman.

Otras películas que versan sobre la identificación patológica entre el actor y su PERSONAJE

Noche de estreno – John Cassavetes (1977)
Ed Wood – Tim Burton (1994)
Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) – Alejandro González-Iñárritu (2014)

SOLTERÍA (Calle Mayor)

Estado civil, con reconocimiento legal, en la que se encuentra aquella persona que no ha contraído matrimonio (…) Aquellas personas que están en esta situación se les denomina soltero o soltera. (Wikipedia)
Solterón o solterona es un término para referirse a alguien que ha alcanzado o sobrepasado la edad en la que, en su sociedad, se consideraría propio casarse. Según algunas feministas el término se ha aplicado en forma de estigma contra las mujeres solteras en mayor medida que sobre los solteros, debido al rol fundamentalmente reproductor y familiar que las sociedades tradicionales han asignado a la mujer. Por lo que el estereotipo de solterona era el de una persona no realizada que podía ser motivo de pena o burla. (Wikipedia)

“El matrimonio tiene muchos sinsabores, pero la soltería no goza de ningún placer”
Samuel Johnson (1709-1784) Poeta, ensayista, biógrafo y lexicógrafo inglés

CALLE MAYOR (Calle Mayor) – 1956

calle

Director Juan Antonio Bardem
Guión Juan Antonio Bardem
Fotografía Michel Kelber
Música Isidro B. Maiztegui y Joseph Kosma
Producción Suevia Films/Play Art/Iberia Films
Nacionalidad España/ Francia
Duración 97m. B/N
Reparto Betsy Blair, José Suárez, Dora Doll, Yves Massard, Luis Peña, Alfonso Goda, Manuel Alexandre, José Calvo, Matilde Muñoz Sampedro.

“A veces por la noche me despierto y me pregunto por qué no me he casado. Y no soy muy fea, digo yo, ni muy tonta me parece, ni mala persona… Entonces, ¿por qué?”

Acrisolando su rancia envoltura costumbrista y folletinesca, Bardem adaptó con severo ímpetu expresivo la novela de Carlos Arniches La señorita de Trevélez, anteriormente filmada por Edgar Neville en 1935, subscribiendo uno de los retratos más certeros y amargos de la mediocridad, el desencanto y la opresión moral que yacían en la España provinciana de los cincuenta. Betsy Blair simbolizaba el patético acomodo impuesto a la mujer en semejante contexto social interpretando de manera tan plausible como conmovedora a una mujer de treinta y cinco años, cuya resignación a envejecer como solterona era ferozmente interrumpida por el fingido propósito de noviazgo que le suscita un apuesto joven, espoleado a su vez por la tediosa desfachatez de su camada de amigos. Rodada en la ciudad de Logroño con una inhabitual capacidad de recursos técnicos, sobrevivió a las porfiadas trabas del gobierno franquista para erigirse en una de las películas más eminentes y reputadas a nivel internacional no ya de su autor sino de la cinematografía ibérica en general.

Otras películas sobre la SOLTERÍA

Locuras de verano – David Lean (1955)
Marty – Delbert Mann (1955)
Mi querida señorita – Jaime de Armiñán (1971)