Día: octubre 17, 2015

DEBUT (Sangre fácil)

Primera actividad, acción, actuación de un individuo en cualquier actividad, circunstancia y por otra parte se usa normalmente para designar la primera presentación en público, en sociedad, del trabajo de un artista o de un artista. (definicionabc.com)

“Debutó de fulana de tal en un vil melodrama; con sus veinte minutos de fama retiró a su mamá. El guión le exigía, cada vez, más escenas de cama. Por Vallecas, ya nadie la llama: Barbi Superestar” (canción Barbi Superestar)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor y poeta español

SANGRE FÁCIL (Blood simple) – 1984

BloodSimple(onesheet)2000-1.jpg

Director Joel Coen
Guion Joel Coen y Ethan Coen
Fotografía Barry Sonnenfeld
Música Carter Burwell
Producción River Road Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 97m. Color
Reparto Frances McDormand, Dan Hedaya, John Getz, Samm-Art Williams, M. Emmet Walsh, Deborah Newmann.

“Nunca apuntes a nadie si no es para dispararle y si le disparas procura matarle, porque si no está muerto intentará matarte. Eso es lo que nos enseñaron en el maldito ejército”

Tras descubrir que su mujer le engaña con uno de sus empleados, el intransigente dueño de un bar de Texas decide contratar los servicios de un cínico y desagradable detective para que asesine a la infiel pareja. Este sombrío y algo manido argumento, forjado en un guión tan sugestivo como desconcertante, propiciaría la sorprendente irrupción en el universo cinematográfico contemporáneo de los hermanos Coen y su particular idiosincrasia temática y estilística. Haciendo gala de una violencia desalmada, oportunamente amortiguada por un grotesco y soterrado sentido del humor, conformaron un flamante y estilizado thriller que recuperaba los arquetipos del cine negro clásico para insuflarles un aire tan moderno como regenerador. La atmósfera de fatalidad y malsana pesadilla que recorre todo el metraje, rozando en ocasiones el más puro cine de terror, y la distante negligencia con que se manifiestan los crudos acontecimientos, otorgan a la cinta una inexorable capacidad de fascinación que la mantiene aún como una de aquellas genuinas obras de culto surgidas en el cine americano de los ochenta.

Otros grandes DEBUTS cinematográficos de sus respectivos realizadores

Ciudadano Kane – Orson Welles (1939)
Los cuatrocientos golpes – François Truffaut (1959)
Reservoir dogs – Quentin Tarantino (1992)