Geena Davis

TELETRANSPORTE (La mosca)

Proceso de mover objetos o partículas de un lugar a otro instantáneamente. Según la narración de que se trate, puede realizarse, o no, utilizando una máquina llamada teletransportador. Literalmente quiere decir «desplazar a distancia», lo que puede ser entendido como un desplazamiento que se produce sin necesidad de establecer contacto físico directo con el objeto para que éste se mueva. (Wikipedia)

“Ya podemos teletransportar átomos y fotones, pero eso no son personas. Quizá dentro de una década consigamos teletransportar la primera molécula, como H2O o alguna similar. Pero el teletransporte real de un humano nos llevará siglos”
Michio Kaku (1947-) Físico teórico estadounidense

LA MOSCA (The fly) – 1986

fly2

Director David Cronenberg
Guion David Cronenberg y Charles Edward Pogue
Fotografía Mark Irwin
Música Howard Shore
Producción 20th. Century Fox/Brooks Films
Nacionalidad Estados Unidos/ Canadá
Duración 95m. Color
Reparto Jeff Goldblum, Geena Davis, John Getz, Joy Boushell, Michael Copeman, Leslie Carlson, George Chuvalo, David Cronenberg.

“El descubrimiento más impactante de la Tierra: el que anula todo concepto de transporte, de límites y fronteras de tiempo y espacio”

Flamante e innovadora versión del homónimo clásico de serie B dirigido por Kurt Neumann en 1958 que contribuiría considerablemente a la renovación del cine fantástico, erigiéndose en uno de los productos capitales del género durante la década de los ochenta. El evolutivo proceso de degeneración orgánica y cerebral que padece un despistado científico (indudablemente la caracterización más importante en la carrera de Jeff Goldblum) tras sus aterradores experimentos de desintegración y teletransporte de materia, devino un material más que apropiado para que el entonces creativo David Cronenberg (siempre dispuesto a indagar en la malsana aprensión del ser humano por la transformación física) imprimiera su particular mirada a través de una atmósfera enfermiza, claustrofóbica y aderezada con carices eróticos, es decir, idónea para atrapar al espectador y ejercer sobre él una atracción tan indiscreta como morbosa. Los espléndidos efectos especiales y de maquillaje corrieron a cargo de un inspirado Chris Wallas, quien tres años más tarde no tuvo reparos en dirigir una desalentadora e innecesaria secuela.

Otras películas donde se practica el TELETRANSPORTE

Star Trek, la película – Robert Wise (1979)
Doom – Andrzej Bartkowiak (2005)
Jumper – Doug Liman (2008)

TRAVESTISMO (Tootsie)

Identidad transgénero en la que una persona de determinado género biológico acostumbra utilizar la vestimenta socialmente asignada al género opuesto. Generalmente, el travestismo implica o puede implicar un deseo o condición transexual del individuo en que desea que se le reconozca como una persona del género opuesto en la que su identidad de género es discordante a su género biológico. El travestismo puede presentarse en personas de diferentes orientaciones sexuales y por diversos motivos como la infiltración, las representaciones dramáticas, el entretenimiento, el transformismo, la adaptación social y como fetichismo. http://es.wikipedia.org/wiki/Travestismo

“No se puede establecer ninguna correlación, por ejemplo, entre el travestismo o el transgénero y la práctica sexual, y la distribución de las inclinaciones heterosexual, bisexual y homosexual no puede determinarse de manera previsible a partir de los movimientos de simulación de un género ambiguo o distinto”
Judith Butler (1956-) Filósofa post-estructuralista estadounidense

TOOTSIE (Tootsie) – 1982

tootsie

Director Sidney Pollack
Guión Larry Gelbart y Don McGuire
Fotografía Owen Roizman
Música Dave Grusin
Producción Columbia/Delphi/Mirage/Punch Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 119m. Color
Reparto Dustin Hoffman, Jessica Lange, Teri Garr, Dabney Coleman, Charles Durning, Sydney Pollack, Bill Murray, Geena Davis

“He sido mejor hombre contigo como mujer de lo que nunca había sido con una mujer como hombre”

Un actor (brillante Hoffman) se ve forzado a travestirse para conseguir un papel en un culebrón televisivo de temática hospitalaria, que no sólo le reportará un sonado triunfo profesional sino que le ayudará a conocerse mejor a sí mismo y a estabilizar su vida sentimental. Este vodevilesco argumento, proclive a desviarse por los vericuetos de la más tópica ordinariez, deparó una persuasiva comedia romántica de enredos que gracias a su aplastante éxito de crítica y público inyectó una necesaria dosis de esperanza a un género abocado, desde la década anterior, a diseminar con indiferencia su cariz más repulsivamente zafio. En su primera incursión en el género, Pollack supo conducir con desenvoltura y ligereza los equívocos y ambigüedades de una trama salpimentada con toques sentimentales o dramáticos, incluso críticos (sobre todo en lo relativo al preponderante materialismo de una televisión supeditada a los límites de audiencia) para musitar sobre los roles sexuales en el mundo laboral y, sobre todo, explorar con sutil mordacidad el perfil femenino que anida en todo hombre.

Otras películas sobre TRAVESTISMO

Con faldas y a lo loco – Billy Wilder (1959)
Las aventuras de Priscilla, reina del desierto – Stephan Elliott (1993)
Hedwig and the angry inch – John Cameron Mitchell (2001)