Robin Williams

PRÍNCIPE (Hamlet)

Miembro de una aristocracia gobernante o nobleza. Normalmente es un título asociado a la realeza, siendo usado por hijos del rey. Típicamente, en la mayoría de las dinastías europeas, recibe el título de príncipe el hijo varón y heredero de un monarca (…) Es uno de los títulos más estereotipados, siendo normalmente asociado a la belleza y virtud y formando parte de numerosos cuentos y leyendas. http://es.wikipedia.org/wiki/Pr%C3%ADncipe

“El poder arbitrario constituye una tentación natural para un príncipe, como el vino o las mujeres para un hombre joven, el soborno para un juez, la avaricia para el viejo o la vanidad para la mujer”
Jonathan Swift (1667-1745) Escritor irlandés

HAMLET (Hamlet) – 1996

hamlet1

Director Kenneth Branagh
Guión Kenneth Branagh
Fotografía Alex Thomson
Música Patrick Doyle
Producción Castle Rock/Columbia/Fishmonger Films/Turner Pictures
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 242m. Color
Reparto Kenneth Branagh, Kate Winslet, Charlton Heston, Julie Christie, Derek Jacobi, Richard Attenborough, Billy Crystal, Judi Dench.

“Ser o no ser, ésa es la cuestión. Si es mejor para el alma soportar los golpes y flechas de la ultrajante fortuna o revelarse contra un mar de adversidades y, en dura pugna, darles fin, morir, dormir…”

La apasionada admiración de Branagh por la obra shakespeariana, previamente manifestada en dos relevantes acercamientos cinematográficos, ENRIQUE V (1989) y MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES (1993), quedó rubricada con la consumación de un ambicioso y monumental proyecto artístico por el que el cineasta británico llevaba obsesionado desde su adolescencia. Ubicando las maquinaciones palaciegas y los demonios interiores que atormentaban la conciencia del desconcertado príncipe de Dinamarca en un impreciso siglo XIX, probablemente con el objetivo de subrayar la modernidad de la inmortal tragedia, respetó con minuciosa e insólita exactitud el texto íntegro del original literario; circunstancia que acabó por ensanchar el film hasta una longitud de cuatro horas de duración. Lejos de exasperar, el metraje progresa con ligereza, fluidez e intensidad gracias a una portentosa puesta en escena, donde sobresale la pomposidad decorativista de Tim Harvey y un acreditado elenco de actores, que incluía asimismo a otras personalidades de la interpretación como Jack Lemmon, Robin Williams, Gérard Depardieu, John Gielgud o John Mills.

Otras películas sobre PRÍNCIPES

El príncipe estudiante – Ernst Lubitsch (1927)
Alexander Nevsky – Sergei M. Eisenstein (1938)
El príncipe de Zamunda – John Landis (1988)

DECONSTRUCCIÓN (Desmontando a Harry)

Término utilizado por el filósofo postestructuralista, nacido en Argelia, Jacques Derrida. Se basa en el estudio del método implícito en los análisis del pensador Martin Heidegger, fundamentalmente en sus análisis etimológicos de la historia de la filosofía. Consiste en mostrar cómo se ha construido un concepto cualquiera a partir de procesos históricos y acumulaciones metafóricas (de ahí el nombre de deconstrucción), mostrando que lo claro y evidente dista de serlo, puesto que los útiles de la conciencia en que lo verdadero en sí ha de darse, son históricos, relativos y sometidos a las paradojas de las figuras retóricas de la metáfora y la metonimia (…) no debe ser considerada como una teoría de crítica literaria ni mucho menos como una filosofía. Es una estrategia, una nueva práctica de lectura, un archipiélago de actitudes ante el texto. Investiga las condiciones de posibilidad de los sistemas conceptuales de la filosofía pero no debe ser confundida con una búsqueda de las condiciones trascendentales de la posibilidad del conocimiento. (Wikipedia)

“La deconstrucción no es sólo (como su nombre parecería indicar) la técnica de una construcción trastocada, puesto que es capaz de concebir, por sí misma, la idea de construcción. Se podría decir que no hay nada más arquitectónico y al mismo tiempo nada menos arquitectónico que la deconstrucción”
Jacques Derrida (1930-2004) Pensador y filósofo francés nacido en Argelia

DESMONTANDO A HARRY (Deconstructing Harry) – 1997

desmon

Director Woody Allen
Guion Woody Allen
Fotografía Carlo Di Palma
Música Varios
Producción Sweetland Films/Fine Line Features
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 97m. Color
Reparto Woody Allen, Kirstie Alley, Elisabeth Shue, Demi Moore, Judy Davis, Billy Crystal, Robin Williams, Amy Irving, Mariel Hemingway, Paul Giamatti.

“¿Lo ves? ¿Qué digo yo siempre? Las palabras más bonitas de nuestro idioma no son ‘te quiero’ sino ‘es benigno'”

Una de las comedias más creativas, vituperantes y divertidas de la inagotable factoría alleniana, que, en una especie de tributo paródico a la bergmaniana FRESAS SALVAJES (1957), ubicaba la narración en vísperas del homenaje que un neurótico escritor debe recibir en su vieja universidad para deconstruir con sublime procacidad nihilista una trayectoria vital caótica e inmersa en una profunda crisis anímica, profesional y afectiva. Nos hallamos ante una obra tan audaz como insólita, en cuya prodigiosa orfebrería estética y formal convivían seres ficticios (algunos tan geniales como el actor desenfocado interpretado por Robin Williams) con personajes reales, todos ellos representativos de la clase media neoyorquina, en vistas a alternar con absoluta clarividencia dialéctica hilarantes episodios literarios (destacable resulta el descenso a los infiernos en ascensor) con frenéticas situaciones cotidianas, delimitadas exclusivamente por el montaje sincopado de estas últimas. Una de las grandes películas de los noventa, nutrida de un soberbio conjunto de intérpretes, que desempolvaba además un purgante paralelismo con el ya entonces controvertido perfil público del cineasta.

Otras DECONSTRUCCIONES cinematográficas

Traité de bave et d’éternité – Isidore Isou (1951)
Policía, adjetivo – Corneliu Porumboiu (2009)
El árbol de la vida – Terrence Malick (2011)