Georges Perinal

VANGUARDISMO (La sangre de un poeta)

Se refiere a las personas o las obras que son experimentales o innovadoras, en particular en lo que respecta al arte, la cultura y la política. El vanguardismo representa un empuje de los límites de lo que se acepta como la norma o statu quo, sobre todo en el ámbito cultural. http://es.wikipedia.org/wiki/Vanguardismo

“La vanguardia no pasa por pretender delimitar la verdad, sino por no contarnos más mentiras los unos a los otros”
Manuel Vázquez Montalbán (1939-2003) Escritor español

LA SANGRE DE UN POETA (Le sang d’un poète) – 1930

sang

Director Jean Cocteau
Guión Jean Cocteau
Guión Georges Périnal
Fotografía Georges Auric
Producción Vicomte de Noailles
Nacionalidad Francia
Duración 55m. B/N
Reparto Lee Miller, Enrique Rivero, Jean Desbordes, Féral Benga, Lucien Jager, Barbette, Odette Talazac, Pauline Carton, Fernand Dichamps.

Gracias a la siempre resolutiva contribución monetaria del mecenas vizconde de Novailles, en esta ocasión con el propósito de complacer a su esposa en el día de su aniversario, Cocteau pudo filtrar su sensibilidad poética al mundo del celuloide; en una asignatura creativa, que, con el paso del tiempo, acabaría pertrechando una obra de insólita autonomía, tan presuntuosa como hermética y estéticamente apasionante. En esta crónica experimental sobre el ofuscador desasosiego de un artista, definida por su propio autor como “Un documental realista de acontecimientos irreales”, se refugió en los axiomas del entonces ya moribundo surrealismo cinematográfico y otras tendencias vanguardistas de la época para elaborar un torrente de imágenes metafóricas, barrocas e irreverentes, contagiadas de un velado erotismo y una decadencia onírica de refinada espontaneidad. El prolífico creador no volvió a colocarse tras la cámara y traslucir su sigilosa percepción narcisista y homosexual hasta 1946, cuando adaptó el cuento de hadas de Mme. Leprince de Beaumont, LA BELLA Y LA BESTIA.

Otras películas VANGUARDISTAS

El año pasado en Marienbad – Alain Resnais (1961)
El topo – Alejandro Jodorowsky (1970)
Mulholland Drive – David Lynch (2001)

FANTASÍA (El ladrón de Bagdad)

Facultad humana que permite reproducir, por medio de imágenes mentales, cosas pasadas o representar sucesos que no pertenecen al ámbito de la realidad (…) También puede ser entendida como el grado superior de la imaginación o el pensamiento ingenioso. Estos pensamientos pueden plasmarse en obras artísticas, como cuentos, novelas o películas (…) Dentro de las diversas clasificaciones que recibe la literatura de ficción existe un género que se conoce como fantasía y en la que se encuentran contenidas aquellas obras que narran historias que no pueden ocurrir en un contexto real, que se pasa por alto las leyes de la naturaleza y que busca llevar al lector a mundos imaginarios para hacerlos reflexionar, muchas veces, sobre el propio pero a partir de elementos abstractos. http://definicion.de/fantasia/

“La fantasía, aislada de la razón, sólo produce monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio, es la madre del arte y fuente de sus deseos”
Francisco de Goya (1746-1828) Pintor y grabador español

EL LADRÓN DE BAGDAD (The thief of Bagdad) – 1940

Director Ludwig Berger, Michael Powell y Tim Whelan
Guión Lajos Biro y Miles Malleson
Fotografía Georges Périnal
Música Miklos Rozsa
Producción London Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 106m. Color
Reparto Conrad Veidt, Sabú, June Duprez, John Justin, Rex Ingram, Miles Malleson, Morton Selten, Mary Morris, Bruce Winston, Roy Emerton

“Eres un pequeño hombre inteligente, pequeño maestro del universo, pero los mortales son débiles y frágiles. Si su estómago habla, se olvidan de su cerebro. Si su cerebro habla, se olvidan de su corazón. Y si su corazón habla… se olvidan de todo”

Adaptación producida por la factoría Korda de una de las más famosas narraciones fantásticas derivadas de la literatura árabe, que, a pesar de conceder menos relevancia al cometido narrativo o al dibujo de los personajes que a la obtención de un producto visual y decorativista de fastuoso exotismo multicolor, sigue revelándose hoy como una mixtura de aventuras y romanticismo tan primorosa como fascinadora. Sus innovadores efectos especiales, un rutilante tratamiento del Technicolor o la impagable decoración artística de William Cameron Menzies repercutieron sobremanera en hacer imperecederas algunas de sus ráfagas de entusiasmo sobrenatural (el blanco caballo volador, la muñeca mecánica asesina que toca el laúd, el genio surgido del interior de la botella o el ascenso del sagaz Abú al corazón de una inmensa tela de araña) pero no lograron borrar de la memoria la arrebatadora versión silente dirigida por Raoul Walsh en 1924. El accidentado rodaje, iniciado en los estudios ingleses de Denham, finalizó dos años después en Hollywood debido a la Segunda Guerra Mundial.

Otras FANTASÍAS cinematográficas

El mago de Oz – Victor Fleming (1939)
La princesa prometida – Rob Reiner (1987)
El señor de los anillos: El retorno del rey (2003)

GLOTONERÍA (La vida privada de Enrique VIII)

Conducta de la persona que come con ansia y en exceso. (google.es)

“La desigualdad, hoy, no se puede atribuir sólo a la insaciable glotonería capitalista, aunque es indiscutible que ésta fue artífice y sostenedora de su inicial creación y desarrollo”
Rubén Blades (1948-) Cantante, compositor, músico, actor y abogado panameño

LA VIDA PRIVADA DE ENRIQUE VIII (The private life of Henry VIII) – 1933

Director Alexander Korda
Guión Lajos Biro y Arthur Wimperis
Fotografía Georges Perinal
Música Kurt Schröder
Producción London Film
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 97m. B/N
Reparto Charles Laughton, Robert Donat, Miles Mander, Elsa Lanchester, Merle Oberon, Wendy Barrie, Binnie Barnes, Franklin Dyall.

“Todas las mujeres se consideran la esposa adecuada para el marido de otra mujer”

Bulliciosa e irreverente reconstrucción de las desventuras matrimoniales del más despótico e insaciable monarca surgido de la familia Tudor, que ha pasado a la historia del celuloide por significar el primer éxito internacional de la cinematografía británica en su etapa sonora y el auténtico impulsor del prestigio que ésta cosecharía en sus subsiguientes años. Beneficiado de la excelente labor escenográfica de su hermano Vincent, Alexander Korda construyó una esmerada película que desdeñaba toda rigurosidad histórica para moverse con presteza en una contextura de comedia que oscilaba entre lo bufo y lo picaresco y, cuyo principal aliciente, residía en la exuberante caracterización física y psicológica que el orondo Laughton hizo del repulsivo soberano de marras, que tomaba como modelo el célebre retrato El joven de Hans Holbein y a la que regresó veinte años después en LA REINA VIRGEN de George Sidney. Entre el resto del reparto, sobresalía la presencia de una joven Merle Oberon, que, en 1939, acabaría convirtiéndose en la esposa del polifacético realizador.

Otras películas cuyo protagonista destaca por su GLOTONERÍA

Los asesinos de la luna de miel – Leonard Kastle (1969)
La gran comilona – Marco Ferreri (1973)
Super size me – Morgan Spurlock (2004)