Anita Ekberg

LITERATURA (Guerra y paz)

Actividad de raíz artística que aprovecha como vía de expresión al lenguaje. También se utiliza el término para definir a un grupo de producciones literarias surgidas en el seno de un mismo país, periodo de tiempo o de un mismo género (como la literatura persa, por ejemplo) y al conjunto de materiales que giran sobre un determinado arte o una ciencia. (definicion.de)

“La literatura no puede reflejar todo lo negro de la vida. La razón principal es que la literatura escoge y la vida no”
Pío Baroja (1872-1956) Escritor español

GUERRA Y PAZ (War and peace) – 1956

Director King Vidor
Guion Bridget Boland, Mario Camerini, Ennio de Concini, Ivo Perilli, Irwin Shaw y Robert Westerby
Fotografía Jack Cardiff y Aldo Tonti
Música Nino Rota
Producción Dino de Laurentiis/Carlo Ponti Productions/Paramount
Nacionalidad Estados Unidos/ Italia
Duración 208m. Color
Reparto Audrey Hepburn, Henry Fonda, Mel Ferrer, Vittorio Gassman, Oskar Homolka, Herbert Lom, Anita Ekberg, Barry Jones, John Mills.
* Nino Rota – Natasha’s waltz

“Quiero descubrir (…) Todo. Quiero descubrir por qué sabiendo lo que es correcto, hago lo contrario. Quiero conocer la felicidad y saber cuál es el valor del sufrimiento. Quiero saber por qué los hombres van a la guerra y, también, qué hay de verdad en sus corazones cuando rezan. Quiero descubrir lo que sienten los hombres y las mujeres cuando aman. Ya ves, estoy muy ocupado”

King Vidor coronó su impresionante carrera cinematográfica, más tarde sólo realizaría la extravagante SALOMON Y LA REINA DE SABA (1957), con este colosal fresco histórico, que, producido con la ampulosidad propia de Dino de Laurentiis y Carlo Ponti, pretendía recrear los episodios más significativos de la voluminosa e inmortal novela de Leon Tolstoi y establecer a partir de ella una reflexión sobre el amor y la búsqueda de la felicidad en tiempos de guerra. La transformación moral sufrida por la sociedad soviética durante la campaña napoleónica, contemplada a través de las experiencias y vicisitudes afectivas expiadas por los miembros de una familia de la alta aristocracia, era plasmada con una apasionada emotividad y un lirismo embriagador, que, obviamente, no rehuía las espectaculares escenas de batalla, al parecer rodadas con un buen número de extras por Mario Soldati. La seductora música de Nino Rota, una sensacional fotografía que utilizaba el novedoso formato de imagen VistaVision y las sublimes interpretaciones de todo el reparto no impidieron el estrepitoso fracaso comercial de la osada primera tentativa de recapitular en imágenes esta cumbre de la literatura universal.

Otras películas basadas en una obra cumbre de la LITERATURA universal

Las uvas de la ira – John Ford (1940)
Madame Bovary – Vincente Minnelli (1949)
Don Quijote – Grigori Kozintsev (1957)

AÑORANZA (Entrevista)

Nostalgia o sentimiento de pena que produce la ausencia, privación o pérdida de una persona o cosa muy querida. (Espasa-Calpe)

“No sucumbas a la añoranza. Sal a la calle. Ve a una ciudad vecina, a un país extranjero, pero no viajes al pasado que duele”
Pablo Picasso (1881-1973) Pintor y escultor español

ENTREVISTA (Intervista) – 1987

entrevista

Director Federico Fellini
Guión Federico Fellini
Fotografía Tonino Delli Colli
Música Nicola Piovani
Producción Cinecittà/RAI
Nacionalidad Italia
Duración 105m. Color
Reparto Sergio Rubini, Marcello Mastroianni, Anita Ekberg, Maurizio Mein, Paola Liguori, Antonella Ponziani, Antonio Cantafora, Lara Wendel.

“Y ahora queridos amigos, con su permiso, un pequeño juego en honor a nuestra amada anfitriona. Oh, varita de Mandrake, te lo ordeno: ¡haz que vuelvan los buenos tiempos del pasado!”

Fellini aprovechó la visita de un equipo de la televisión japonesa para efectuar un reportaje sobre su persona (el cual nunca llegaría a consumarse) para concebir este entusiasta e irónico autorretrato, que, sin dejar de ser una obra obviamente menor en el cómputo de su majestuosa filmografía, acabaría convirtiéndose en su definitivo testamento cinematográfico. Con la intención de mostrarnos su amor eterno a los estudios romanos de Cineccittà por acoger con perdurable fascinación la mayor parte de su obra, el genial cineasta construyó un jubiloso, sensible y evocador manifiesto artístico para reflexionar con añoranza y cierto egocentrismo sobre su propia obra, sus fantasmas personales o su alarmante necesidad de seguir vinculado al cine; transformando para ello cualquier atisbo de banalidad o pedantería en un aluvión de inspiración y osadía creativa, plagado de sugerentes imágenes o instantes tan mágicos, conmovedores y melancólicos como el reencuentro de la legendaria pareja formada por Marcello Mastroianni y Anita Ekberg, casi treinta años después de protagonizar LA DOLCE VITA (1960).

Otras películas que plasman el sentimiento de AÑORANZA por los buenos tiempos

El sabor del sake – Yasujiro Ozu (1962)
Grupo salvaje – Sam Peckinpah (1969)
Beautiful girls – Ted Demme (1996)

OCIOSIDAD (La dolce vita)

Estado del que está voluntariamente sin desempeñar actividades productivas. http://es.wiktionary.org/wiki/ociosidad

“Nada torna a la gente más desnaturalizada e insubordinada que una larga y constante ociosidad”
Stephan Zweig (1881-1942) Escritor austríaco

LA DOLCE VITA (La dolce vita) – 1960

VITA

Director Federico Fellini
Guión Federico Fellini, Tullio Pinelli, Ennio Flaiano y Brunello Rondi
Fotografia Otello Martelli
Música Nino Rota
Producción Riama Film/Pathé Cinema/Gray-Film
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 172m. B/N
Música Nino Rota
Reparto Marcello Mastroianni, Anita Ekberg, Anouk Aimée, Yvonne Furneaux, Alain Cuny, Walter Santesso, Lex Barker, Magali Noel, Nadia Gray.

“A mi Roma me gusta mucho. Es una especie de jungla, cálida y misteriosa, donde uno puede esconderse”

La transición entre el alegórico realismo felliniano y el abstracto onirismo autobiográfico que el autor cultivaría hasta el fin de sus días se produjo con esta exuberante sátira sobre la inmoralidad de la clase pudiente romana y la alevosa dependencia recíproca entre la “jet-set” y la contumaz prensa gráfica o “paparazzis”, como se les acuñó a partir de entonces en cortesía a un personaje del film. La agotadora aventura existencial de un seductor periodista (grandioso Mastroianni) por este galimatías de opulente decadencia parásita permutaba alegoría, autoparodia y ensoñación a través de un barroquismo ideológico sinpar, generador de momentos tan antológicos como el gigantesco Cristo que sobrevuela la ciudad en helicóptero, o, por supuesto, el embelesador y sensual chapuzón nocturno en la Fontana di Trevi. Excelso el trabajo que el diseñador Piero Gherardi hizo en un film para el que el paso del tiempo se ha encargado de atenuar los factores que propiciaron su mayúsculo escándalo pero no ha conseguido reducir ni un ápice de su fascinación, vigencia y modernidad.

Otras películas sobre OCIOSIDAD

La regla del juego – Jean Renoir (1939)
Los inútiles – Federico Fellini (1953)
El discreto encanto de la burguesía – Luis Buñuel (1972)