Mes: marzo 2018

VAINA (La invasión de los ladrones de cuerpos)

1. Envoltura tierna y alargada en la que están encerradas en hilera las semillas de ciertas plantas y que está formada por dos piezas o valvas.
2. Envoltura alargada de ciertas cosas.
(google.es)

“¡Celestial! ¿No te busca con sus ojos la planta, no tiende hacia ti los tímidos brazos la baja maleza? Para encontrarte rompe la semilla cautiva su vaina; para bañarse en tus ondas, vivificado por ti, sacude el bosque la nieve, como un ropaje superfluo” (poema Al éter)
Friedrich Hölderlin (1770-1843) Poeta lírico alemán

LA INVASIÓN DE LOS LADRONES DE CUERPOS (Invasion of the body snatchers) – 1956

Director Don Siegel
Guión Daniel Mainwaring
Fotografía Ellsworth Fredericks
Música Carmen Dragon
Producción Walter Wanger Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 80m. B/N
Reparto Kevin McCarthy, Dana Wynter, Larry Gates, Jean Willes, King Donovan, Ralph Dumke, Carolyn Jones, Virginia Christine.

“No quiero vivir en un mundo sin amor, o dolor, o belleza, prefiero morir”

De regreso a la pequeña localidad de Santa Mira (California), un médico descubre como unos seres de otro planeta, surgidos como clones sin raciocinio de unas enormes vainas, van reemplazando a toda la población para apoderarse progresivamente de la Tierra. Este pérfido e ingenioso planteamiento argumental, inspirado en la novela homónima de Jack Finney, ocultaba tras su descripción costumbrista una aterradora parábola de los sistemas totalitarios y, muy especialmente, de la histérica paranoia persecutoria azuzada por el senador McCarthy. La película, plasmada con el vigor narrativo propio de Siegel y el habitual laconismo de las producciones fantásticas de serie B, soportó el menosprecio de la crítica del momento para transformarse con el paso del tiempo en una sólida e incuestionable pieza de culto, homenajeada en numerosas ocasiones y objeto de dos desemejantes remakes: LA INVASIÓN DE LOS ULTRACUERPOS (1978) de Philip Kaufman, que trasladaba con revitalizadora desenvoltura la acción a la urbe de San Francisco, y SECUESTRADORES DE CUERPOS (1993) de Abel Ferrara, tan mediocre como absolutamente innecesaria.

Otras películas donde aparecen otros tipos de VAINAS

eXistenZ – David Cronenberg (1999)
La guerra de las galaxias. Episodio I: La amenaza fantasma – George Lucas (1999)
Déjame salir – Jordan Peele (2017)

AMORALIDAD (Un asunto de mujeres)

Falta de sentido o finalidad moral. (Espasa-Calpe)

“Los países de tradición católica no suelen ser puritanos. El mecanismo de la confesión y la penitencia genera conciencias elásticas. Por eso el Vaticano vive pendiente de España e Italia: teme que el escepticismo religioso nos lleve a la amoralidad y la indecencia, sin estaciones intermedias. Y hace algo parecido a una oferta. Vale con que no vayan a misa, viene a decir, pero protejan la familia tradicional” (artículo Un asunto de familia)
Enric González (1959-) Periodista y escritor español

UN ASUNTO DE MUJERES (Un affaire de femmes) – 1988

Director Claude Chabrol
Guión Claude Chabrol y Colo Tavernier O’Hagan
Fotografía Jean Rabier
Música Mathieu Chabrol
Producción MK2/A2/Camèlia/La Sept.
Nacionalidad Francia
Duración 108m. Color
Reparto Isabelle Huppert, François Cluzet, Nils Tavernier, Dominique Blanc, Aurore Gavin, Marie Trintignant, Lolita Chammah, Marie Bunel.
* Maurice Chevalier – La chanson du maçon

“¿Crees que los bebés en el vientre de su madre tienen alma?”

Diez años después de rodar la desasosegante POSTITUTA DE DIA, SEÑORITA DE NOCHE, Chabrol volvió a confiar en la portentosa eficacia interpretativa de Isabelle Huppert (poco después supliría definitivamente a Stéphane Audran en su rol de musa) para representar otro famoso capítulo de la crónica patibularia francesa, como fue el dramático caso de una ama de casa con dos hijos, que, tras ganarse la vida ejerciendo la clandestina e ilegal práctica del aborto en plena ocupación nazi, pasó a cerrar la lista de las mujeres ajusticiadas en el país galo por el método de la guillotina. La película, basada libremente en la novela homónima de Francis Szpiner, exhibía esta infausta providencia con realismo, crudeza, contención y esa sabia destemplanza analítica para retratar la psicología femenina que siempre ha caracterizado a su autor, dejando que el espectador estableciera su propio dictamen sobre si lo aquí representado había sido tanto consecuencia de las ingratas condiciones de vida que rodeaban a la protagonista como de su propia naturaleza amoral e individualista.

Otras películas en cuyo argumento prima la AMORALIDAD

El extraño amor de Martha Ivers – Lewis Milestone (1946)
El gran carnaval – Billy Wilder (1951)
Las amistades peligrosas – Stephen Frears (1988)

INCOMUNICACIÓN (Como un espejo)

Falta de relación, trato o comunicación con otra persona. (google.es)

“Las tres enfermedades del hombre actual son la incomunicación, la revolución tecnológica y su vida centrada en su triunfo personal”
José Saramago (1922-2010) Escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués

COMO UN ESPEJO (Sasom i en spegel) – 1961

Director Ingmar Bergman
Guión Ingmar Bergman
Fotografía Sven Nykvist
Música Erik Nordgren
Producción Svensk Filmindustri
Nacionalidad Suecia
Duración 89m. B/N
Reparto Harriet Andersson, Gunnar Björnstrand, Max Von Sydow, Lars Passgard.
* Johann Sebastian Bach – Sarabande from Cello Suite No.2 in D minor

“No sé si el amor es prueba de la existencia de Dios o si el amor es Dios mismo (…) Ese pensamiento me ayuda en mi vacío y desesperación (…) De repente, el vacío se convierte en abundancia, la desesperanza en vida. Es como el indulto de una pena de muerte”

Una de las obras más angustiosas y trascendentales del repertorio bergmaniano, que inauguraba una presunta trilogía existencialista, completada con LOS COMULGANTES (1962), y EL SILENCIO (1963), acerca del desasosiego vital, la soledad y la insuficiencia comunicativa, así como de una obsesiva instigación hacia el hermético amor divino. Enmarcada en la desabrigada y turbadora isla báltica de Faro, lugar donde el cineasta sueco acabaría por recluirse de manera definitiva, moldeaba con riguroso ascetismo las sofocantes relaciones que una muchacha aquejada de esquizofrenia y poseída por un esotérico fervor místico sostenía en un período vacacional de veinticuatro horas con tres familiares: su padre, un derrotado escritor; su marido, un médico bastante desorientado, y su hermano adolescente, alterado ante su embrionario paladar erótico. Con esta película, Bergman asentaría su depurada abstracción expresiva en un radicalismo conceptual destinado a exorcizar sus demonios personales, fundamentalmente religiosos y sexuales, por medio de un inmanente hálito de fatalidad y abatimiento.

Otras películas que abordan el problema de INCOMUNICACIÓN

Te querré siempre – Roberto Rossellini (1953)
El desierto rojo – Michelangelo Antonioni (1964)
El cielo sobre Berlín – Wim Wenders (1987)

NARCOTRÁFICO (Traffic)

Comercio de sustancias tóxicas,1​ que engloba la fabricación, distribución, venta, control de mercados y reciclaje de estupefacientes, adictivos o no, potencialmente dañinos para la salud (conocidos comúnmente como drogas). La mayoría de las legislaciones internacionales prohíben o limitan el narcotráfico, con penas que incluyen la ejecución por diversos medios,​ aunque esto varía en función de la sustancia y de la legislación local. (Wikipedia)

“En este país la política es tan corrupta que corrompió hasta el narcotráfico”
Rafael Humberto Moreno-Durán (1945-) Escritor colombiano

TRAFFIC (Traffic) – 2000

Director Steven Soderbergh
Guión Stephen Gaghan
Fotografía Steven Soderbergh (Peter Andrews)
Música Cliff Martinez
Producción USA Films/Initial Entertainment Group
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 142m. Color
Reparto Michael Douglas, Benicio del Toro, Don Cheadle, Catherine Zeta-Jones, Dennis Quaid, Luis Guzmán, Jacob Vargas, Erika Christensen, Miguel Ferrer, Amy Irving, Steven Bauer.

“Educación, rehabilitación, prevención… pero eso no le interesa a los periodistas. Quieren publicar que la gente va a la cárcel, que muere el aspecto más cruento del mundo de la droga”

La definitiva consagración de Soderbergh, cineasta de trayectoria desigual y acusada persuasión por la experimentación estilística, llegó con este exhaustivo y heterogéneo mosaico social en torno al espinoso problema de la drogadicción en Estados Unidos, trazado con convicción en tres vertientes argumentales paralelas que ponían el foco de atención en distintas perspectivas del conflicto: la acción y corrupción policial, la rivalidad entre los carteles mexicanos que dominan el narcotráfico, la inoperancia política y judicial al respecto, el consumo entre adolescentes y el drama familiar que casi siempre trae consigo, etc. Inspirada en una miniserie televisiva producida por la BBC, TRAFFIK (1989), sobresale por una artificiosa fotografía (cámara en mano) de saturados contrastes cromáticos a cargo del propio realizador (bajo seudónimo), una hermética partitura intimista de Cliff Martínez y la descollante dirección de un reparto coral liderado por unos espléndidos Michael Douglas y Benicio Del Toro, que incluye breves apariciones de James Brolin, Salma Hayek y Albert Finney.

Otras películas sobre el submundo del NARCOTRÁFICO

French Connection, contra el imperio de la droga – William Friedkin (1971)
Ciudad de Dios – F.Meirelles y K.Lund (2002)
American gangster – Ridley Scott (2007)

COLECTIVISMO (La huelga)

Doctrina política y social que defiende la propiedad comunal de los bienes y medios de producción. A lo largo de la historia se han registrado numerosas actividades colectivistas, pero hasta el siglo XVIII no hubo una teorización de las mismas (…) Las sociedades colectivistas son aquellas en las que se percibe una interdependencia de sus miembros y donde prima el bienestar del grupo sobre el individuo, es decir, la consecución de los objetivos grupales sobre los individuales. La valía del individuo radica en cómo contribuye a la sociedad. (Wikipedia)

“No considere a los colectivistas como idealistas sinceros pero engañados. La propuesta de esclavizar a algunos hombres por el bien de otros no es un ideal; la brutalidad no es idealista, no importa cuál sea su propósito. Nunca diga que el deseo de hacer bien por la fuerza es un buen motivo. Ni la impetuosidad ni la estupidez son buenos motivos”
Ayn Rand (1905-1982) Filósofa y escritora estadounidense de origen ruso

LA HUELGA (Stachka) – 1924

Director Sergei M. Eisenstein
Guión Sergei M. Eisenstein, Grigori Alexandrov y Valeri Pletnyov
Fotografía Eduard Tissé, Vasili Khvatov y Vladimir Popov
Producción Goskino/Moscú Proletkult
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 81m. B/N
Reparto Aleksandr Antonov, Mikhail Gomorov, Maksim Straukh, Ivan Ivanov, Yudif Glizer, Grigori Aleksandrov, Ivan Klyukvin, Boris Yurtsev.

“La fuerza de la clase obrera es la organización. Sin organización de masas, el proletario es nada. Organizado lo es todo. Estar organizado significa unidad de acción, unidad de actividades prácticas”

El cineasta soviético más ilustre de la historia del cine proyectó un grandioso ciclo marxista-leninista sobre la lucha revolucionaria titulado Hacia la dictadura (del proletariado), que acabaría abandonando para centrarse exclusivamente en su quinto episodio, el cual se convertiría no sólo en su ópera prima sino en el embrionario núcleo ilustrativo de su posterior obra. La insurrecta maniobra huelguística de los trabajadores de una importante empresa metalúrgica en 1912 sirvió para componer un glorioso enaltecimiento a la poderosa capacidad de alianza, coordinación y actuación de la clase obrera, conducido a través de un exaltado ritmo narrativo e imbuido por un aliento épico de lo más absorbente. El film, auspiciado por el Proletkult moscovita, cedió el protagonismo al colectivo en perjuicio del héroe individual, y, además, ejerció como banco de pruebas para las experimentales teorías eisensteinianas sobre el montaje, culminando éstas con un excitable desenlace que alternaba la atroz represión de los obreros por las tropas zaristas con imágenes de reses degolladas en un matadero.

Otras películas imbuidas por el espíritu del COLECTIVISMO

El pan nuestro de cada día – King Vidor (1934)
Todos a casa – Luigi Comencini (1960)
Cuando pasan las cigüeñas – Mikhail Kalatozov (1957)