Dennis Quaid

NARCOTRÁFICO (Traffic)

Comercio de sustancias tóxicas,1​ que engloba la fabricación, distribución, venta, control de mercados y reciclaje de estupefacientes, adictivos o no, potencialmente dañinos para la salud (conocidos comúnmente como drogas). La mayoría de las legislaciones internacionales prohíben o limitan el narcotráfico, con penas que incluyen la ejecución por diversos medios,​ aunque esto varía en función de la sustancia y de la legislación local. (Wikipedia)

“En este país la política es tan corrupta que corrompió hasta el narcotráfico”
Rafael Humberto Moreno-Durán (1945-) Escritor colombiano

TRAFFIC (Traffic) – 2000

Director Steven Soderbergh
Guión Stephen Gaghan
Fotografía Steven Soderbergh (Peter Andrews)
Música Cliff Martinez
Producción USA Films/Initial Entertainment Group
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 142m. Color
Reparto Michael Douglas, Benicio del Toro, Don Cheadle, Catherine Zeta-Jones, Dennis Quaid, Luis Guzmán, Jacob Vargas, Erika Christensen, Miguel Ferrer, Amy Irving, Steven Bauer.

“Educación, rehabilitación, prevención… pero eso no le interesa a los periodistas. Quieren publicar que la gente va a la cárcel, que muere el aspecto más cruento del mundo de la droga”

La definitiva consagración de Soderbergh, cineasta de trayectoria desigual y acusada persuasión por la experimentación estilística, llegó con este exhaustivo y heterogéneo mosaico social en torno al espinoso problema de la drogadicción en Estados Unidos, trazado con convicción en tres vertientes argumentales paralelas que ponían el foco de atención en distintas perspectivas del conflicto: la acción y corrupción policial, la rivalidad entre los carteles mexicanos que dominan el narcotráfico, la inoperancia política y judicial al respecto, el consumo entre adolescentes y el drama familiar que casi siempre trae consigo, etc. Inspirada en una miniserie televisiva producida por la BBC, TRAFFIK (1989), sobresale por una artificiosa fotografía (cámara en mano) de saturados contrastes cromáticos a cargo del propio realizador (bajo seudónimo), una hermética partitura intimista de Cliff Martínez y la descollante dirección de un reparto coral liderado por unos espléndidos Michael Douglas y Benicio Del Toro, que incluye breves apariciones de James Brolin, Salma Hayek y Albert Finney.

Otras películas sobre el submundo del NARCOTRÁFICO

French Connection, contra el imperio de la droga – William Friedkin (1971)
Ciudad de Dios – F.Meirelles y K.Lund (2002)
American gangster – Ridley Scott (2007)

HIPOCRESÍA (Lejos del cielo)

Actitud constante o esporádica de fingir creencias, opiniones, virtudes, sentimientos, cualidades, o estándares que no se tienen o no se siguen. La persona hipócrita finge cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente tiene o experimenta. La hipocresía en si es un tipo de mentira o pantalla de reputación. La hipocresía puede venir del deseo de esconder de los demás motivos reales, o sentimientos. (Wikipedia)

“Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad”
Bertolt Brecht (1898-1956) Dramaturgo y poeta alemán

LEJOS DEL CIELO (Far from heaven) – 2002

Director Todd Haynes
Guion Todd Haynes
Fotografía Edward Lachman
Música Elmer Bernstein
Producción Clear Blue Sky/John Wells Prod./Killer Films/Section Eight Ltd./TF1 International/Vulcan Prod.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 107m. Color
Reparto Julianne Moore, Dennis Quaid, Dennis Haysbert, Patricia Clarkson, Viola Davis, James Rebhorn, Bette Henritze, Michael Gaston.

“A veces quien mejor nos entiende es la gente más alejada de nuestro mundo”

Entre medias de dos íntegras revisitaciones sobre sendos episodios de la cultura musical norteamericana, la eclosión del estilo “glam rock” en VELVET GOLDMINE (1998) y el controvertido itinerario acústico/eléctrico de Bob Dylan en I’M NOT THERE (2007), Haynes firmó este sesudo homenaje al melodrama hollywoodiense de los cincuenta, elevado a categoría de arte por maestros como Sirk o Minnelli. Custodiándose en una suntuosa partitura de Bernstein, la película resucitaba con mimetismo el enardecido fulgor cromático de aquellos patrones estilísticos para traslucir con reticencia y sobrante pulcritud la abrumadora, prejuiciosa e hipócrita estrechez de miras provinciana que se anidaba en la trastienda de un acomodado matrimonio de Hartford (Connecticut), carcomido por su sexualidad reprimida. Un argumento descorazonador, atestado de sentimientos reprimidos e ideales desmantelados, que ponía al descubierto las máculas del “american way of life” y consolidaba a la pelirroja Julianne Moore como una de las actrices más talentosas y polivalentes de su generación.

Otras películas sobre HIPOCRESÍA

Tartufo – F.W. Murnau (1925)
El apartamento – Billy Wilder (1960)
American beauty – Sam Mendes (1999)