FLECHA (Trono de sangre)

Proyectil que se dispara con un arco. Está compuesta por una punta (de tiro sobre diana o caza), un astil y un emplumado que normalmente es de tres plumas. Las puntas pueden tener diversas formas. Las puntas de tiro sobre diana no rebasan el diámetro del astil de la flecha, mientras que las puntas de caza sí lo hacen y tienen formas varias, desde la conocida forma triangular hasta las que son cilíndricas, usadas en la caza menor. Los materiales del astil pueden ser fibra de vidrio, madera, aluminio, carbono o aluminio-carbono. (Wikipedia)

“La suerte es una flecha lanzada que hace blanco en quien menos lo espera”
Konrad Adenauer (1876-1967) Político alemán

TRONO DE SANGRE (Kumonosu jo) – 1957

trono

Director Akira Kurosawa
Guión Akira Kurosawa, Hideo Oguni, Shinobu Hashimoto y Ryuzo Kikushima
Fotografía Asanazu Nakai
Música Masaru Sato
Producción Toho
Nacionalidad Japón
Duración 105m. B/N
Reparto Toshiro Mifune, Isuzu Yamada, Takamaru Sasaki, Minoru Chiaki, Akira Kubo, Takashi Shimura, Hiroshi Tachikawa, Chieko Naniwa.

“Si vas a hacer una montaña de cadáveres, al menos hazla de manera que llegues hasta el cielo”

Uno de los títulos más fundamentales e imperecederos de la cinematografía nipona, donde el maestro Kurosawa materializaría su efusiva y devota concordancia con la literatura shakespeariana trasponiendo el inmortal Macbeth al colérico Japón feudal del siglo XVI; en una solemne maniobra estilística que sintetizaba la fastuosa retórica de la narración (incluso trastocaba ciertos pasajes) para fortalecerla a través de un rabioso dinamismo descriptivo y ese halo esotérico/espectral que desprendía la impactante belleza plástica de sus imágenes. Este paradigmático tratado sobre la ambición humana y la profanadora perversión del poder enriquecía el realismo propio de los “jidai-gekis” (films históricos) con esa acepción psicológica a la tragedia tan afín a la cultura nipona y un tratamiento de la violencia tan caliginoso como soterrado, que sucumbía a la impiedad del relato con un tramo final de flemática e impactante vehemencia dramática. Mención especial merece la excitada, vanidosa y desgarradora interpretación del actor fetiche del cineasta: el gran Toshiro Mifune.

Otras películas que contienen una lluvia de FLECHAS

Hero – Zhang Yimou (2002)
Robin Hood – Ridley Scott (2010)
Guerra de flechas – Kim Han-Min (2011)

2 comments

  1. Puede que sea una herejía lo que voy a opinar, pero la obra que nos ocupa en unión de la posterior “Kamemusha: la sombra de un guerrero”, aún siendo extraordinarias, son dos formidables antecedentes (obviamente no incompatibles, faltaría más) para finalmente formular una suerte de milagro aún más prodigioso y definitivo sobre el poder y la condición humana vinculada al mismo. No quiero con ello derramar una sospecha sobre semejantes películas, que en sí mismas cobijan arte y maestría soberbias, pero Ran se configura como la cristalización definitiva de ese intento de Kurosawa por mostar una terrible visión de la ambición y el ansia desmedida de poder. Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  2. No es una herejía, sino más bien la constatación de una evidencia. “Ran” es la culminación magistral de Kurosawa acerca del poder y el envilecimiento, la codicia y la traición que éste siempre acaba generando. No creo que tardes mucho en verla aparecer por el blog. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.