Alfredo Landa

SUCURSAL (Atraco a las tres)

Se refiere a cada uno de los establecimientos u oficinas que una empresa tiene en distintos sitios, y que dependen de una central. (Larousse Editorial)
La sucursal bancaria es la dependencia que establece una entidad bancaria en un determinado lugar, la cual goza de ciertas atribuciones y autonomía con respecto a los servicios centrales. Es el principal canal de distribución de sus productos para muchas de las entidades de crédito. (diccionarioempresarial.wolterskluwer.es)

“Por querer alcanzar la cima, uno se hace financiero; la mujer se queda en casa, uno a buscar dinero. Por andar por las nubes, uno se olvida del suelo, y de saber que tu propia casa, es la sucursal del cielo”
Ricardo Arjona (1964-) Compositor, arreglista, músico y productor musical guatemalteco

ATRACO A LAS TRES (Atraco a las tres) – 1962

Director José María Forqué
Guion Pedro Marsó, Vicente Coello y Rafael J. Salvia
Fotografía Alejandro Ulloa
Música Adolfo Waitzman
Producción Hesperia Films/Pedro Masó P.C.
Nacionalidad España
Duración 88m. B/N
Reparto José Luis López Vázquez, Cassen, Gracita Morales, Manuel Alexandre, Katia Loritz, José Orjas, Agustín González, Alfredo Landa, Rafaela Aparicio, Lola Gaos.

“El dinero lo repartiremos más adelante, cuando se haya olvidado todo (…) Hay que ser prudentes, nadie debe saber que somos ricos. El dinero lo guardaré yo en sitio seguro (…) Pero, ¿qué quieres, que nos metan a todos en la cárcel? La prisa es lo que pierde a los ambiciosos”

La breve colaboración entre el versatil realizador José María Forqué y el no menos prolífico guionista/productor Pedro Masó deparó una de las cúspides de la comedia clásica española, cuya “rufufiana” premisa consistía en pormenorizar el chapucero, disparatado e inverosímil plan urdido por los empleados de una sucursal bancaria para huir de una vez por todas de la precaria situación económica que determinaba sus vidas. Las características manías y obsesiones del ciudadano medio español, junto a sus carencias formativas o su inmanente complejo de inferioridad, eran parodiadas con acritud, patetismo y cierta benevolencia en este deleitable sainete costumbrista que supo sortear la férrea censura de la época con desenvoltura y algo de candidez, fundamentalmente ostensible en un desenlace harto complaciente. Formidable banda sonora de Adolfo Waitzman y excelso reparto coral, que incluye la presentación cinematográfica de Alfredo Landa, para una película que progresa con vigoroso compás descriptivo, sin apenas fisuras en el desarrollo del relato.

Otras películas donde se perpetra el atraco a una SUCURSAL BANCARIA

La casa número 322 – Richard Quine (1954)
Crónica negra – Jean-Pierre Melville (1972)
La caja 507 – Enrique Urbizu (2002)

IMPASIBILIDAD (El crack)

1. Capacidad de una persona para impedir que una impresión o estímulo externo altere su estado de ánimo.
2. Incapacidad de una persona para tener sentimientos o emociones que afecten a su estado de ánimo.
(google.es)

“Los legisladores deben ser tan imparciales, tan impasibles como las leyes; los legisladores no deben dejar en su obra las huellas detestables de las pasiones”
José Joaquín de Olmedo (1780-1847) Abogado, político, y poeta ecuatoriano

EL CRACK (El crack) – 1981

Director José Luis Garci
Guión José Luis Garci y Horacio Valcárcel
Fotografía Manuel Rojas
Música Jesús Gluck
Producción
Nacionalidad España
Duración 126m. Color
Reparto Alfredo Landa, María Casanova, Manuel Tejada, José Bódalo, Miguel Rellán, Raúl Fraile, Manuel Lorenzo, Francisco Vidal, Maite Blasco.

“Soy detective privado, como en las películas, ya sabes. Un tipo duro y solitario que trata de sobrevivir en una sociedad podrida gracias a un trabajo sucio (…) Es un trabajo tan malo como otro cualquiera. Duermo poco, ando mucho y lo que veo no me gusta nada”

El oscarizado José Luis Garci pretendió redimir su latosa aportación al drama en época de transición con un apasionado díptico “noir” de trasfondo costumbrista sobre las andanzas de un tenaz y apesadumbrado detective madrileño, que bien puede ser considerado como una de las más estimables, significativas e influyentes contribuciones de la cinematografía española al género policíaco en su vertiente negra. Tanto este enérgico thriller dedicado a la memoria de Dashiell Hammett, con el impasible protagonista enfrascado en el peligroso cometido de hallar a la hija de un potentado leonés, como su espléndida secuela brindada a la figura de Raymond Chandler, EL CRACK II (1983), atinaban en cuanto a estilo, atmósfera y ritmo narrativo, apoyándose en sorpresivos giros del guión y unos diálogos exuberantes, lúcidos y serenos que evidenciaban la cinefílica pasión de su autor por los clásicos americanos. Un melancólico canto a la entereza profesional, a la heroicidad anónima, que consolidaba a su inolvidable protagonista como un actor todoterreno y pletórico de matices.

Otras películas caracterizadas por la IMPASIBILIDAD del policía protagonista

Al borde del peligro – Otto Preminger (1950)
Harry el sucio – Don Siegel (1971)
Hana-Bi: Flores de fuego – Takeshi Kitano (1997)

HUMILLACIÓN (Los santos inocentes)

Acto por medio del cual una persona es avergonzada generalmente en público. Se considera humillación cualquier tipo de acto que denigre públicamente de las creencias de un ser humano, al igual que su cultura, sexo, raza, religión, pensamiento, nivel económico, conocimiento, etc.http://es.wikipedia.org/wiki/Humillaci%C3%B3n

“Siempre ha sido un misterio para mí cómo puede haber hombres que se sientan honrados con la humillación de sus semejantes”
Mahatma Ghandi (1869-1948) Abogado, político y pensador indio

LOS SANTOS INOCENTES (Los santos inocentes) – 1984

Santos

Director Mario Camus
Guión Mario Camus, Antonio Larreta y Manuel Matji
Fotografía Hans Burman
Música Antón García Abril
Producción Ganesh P.C./TVE
Nacionalidad España
Duración 107m. Color
Reparto Alfredo Landa, Francisco Rabal, Terele Pávez, Agustín González, Manuel Zarzo, Juan Diego, Agata Lys, Mary Carrillo, Maribel Martín.

“Todos tenemos que aceptar una jerarquía, unos debajo y otros arriba. Es ley de vida, ¿no?”

Celebrada transposición fílmica de la novela homónima de Miguel Delibes acerca de la humillante explotación de la que eran objeto una familia de campesinos de Extremadura, víctimas de las estructuras arcaicas heredadas del feudalismo que subsistían en la sociedad rural española de los sesenta. A pesar del paroxismo de su predisposición esperpéntica y un posicionamiento moral demasiado evidente y reduccionista, Camus evidenció sus dotes como narrador a través de la inspiración áspera y doliente de una puesta en escena encomendada a hurgar en la afrentosa inclemencia del caciquismo, alcanzando uno de los mayores éxitos de crítica y público de la historia del cine español. Segmentada en capítulos atemporales, rotulados con los nombres de los vejados hortelanos, radicaba gran parte de su carga emocional en sus actuaciones, tanto en la aportación de los secundarios como en la inmensa labor de sus protagonistas: Landa, Pávez y Rabal, dando vida respectivamente al cabeza de familia, su servil esposa y su cuñado Azarías, con evidente retraso mental.

Otras películas donde se refleja un caso de HUMILLACIÓN

Cautivo del deseo – John Cromwell (1934)
La chaqueta metálica – Stanley Kubrick (1987)
Dogville – Lars Von Trier (2003)