Canadá

GINECOLOGÍA (Inseparables)

Especialidad médica y quirúrgica que trata las enfermedades del sistema reproductor femenino (útero, vagina y ovarios). (Wikipedia)

“Hasta 1919, la mujer que iba al ginecólogo se sentía, ella misma, una adúltera”
Nélson Rodrigues (1912-1980) Escritor y dramaturgo brasileño

INSEPARABLES (Dead ringers) – 1988

dead

Director David Cronenberg
Guión David Cronenberg y Norman Snider
FotografíaPeter Sanchitzky
Música Howard Shore
Producción Bontla Cinic/Rank
Nacionalidad Canadá
Duración 115m. Color
Reparto Jeremy Irons, Genevieve Bujold, Heidi Von Palleske, Barbara Gordon, Stephen Lack, Shirley Douglas, Jonathan Haley, Nicholas Haley.

“Pienso a menudo que debería haber concursos de belleza para el interior de los cuerpos”

Uno de los títulos más sensuales, turbadores e inquietantes de finales de los ochenta lo encontraríamos en esta libre y sobrecogedora asimilación fílmica de la novela Twins de Bari Wood y Jack Geasland acerca del dramático proceso de autodestrucción física y psíquica de dos prestigiosos gemelos ginecólogos neoyorquinos de personalidades contrapuestas, obsesionados por las deformidades del sexo femenino y en particular por la de una actriz con la que mantienen una tormentosa relación. Aparcando su inspirada etapa fantástica y justificando su facultativo conocimiento de la medicina, Cronenberg reflexionó sobre el bien y el mal a través de esta visión enfermiza de la existencia, impregnada por una irrespirable atmósfera de malsano romanticismo y fundamentada en un denso e hipnótico tratamiento visual. Cabe resaltar la excelsitud de sus efectos especiales, así como el derroche de talento interpretativo a cargo de un Jeremy Irons que lograba bifurcar psicológicamente a los dos personajes, especialmente en las escenas donde debía darse la réplica a sí mismo.

Otras películas sobre GINECOLOGÍA

En el umbral de la vida – Ingmar Bergman (1958)
La chica de Finn – D.Cardona y L.Colbert (2007)
Hysteria – Tanya Wexler (2011)

DEFECACIÓN (Léolo)

Expulsión de las materias fecales del intestino por el ano. (salud.doctissimo.es)

“El desacuerdo con la mierda es metafísico. El momento de la defecación es una demostración cotidiana de lo inaceptable de la Creación” (novela La insoportable levedad del ser)
Milan Kundera (1929-) Escritor checo

LÉOLO (Léolo) – 1992

leolo

Director Jean-Claude Lauzon
Guion Jean-Claude Lauzon
Fotografía Guy Dufaux
Música Gilbert Bécaud, Tom Waits, Rolling Stones
Producción Alliance Films/Procirep/Les Prod.du Verseau/Flach Films/Super Écran/NFB/Téléfilm Canada
Nacionalidad Canadá/ Francia
Duración 107m. Color
Reparto Maxime Collin, Ginette Reno, Julien Guiomar, Pierre Bourgault, German Houde, Lorne Brass, Giuditta Del Vecchio, Andrée Lachapelle.

“Mi abuela había convencido a mi padre de que la salud florece al cagar. Así que todos los viernes teníamos que seguir un tratamiento de choque a base de laxantes para purificarnos de todas las enfermedades del mundo”

Un fatídico accidente de avión terminó en 1997 con la vida de Jean-Claude Lauzon, un promisorio cineasta canadiense que ya había conquistado trece premios de la Academia Cinematográfica de su país con su ópera prima, el thriller UN ZOO, LA NUIT (1987), y que asombró/maravilló/perturbó con ésta su segunda película, donde manifestaba un particularísimo universo onírico y un potencial dramático e inventivo fuera de lo común. Subrayada por la absorbente voz en off del actor Gilbert Sicotte, perfilaba a modo de viñetas de un estrafalario surrealismo el crudo despertar a la vida real de los adultos de un niño, cuya desaforada imaginación le permitía evadirse de un luctuoso ambiente familiar dominado por obsesiones alimenticias, lascivas e, incluso, excrementicias, estas últimas concentradas en un método purificador fundamentado en eliminar las impurezas a través del acto defecatorio. Una subversiva, meticulosa y compleja inmersión por los sumideros de la locura, teñida de una poesía fílmica virulentamente cáustica y matizada por una banda sonora tan atractiva como heterogénea.

Otras películas con DEFECACIONES

Pink Flamingos – John Waters (1972)
Saló o los 120 días de Sodoma – Pier Paolo Pasolini (1975)
I’m still here – Cassey Affleck (2010)

DESOLACIÓN (El dulce porvenir)

1. Destrucción total.
2. Aflicción, angustia, desconsuelo.
3. Soledad absoluta, ausencia de vida en un lugar.
(Espasa-Calpe)

“En este mundo, nada hay tan cruel como la desolación de no desear nada”
Haruki Murakami (1949-) Escritor japonés

EL DULCE PORVENIR (The sweet hereafter) – 1997

sweet

Director Atom Egoyan
Guion Atom Egoyan
Fotografía Paul Sarossy
Música Mychael Danna
Producción Alliance/Canadian Film y Video Prod./TMN/Ego Gort/Harold Greenberg Fund/Téléfilm Canada
Nacionalidad Canadá
Duración 112m. Color
Reparto Ian Holm, Peter Donaldson, Bruce Greenwood, Arsinée Khanjian, Gabrielle Rose, Sarah Polley, Tom McCamus, Alberta Watson.

“El único jurado que uno puede tener es la gente de su pueblo. Sólo ellos tienen que decir si eres culpable o no”

Apoyándose por primera vez en un texto ajeno, The sweet hereafter de Russell Banks (al parecer, basado en una historia verídica ocurrida en una localidad de Texas), Egoyan porfió en escrutar los recovecos más sombríos de la intimidad con este penetrante y gélido anecdotario de frustraciones, falsedades y heridas no cicatrizadas, centrado en las oportunistas gestiones que un atormentado abogado emprende con los habitantes de una comunidad rural norteamericana, convulsionada por la tragedia colectiva de haber perdido a todos sus niños en el accidente del autobús escolar. El arriesgado cineasta volvió a demostrar su talento a la hora de plantear soluciones narrativas y fragmentó la estructura del relato en diversos niveles temporales, alternándolos con asombrosa fluidez hasta recomponer un astuto rompecabezas con el que poder reflexionar con distanciamiento sobre la fatalidad del destino o el doloroso abatimiento que suscita una errónea gestión de la paternidad. La exquisitez de sus níveas imágenes y el magnífico quehacer del reparto coral resultaron cruciales para rubricar un film de una crueldad desoladora, entroncado por referencias a la fábula de El flautista de Hamelín.

Otras películas teñidas de DESOLACIÓN

Alemania, año cero – Roberto Rossellini (1948)
Stalker – Andrei Takovsky (1979)
Amor – Michael Haneke (2012)

MUTACIÓN (Videodrome)

Mutación en genética y biología, es una alteración o cambio en la información genética (genotipo) de un ser vivo (muchas veces por contacto con mutágenos) y que, por lo tanto, va a producir un cambio de características de éste, que se presenta súbita y espontáneamente, y que se puede transmitir o heredar a la descendencia. (Wikipedia)

“A cada sucesiva derrota hay un acercamiento a la mutación final, y que el hombre no es sino que busca ser, proyecta ser, manoteando entre palabras y conducta y alegría salpicada de sangre y otras retóricas como esta.” (novela Rayuela)
Julio Cortázar (1963-) Escritor argentino

VIDEODROME (Videodrome) – 1983

video4

Director David Cronenberg
Guion David Cronenberg
Fotografía Mark Irwin
Música Howard Shore
Producción Universal/Famous Players/Filmplan/CFDC/Guardian Trust Company
Nacionalidad Canadá/ Estados Unidos
Duración 87m. Color
Reparto James Woods, Deborah Harry, Sonja Smits, Peter Dvorsky, Reiner Schwartz, Leslie Carlsson, Lynne Gorman, Julie Khaner.

“Vivimos unos tiempos sobrestimulados, suplicamos estimulación. Por esa misma razón, nos empachamos de ella, siempre queremos más, sea táctil, emocional o sexual”

El éxito comercial obtenido con el explosivo brote de “gore” psíquico de SCANNERS (1981) otorgó a Cronenberg la posibilidad de llevar a cabo con absoluta libertad creativa la realización de este turbador delirio psico-biológico, que pasar por ser una de las cintas de corte fantástico más tentadoramente anómalas, visionarias y escalofriantes surgidas en la fructífera mitad de los ochenta. El escabroso proceso autodestructivo en el que se ve inmerso el productor de una cadena televisiva especializada en asuntos sicalípticos a partir del hallazgo de un ignominioso programa, cuyas señales acústicas causan una serie de execrables mutaciones con potencial radioactivo y cancerígeno, devino una coartada perfecta para que el cineasta canadiense, obseso preceptor de la malsana aleación orgánica entre carne y metal, asestara un tremebundo vistazo al hipnótico poder alienador de la pequeña pantalla y a las imprevisibles secuelas mentales, morales e ideológicas que pueden acarrear sus arbitrarios contenidos temáticos. Eficaz actuación de James Woods y gran labor del mago del maquillaje fílmico: Rick Baker.

Otras películas sobre MUTACIONES

La humanidad en peligro – Gordon Douglas (1954)
Cabeza borradora – David Lynch (1977)
Resident evil – Paul W.S. Anderson (2002)

EXCITACIÓN (Crash)

Primera parte de una respuesta sexual. Ambos sexos experimentan un aumento del ritmo cardíaco (…) Se inicia con la estimulación que puede ser física, psicológica o una combinación de ambas a través del olfato, la vista, el tacto, el pensamiento o las emociones. (Wikipedia)

“Me atrevo a afirmar que no hay erotismo auténtico sin el arte de la ambigüedad; cuando la ambigüedad es poderosa, más viva es la excitación
Milan Kundera (1929-) escritor checo

CRASH (Crash) – 1996

crash

Director David Cronenberg
Guion David Cronenberg
Fotografía Peter Sanchitzky
Música Howard Shore
Producción Alliance Com./RPC/Movie Network/Téléfilm Canadá
Nacionalidad Canadá/ Gran Bretaña/ Francia
Duración 98m. Color
Reparto James Spader, Holly Hunter, Elias Koteas, Deborah Unger, Rosanna Arquette, Peter McNeill, Judah Katz, Nicky Guadagni.

“El choque de un automóvil resulta al final un hecho más fecundo que destructivo. Es una liberación de energía sexual…”

La insólita propensión de Cronenberg a reavivar los más depravados instintos de la conciencia terrenal alcanzó su cénit en esta alucinógena e iconoclasta adaptación de la novela homónima de James Graham Ballard, donde se retaba al espectador a presenciar una experiencia de abstrusa y extrema fisicidad con la que poner a prueba su capacidad para tolerar sensaciones propensas a la excitación o al repudio. La malsana y escalofriante deformación psíquica, sexual y deontológica que une a un clandestino grupo de personas aficionadas al insólito morbo fetichista que surge de los accidentes automovilísticos apostó por una puesta en escena de metódica frialdad estética y luctuoso lirismo visionario para establecer una impactante y transgresora metáfora sobre la peligrosa concomitancia entre el temperamento humano y la tecnología moderna. Una subyugante banda sonora compuesta a base de irritantes punteos y una digna labor interpretativa acabaron de atusar el que, sin duda, permanece como el análisis nihilista más malévolo y controvertido de su extremado autor.

Otras películas sobre la EXCITACIÓN sexual

El imperio de los sentidos – Nagisa Oshima (1976)
Lunas de hiel – Roman Polanski (1992)
The pillow book – Peter Greenaway (1996)