Mychael Danna

HERMETISMO (Exótica)

1. Cualidad que tiene una cosa, especialmente un autor y su obra, que es impenetrable, muy difícil de conocer o entender porque no muestra ningún rasgo de su significado, pensamiento o sentimientos.
2. Actitud de la persona que se muestra muy reservada o impenetrable, no deja traslucir sus pensamientos o sentimientos.
http://es.thefreedictionary.com/hermetismo

“Siempre he aspirado a mirarme de lejos y, sin embargo, cada lejos se va aproximando hasta ser un todo alrededor. Mis huellas hablan en silencio, sólo yo las entiendo y me conformo con ese hermetismo donde cabe media vida” (poema Huellas)
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor, poeta y dramaturgo uruguayo

EXÓTICA (Exotica) – 1994

exotica

Director Atom Egoyan
Guión Atom Egoyan
Fotografía Paul Sarossy
Música Mychael Danna
Producción Alliance/Ego Film Arts/Téléfilm Canada/Miramax/The Ontario Film Development
Nacionalidad Canadá
Duración 105m. Color
Reparto Bruce Greenwood, Mia Kirshner, Elias Koteas, Arsinée Khanjian, Don McKellar, Victor Garber, David Hemblen, Sarah Polley.

“Todo lo que digo es que tú nunca pediste venir al mundo, simplemente acabas estando aquí. Así que la cuestión es que ya que estás aquí, ¿quién te está pidiendo que te quedes?”

Subyugante e hipnótico puzzle cinematográfico, gravitado alrededor de un turbio y enrarecido ‘night club’ de Toronto en el que confluyen una serie de misteriosos personajes hermanados por una profunda soledad y algún que otro desbarajuste emocional, que consolidaría a Egoyan como uno de los grandes creadores fílmicos de los años noventa. En esta ocasión, el cineasta armenio-canadiense optaba por sumergir al espectador en una intriga dramática de un seductor y fascinante hermetismo y, al mismo tiempo, invitarle a descubrir sus múltiples enigmas e interrogatorios a través de una espiral y laberíntica escritura fílmica, de un ritmo narrativo tan sereno como desconcertante, que musitaba en torno a la cruel e ineludible presencia del azar en nuestro ámbito cotidiano. Resulta obligatorio subrayar la ofuscadora fotografía de Sarossy, su cautivadora decoración o una fenomenal banda sonora que incluía el tema Everybody knows de Leonard Cohen, elementos absolutamente substanciales para conseguir la desasosegadora e irrespirable atmósfera que invade el sensual y circunspecto local de striptease.

Otras películas caracterizadas por su HERMETISMO

El espejo – Andrei Tarkovsky (1975)
Tres mujeres – Robert Altman (1977)
Mulholland Drive – David Lynch (2001)

LIBERACIÓN (La tormenta de hielo)

Acción y también el efecto de liberarse; de romper las ataduras físicas o psicológicas que le privan a un fenómeno natural, animal o ser humano de su posibilidad de desarrollarse en plenitud. (deconceptos.com)
El término revolución sexual o liberación sexual hace referencia al profundo y generalizado cambio ocurrido durante la segunda mitad del siglo XX en numerosos países del mundo occidental desafiando los códigos tradicionales relacionados con la concepción de la moral sexual, el comportamiento sexual humano, y las relaciones sexuales. La liberación sexual tuvo su inicio en la década de 1950 y su máximo desarrollo entre 1960 y 1980, aunque sus consecuencias y extensión siguen vigentes y en pleno desarrollo. (Wikipedia)

“La sexualidad es mitad veneno y mitad liberación. ¿Dónde está la línea? Yo no tengo línea”
Lady Gaga (1986-) Cantante, compositora, productora y diseñadora de moda estadounidense

LA TORMENTA DE HIELO (The ice storm) – 1997

ice

Director Ang Lee
Guion James Schamus
Fotografía Frederick Elmes
Música Mychael Danna
Producción Fox Searchilight Pictures/Good machine
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. Color
Reparto Kevin Kline, Joan Allen, Sigourney Weaver, Christina Ricci, Michael Cumpsty, Elijah Wood, Tobey Maguire, Adam-Hann Byrd.

“Tu familia es el vacío del que surges y el lugar al que vuelves cuando mueres: cuanto más te acercas a ella, más te adentras en el vacío”

Penetrante adaptación de la novela homónima de Rick Moody, que diseccionaba de manera hirientemente contemplativa el derrumbamiento moral de la sociedad norteamericana de principios de los setenta a través de la hipocresía, el egoísmo y la inmadurez que determinaban las relaciones cotidianas de dos familias de clase media-alta asentadas en New Canaan, Connectitut. La especial desenvoltura del realizador taiwanés a la hora de inmiscuirse y auscultar la problemática de los vínculos familiares, unida a un memorable conjunto de interpretaciones (del que sobresale la persuasiva caracterización de Sigourney Weaver) y un ejemplar tratamiento estético directamente inspirado en el fotorrealismo, dieron como resultado una obra amarga, sesuda y fácilmente impresionable, encomendada a analizar sin complacencia y cierto desapego el aturdimiento, la insatisfacción y el desamparo de un extracto social que enmascaraba la vulnerabilidad y el reconcomio cultivados por el escándalo Watergate bajo liberalizaciones costumbristas artificiales como el advenimiento de la revolución sexual.

Otras películas sobre la LIBERACIÓN SEXUAL

Marcha nupcial – Marco Ferreri (1965)
Soy curiosa (Amarillo/Azul) – Vilgot Sjöman (1967)
Bob, Carol, Ted y Alice – Paul Mazursky (1969)

DESOLACIÓN (El dulce porvenir)

1. Destrucción total.
2. Aflicción, angustia, desconsuelo.
3. Soledad absoluta, ausencia de vida en un lugar.
(Espasa-Calpe)

“En este mundo, nada hay tan cruel como la desolación de no desear nada”
Haruki Murakami (1949-) Escritor japonés

EL DULCE PORVENIR (The sweet hereafter) – 1997

sweet

Director Atom Egoyan
Guion Atom Egoyan
Fotografía Paul Sarossy
Música Mychael Danna
Producción Alliance/Canadian Film y Video Prod./TMN/Ego Gort/Harold Greenberg Fund/Téléfilm Canada
Nacionalidad Canadá
Duración 112m. Color
Reparto Ian Holm, Peter Donaldson, Bruce Greenwood, Arsinée Khanjian, Gabrielle Rose, Sarah Polley, Tom McCamus, Alberta Watson.

“El único jurado que uno puede tener es la gente de su pueblo. Sólo ellos tienen que decir si eres culpable o no”

Apoyándose por primera vez en un texto ajeno, The sweet hereafter de Russell Banks (al parecer, basado en una historia verídica ocurrida en una localidad de Texas), Egoyan porfió en escrutar los recovecos más sombríos de la intimidad con este penetrante y gélido anecdotario de frustraciones, falsedades y heridas no cicatrizadas, centrado en las oportunistas gestiones que un atormentado abogado emprende con los habitantes de una comunidad rural norteamericana, convulsionada por la tragedia colectiva de haber perdido a todos sus niños en el accidente del autobús escolar. El arriesgado cineasta volvió a demostrar su talento a la hora de plantear soluciones narrativas y fragmentó la estructura del relato en diversos niveles temporales, alternándolos con asombrosa fluidez hasta recomponer un astuto rompecabezas con el que poder reflexionar con distanciamiento sobre la fatalidad del destino o el doloroso abatimiento que suscita una errónea gestión de la paternidad. La exquisitez de sus níveas imágenes y el magnífico quehacer del reparto coral resultaron cruciales para rubricar un film de una crueldad desoladora, entroncado por referencias a la fábula de El flautista de Hamelín.

Otras películas teñidas de DESOLACIÓN

Alemania, año cero – Roberto Rossellini (1948)
Stalker – Andrei Takovsky (1979)
Amor – Michael Haneke (2012)