NEURASTENIA (Tres mujeres)

La neurastenia, en psiquiatría, es un trastorno neurótico caracterizado por un cansancio inexplicable que aparece después de realizar un esfuerzo mental o físico. Suele tener como consecuencia una disminución en la eficiencia para realizar o resolver tareas cotidianas y, si se mantiene el trastorno durante un tiempo prolongado, puede llegar a causar trastornos depresivos o de ansiedad. http://es.wikipedia.org/wiki/Neurastenia

“La angustia es neurastenia, es un mal que todo lo corroe y no tiene explicación, salvo la de que no exista un lugar en el que la mujer se sienta ella misma”
Josefina Delgado (1942-) Escritora y profesora de letras argentina

TRES MUJERES (Three women) – 1977

mujeres

Director Robert Altman
Guión Robert Altman
Fotografía Charles Rosher
Música Gerald Busby
Producción Lion’s Gate/20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 124m. Color
Reparto Sissy Spacek, Shelley Duvall, Janice Rule, Robert Fortier, Ruth Nelson, John Cromwell, Craig Richard Nelson, Belita Moreno, Beverly Ross.

“Desde que te mudaste aquí has estado causándome dolor. Nadie quiere estar a tu alrededor. No bebes, no fumas, no haces nada de lo que se supone deberías hacer”

Una de las obras más complejas, introspectivas y enigmáticas de Altman, donde el iconoclasta realizador exprimió una idea surgida de un sueño propio para ahondar nuevamente en la ofuscadora nebulosidad del temperamento femenino. Si en IMÁGENES (1972) abordaba la pesadillesca porfía de una mujer por exorcizar sus demonios personales, según un relato corto de su protagonista Susannah York, en esta excepcional y abstracta obra de cámara recreaba el vínculo neurasténico y vampirizador en el que desemboca la chocante fascinación que una pueril y desequilibrada joven tejana percibe casi instantáneamente por una californiana tan charlatana y resuelta como insustancial, ambas empleadas en una especie de balnerario para la tercera edad y vecinas de una sigilosa y traicionada pintora de graffitis. La influencia del maestro Bergman sobrevuela por esta turbadora e insólita parábola de calmosa narración y delirante tratamiento estético, cuya retorcida enjundia parecía presagiar el manierismo malsano y demencial acuñado años después por David Lynch.

Otras películas sobre la NEURASTENIA

Van Gogh – Maurice Pialat (1991)
El castor – Jodie Foster (2011)
Melancolía – Lars Von Trier (2011)

4 comments

  1. Robert Altman es un interesante director para analizar y estudiar, del que me doy cuenta me queda mucha filmografía por descubrir. El otro día yo me quedé pensando y repensando una de sus películas más criticadas, fallidas y menos entendidas, El doctor T y las mujeres… (era la segunda vez que la veía en mi vida) y descubrí que siempre cuenta algo interesante, siempre se saca una conclusión o reflexión… de sus películas. La verdad es que le tengo lejano, tengo que volver a revisitarlo… y empecé con su película más odiada… pero no se me quitaron las ganas de volver a él… Así que me recuerdas TRES MUJERES, Adoro de los años setenta LOS VIVIDORES. Y me trae buenos recuerdos MASH, sobre todo porque luego se convirtió en serie y a mí me gustaba mucho. Y repasando su filmografía veo que me quedan muchos títulos por ver. Yo fui de las espectadores que le redescubrió cuando nos impactó a muchos en los noventa con VIDAS CRUZADAS…

    Besos
    Hildy

    Me gusta

    1. Reconozco que no soy demasiado admirador del cine de Altman. Si bien en su filmografía abundan películas de gran originalidad, especialmente en su tratamiento de la coralidad (“Nashville”, “Vidas cruzadas”, “Gosford Park”), no consigo atisbar en él esa obra maestra que me lo confirme como uno de los grandes. Ahora, no cabe duda, que la que más me ha fascinado hasta el momento es “Tres mujeres”. No te la pierdas, Hildy. Besos.

      Me gusta

  2. Altman confesó que esta película se la inspiró un sueño que tuvo. Lo cierto es que al realizador de “NASHVILLE” le salió un film calibrado y sincero, una percep­tiva introspección en el complicado e inquietante por inaccesible universo femenino. Temas como la soledad, el desamparo y la imposibilidad de comunicación son abordados a través de las afiladas, sugerentes y a veces terribles imágenes de esta cinta en la que debemos destacar, además, las extraordinarias composiciones del trío protagonista.
    Nota para cinéfilos de la vieja guardia: en esta película aparece como actor el entonces casi nonagenario John Cromwell, mítico director nacido en el siglo diecinueve y autor de muchos títulos fundamentales en la historia del cine. Como dato insólito, ¡tenía una escena de cama! Altman volvería a utilizarlo en su siguiente trabajo, “UN DÍA DE BODA”. Luego, ya se nos murió.

    Me gusta

    1. Extraordinario apunte, Teo. En ocasiones, el formato escueto de la reseña me impide resaltar curiosidades de este tipo, por lo que agradezco sobremanera que cinéfilos de tu categoría los recalquen para complementarla. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s