Mes: mayo 2014

AMENAZA (El cabo del terror)

Un delito o una falta, consistente en el anuncio de un mal futuro ilícito que es posible, impuesto y determinado con la finalidad de causar inquietud o miedo en el amenazado (…) La amenaza tiene la finalidad de causar inquietud en el amenazado produciéndole un estado o un ánimo de miedo. (Wikipedia)

«Lo provisorio amenaza continuamente con transformarse en definitivo, y lo definitivo amenaza no dejar de ser más que algo provisorio»
Emile Armand (1872-1962) Escritor y activista anarquista francés

EL CABO DEL TERROR (Cape fear) – 1962

cape

Director J. Lee Thompson
Guion James R. Webb
Fotografía Sam Leavitt
Música Bernard Herrmann
Producción Melville-Talbot Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 101m. B/N
Reparto Gregory Peck, Robert Mitchum, Polly Bergen, Martin Balsam, Jack Kruschen, Telly Savalas, Lori Nelson, Barrie Chase, John McKee.

«Todo lo que usted pueda imaginar es cosa de niños. Lo que tengo pensado su esposa e hija lo recordarán mientras vivan, nunca lo olvidarán. Ni usted tampoco, señor abogado. Nunca lo olvidará, se lo aseguro»

Perturbador thriller negro de inusitadas pulsaciones sádicas, basado en la novela The executioners de John McDonald, que resurgió del más flagrante olvido gracias a un remake que Martin Scorsese dirigió en 1991 (EL CABO DEL MIEDO) ajustándose a las latosas exigencias del cine moderno, es decir, con un aparatoso tratamiento de la violencia y un contenido erótico/morboso de lo más explícito. Aunque lejos de merecer un acalorado vituperio, esta efectista puesta al día protagonizada por Nick Nolte y Robert De Niro no hizo sino reforzar las virtudes del original rodado por el ecléctico y desestimado John Lee Thompson, donde aquella intriga con connotaciones terroríficas en torno a la obsesión de un ex-convicto por vengarse del abogado que lo llevó a la cárcel se manifestaba sin ninguna barbarie ni temeridad superflua, valiéndose tan solo de una concisa realización, del impacto emocional de la hitchcockiana partitura de Bernard Herrmann y de una tremenda caracterización de Robert Mitchum, en un papel análogo al maligno predicador inmortalizado en LA NOCHE DEL CAZADOR (1955).

Otras películas determinadas por una constante AMENAZA

Solo ante el peligro – Fred Zinnemann (1952)
Chantaje en Broadway – Alexander MacKendrick (1957)
El asesinato de un corredor de apuestas chino – John Cassavetes (1976)

ROMANTICISMO (Remando al viento)

Movimiento cultural que se originó en Alemania y en el Reino Unido a finales del siglo XVIII como una reacción revolucionaria contra el racionalismo de la Ilustración y el Neoclasicismo, confiriendo prioridad a los sentimientos. Es considerado como el primer movimiento de cultura que cubrió el mapa completo de Europa. En la mayoría de las áreas estuvo en su apogeo en el período aproximado de 1800 a 1850. Su característica fundamental es la ruptura con la tradición clasicista basada en un conjunto de reglas estereotipadas. La libertad auténtica es su búsqueda constante, por eso su rasgo revolucionario es incuestionable. Debido a que el Romanticismo es una manera de sentir y concebir la naturaleza, así como a la vida y al hombre mismo, es que se presenta de manera distinta y particular en cada país donde se desarrolla, e incluso dentro de una misma nación, se manifiestan distintas tendencias, proyectándose ello también en todas las artes. (Wikipedia)

“El Romanticismo no es más que el Liberalismo en Literatura”
Victor Hugo (1802-1885) Poeta, dramaturgo y escritor romántico francés

REMANDO AL VIENTO (Remando al viento) – 1988

remando

Director Gonzalo Suárez
Guion Gonzalo Suárez
Fotografía Carlos Suárez
Música Alejandro Massó
Producción Ditirambo Films/Compañía Iberoamericana de TV/ Viking Films
Nacionalidad España/ Noruega
Duración 96m. Color
Reparto Hugh Grant, Lizzy McInnerny, Valentine Pelka, José Luis Gómez, Elizabeth Hurley, Virginia Mataix, Aitana Sánchez-Gijón, Josep María Pou.

«En contra de la naturaleza di vida a esa infame criatura. Es el fruto de mi pretensión y orgullo, ¡Byron, nunca debí hacerlo!»

Suárez persistió en analizar las tentaciones, dudas e inquietudes que fluyen del turbulento proceso de la creación literaria, tema esencial en el grueso de su filmografía y que ha dado origen a películas tan personales y eruditas como EPÍLOGO (1983), al reconstruir el paulatino deterioro en las relaciones que el poeta Percy Shelley y su futura esposa Mary establecieron allá por 1816 con Lord Byron, mientras éste residía en casa del Dr. Polidori a orillas del lago Leman, y, donde, fortuitamente, acabaría engendrándose el inmortal mito fantástico de Frankenstein. Esta fértil e imaginativa evocación del espíritu del Romanticismo, abordada de forma casual y casi paralela por Ken Russell en la excesiva GOTHIC (1986) e Ivan Passer en VERANO ATORMENTADO (1988), gozaba de un tratamiento descriptivo de una persuasiva sensibilidad retórica, un imponente diseño de producción y un adecuado equipo interpretativo predominantemente de habla inglesa. Con casi toda seguridad, la mejor película de su autor y uno de los títulos más valiosos del cine español de los ochenta.

Otras películas que plasman el espíritu del ROMANTICISMO literario

Las hermanas Brontë – André Téchiné (1979)
Bright star – Jane Campion (2009)
Goethe! – Philipp Stölzl (2010)

VACA (El rey de los cowboys)

Hembra del toro. De joven se denomina ternera, becerra, vaquilla o novilla. Su leche constituye un alimento completísimo y, después de la de burra, es la más parecida a la de la mujer. (Larousse Editorial)

“Las vacas estaban sumidas en una existencia bestial que carecía dichosamente de profundidad espiritual: arrojar chorros de leche y mascar, cagar y mear, pacer y dormir, esa era toda su razón de ser” (novela La mancha humana)
Philip Roth (1933) Escritor estadounidense

EL REY DE LOS COWBOYS (Go west) – 1925

west

Director Buster Keaton
Guion Buster Keaton, Lex Neal y Raymond Cannon
Fotografía Elgin Lessley y Bert Haines
Música Konrad Elfers
Producción Buster Keaton Prod./Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 69m. B/N
Reparto Buster Keaton, Howard Truesdale, Kathleen Myers, Ray Thompson, Roscoe Arbuckle, Joe Keaton, Gus Leonard, Babe London.

“Algunas personas viajan por la vida haciendo amigos dondequiera que van, mientras que otros, tan solo viajan por la vida”

Obligatoria incursión de Buster Keaton en el universo del western, que no desmerece ni un ápice de la afectuosa excelsitud divulgada por su autor en el cómputo de obras maestras que ofreció a lo largo de la década, pese a ser habitualmente relegada a un segundo plano. En esta ocasión, el genial cineasta alteró la finalidad por la que su inconmovible personaje (ese sujeto de encantadora dignidad y semblante impasiblemente serio) se enfrentaba a las más temerarias situaciones, es decir, permutó el amor por la chica de sus sueños a cambio del entrañable sentimiento de complicidad y apego que le une a una vaca, de apodo ‘Ojos marrones’. Sus dificultades para adaptarse a la ruda vida de los vaqueros, proteger a su amistad bovina y, finalmente, liberar a la ciudad de Los Ángeles del terror que provoca la intrusión y posterior estampida por sus calles de un millar de reses, fueron expuestas a través de una nerviosa y avispada graduación de efectos cómicos, de tal consideración poética y surrealista que llegó a inspirar un poema de Rafael Alberti, titulado Buster Keaton busca por el bosque a su novia, que es una verdadera vaca.

Otras películas con protagonismo de una VACA

Lo viejo y lo nuevo – Sergei M. Eisenstein (1929)
Adiós Cordera – Pedro Mario Herrero (1969)
La vaca – Dariush Mehrjui (1969)

HUELGA (La sal de la tierra)

Suspensión colectiva de la actividad laboral por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar mejoras en las condiciones de trabajo o manifestarse contra recortes en los derechos sociales. Según la Organización Internacional del Trabajo, es uno de los medios legítimos fundamentales de que disponen los ciudadanos y específicamente los trabajadores (a través del movimiento sindical y las organizaciones sindicales) para la promoción y defensa de sus intereses económicos y sociales. (Wikipedia)

«Las huelgas, cuandoquiera y dondequiera que surjan, merecen el respaldo de todos los compañeros de trabajo (…) Ellas muestran que la gente está empezando a conocer sus derechos y, conociéndolos, se atreven a mantenerlos»
Benjamin Tucker (1854-1939) Teórico político estadounidense

LA SAL DE LA TIERRA (Salt of the earth) – 1954

salth

Director Herbert J. Biberman
Guion Michael Wilson
Fotografía Stanley Meredith y Leonard Stark
Música Sol Kaplan
Producción IPC
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 95m. B/N
Reparto Rosaura Revueltas, Will Geer, David Wolfe, Mervin Williams, Frank Talavera, David Sarvis, Juan Chacón, Ernesto Velázquez.

«Nuestros corazones están profundamente arraigados a este lugar, más que los pinos e incluso que la mina. En estos arroyos mi bisabuelo criaba ganado antes de que llegaran los anglosajones…»

Obra maestra por la sensibilidad y lirismo de su factura, así como por la crudeza de su propósito realista y documental, esta producción independiente persiste como uno de los escasos exponentes de cine acusador e insurrecto, de marcado carácter feminista e integracionista, cuajados en la Norteamérica de la época. Ubicada en el estado de Nuevo México en 1951, revivía con los propios obreros y sus mujeres la huelga activada por una colectividad minera de origen azteca hasta componer un rotundo manifiesto reivindicativo contra la discriminación racial y las injusticias laborales. La tersura y pureza dramática de sus imágenes sorprende aún hoy por los boicots y las amenazas que tuvo que afrontar un rodaje ya de por sí apremiado por su escasez de recursos; mientras que las secuelas que acarreó su distribución (no estrenada en Estados Unidos hasta 1966) fueron todavía más dolorosas: Raquel Revueltas fue encarcelada y posteriormente deportada a su país, mientras que tanto el guionista como el realizador (éste último no volvió a dirigir hasta 1968) fueron relegados al más hiriente ostracismo por la ‘caza de brujas’.

Otras películas determinadas por una HUELGA

La huelga – Sergei M. Eisenstein (1924)
¡Qué verde era mi valle! – John Ford (1941)
Los camaradas – Mario Monicelli (1963)

ZONA (Stalker)

1. Extensión de terreno cuyos límites están determinados por razones administrativas, políticas, etc.
2. Cualquier parte de un terreno o superficie encuadrada entre ciertos límites.
(2005 Espasa-Calpe)

“Cada ciudad con 800 mil o un millón de habitantes, genera su propia zona prescindible, compuesta por esa gente sin oficio ni beneficio, en el filo de la navaja entre la sobrevivencia y el delito”
Carlos Monsiváis (1938-2010) Escritor mexicano

STALKER (Stalker) – 1979

zona

Director Andrei Tarkovsky
Guion Andrei Tarkovsky, Arkadiy Strugatskiy y Boris Strugatskiy
Fotografía Aleksandr Knyazhinski
Música Eduard Artemyev
Producción Mosfilm/ZDF
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 163m. B/N y Color
Reparto Aleksandr Kaidanovsky, Anatoly Solonitsyn, Nikolai Grinko, Natalya Abramova, Alisa Freyndlikh, Faime Jurno, Raymo Rendi.
* Eduard Artemyev – Meditation

«Un hombre escribe porque está atormentado, porque duda. Necesita probarse a sí mismo y a los demás que es alguien que merece la pena»

El último largometraje que Tarkovsky rodó en su país natal antes de su exilio a Italia fue esta perturbadora e imponente parábola metafísica en torno a la expedición iniciática que dos consternados individuos (un científico y un escritor) emprenden junto a su pertinente guía (el ‘stalker’) a un territorio prohibido denominado ‘la zona’, cargado de una inescrutable energía capaz de alterar la percepción de las personas y satisfacer sus más ocultos deseos. Este místico y retorcido manifiesto tarkovskiano de insondable abstracción conceptual, basado en la novela The roadside picnic de Arkadi y Boris Strugatski, presentaba con recursos técnicos más bien limitados una sociedad venidera dilapidada por un sistema político represivo y una aplicación destructivista de la ciencia para recapacitar sobre el sino de la humanidad y la importancia de preservar en todo momento la fe y la esperanza. Un film polémico, de mensaje equívoco y enorme complejidad moral, que pone de manifiesto la irracionalidad estética de su autor y revela tanto su dominio del plano-secuencia como su lento y, en ocasiones, tedioso estilo caligráfico.

Otras películas sobre ZONAS

El Danubio rojo – George Sidney (1949)
Zona libre – Amos Gitai (2005)
En tierra hostil – Kathryn Bigelow (2008)