José Isbert

RADIO (Historias de la radio)

Medio de comunicación que ha conseguido mantenerse vigente durante décadas a pesar del surgimiento de competidores más sofisticados, tales como la televisión y el contenido digital en general. Curiosamente, no se conoce con certeza el nombre o la nacionalidad del inventor: entre los potenciales creadores se encuentran un ruso, un italiano y un español (definicion.de)

«La radio afecta a la gente de una forma muy íntima, de tú a tú, y ofrece un mundo de comunicación silenciosa entre el escritor-locutor y el oyente»
Marshall McLuhan (1911-1980) Filósofo y educador canadiense

HISTORIAS DE LA RADIO (Historias de la radio) – 1955

radio

Director José Luis Sáenz de Heredia
Guion José Luis Sáenz de Heredia
Fotografía Antonio Ballesteros
Música Ernesto Halffter
Producción Chapalo Films
Nacionalidad España
Duración 96m. B/N
Reparto Francisco Rabal, Margarita Andrey, Angel De Andrés, José Isbert, Tony Leblanc, Juanjo Menéndez, Guadalupe Muñoz Sampedro.
* Gracia Montes – La romera

«Y así, corazón con corazón, con un solo latido limpio, claro y alegre como el despertar borroso de una primavera perfecta, encerrad con un beso profundo todo el daño que podéis haberos hecho»

Sáenz de Heredia alcanzó el cénit de su carrera como realizador con esta comedia eminentemente nostálgica, cuya tendencia fabuladora y costumbrista versaba en torno a la fraternizadora trascendencia de las ondas radiofónicas en la sociedad española de los cincuenta. Con la encomiable labor de un extenso reparto coral, se desarrollaban con benevolente humor realista y cierto moralismo tres peripecias argumentales servidas por un pintoresco surtido de ciudadanos madrileños, unidos por el preocupante estado de anquilosamiento económico que atravesaba el país y su fiel e indispensable afición por un exitoso concurso presentado por dos enamoradizos locutores, que compaginaba números musicales con la presencia de populares personajes del momento (entre ellos la joven cantaora Gracia Montes o el futbolista Luis Molowny). La película obtuvo una notoriedad de tal magnitud que, nueve años más tarde, su director, espoleado aún por aquel sorprendente éxito, decidió difundir otra análoga fenomenología en HISTORIAS DE LA TELEVISION, obteniendo unos resultados mucho más comedidos.

Otras películas sobre la RADIO

Solos en la madrugada – José Luis Garci (1978)
Días de radio – Woody Allen (1987)
Good morning, Vietnam – Barry Levinson (1987)

CAPRICHO (El cochecito)

Idea, acción, o intención que una persona se forma en su mente o lleva a cabo, sin que exista una razón aparente anterior que lo impulse hacia ese pensamiento o acción. (definicionabc.com)

«Es más fácil reprimir el primer capricho que satisfacer a todos los que le siguen»
Abraham Lincoln (1809-1865) Político estadounidense

EL COCHECITO (El cochecito) – 1960

cochet2

Director Marco Ferreri
Guion Marco Ferreri y Rafael Azcona
Fotografía Juan Julio Baena
Música Miguel Asins Arbó
Producción Films 59
Nacionalidad España
Duración 88m. B/N
Reparto José Isbert, Pedro Porcel, María Luisa Ponte, Ángel Alvarez, Antonio Riquelme, José Luis López Vázquez, Chus Lampreave.

«Después de bregar tanto en la vida a uno le apetece descansar y, sin cuartos, créame don Anselmo, sin cuartos no hay quien descanse»

La trilogía española realizada por Marco Ferreri a principios de su carrera, iniciada con EL PISITO (1958) y LOS CHICOS (1959), se coronó con esta obra maestra del humor negro y esperpéntico, basada en un relato de Rafael Azcona titulado El paralítico. La caprichosa e iracunda ofuscación de un incauto septuagenario viudo por conseguir un cochecito de inválido motorizado que le permita codearse con sus imposibilitados colegas (metáfora del permanente apremio del ser humano por alcanzar un estatus) sirvió al realizador italiano para consumar su testimonio ácido y grotesco sobre la sociedad española de finales de los cincuenta, y, de paso, ofrecer una cruel, sarcástica y emotiva reflexión sobre el triste drama de la vejez y el desarraigo familiar. Los cambios impuestos por la censura del momento no fueron óbice para que esta extraña amalgama de ternura y aspereza gozara de un unánime reconocimiento crítico a nivel internacional; circunstancia en la que influyó de forma decisiva la antológica interpretación de Pepe Isbert y la gran labor de una solvente camarilla de secundarios.

Otras películas donde al protagonista se le antoja algún que otro CAPRICHO

Capricho imperial – Josef Von Sternberg (1934)
Lo que el viento se llevó – Victor Fleming (1939)
Capricho de mujer – Mitchell Leisen (1942)

BIENVENIDA (¡Bienvenido, Mister Marshall!)

Recibimiento en el que se manifiesta gran alegría por la llegada de una persona o grupo. (Larousse Editorial)

«No desprecies a la muerte; dale la bienvenida, ya que viene por voluntad de la naturaleza como todo lo demás»
Marco Aurelio (121 d.C.-180 d.C.) Emperador del Imperio Romano

¡BIENVENIDO, MISTER MARSHALL! (Bienvenido, Mister Marshall) – 1953

marshall2

Director Luis García Berlanga
Guión Luis García Berlanga, Juan Antonio Bardem y Miguel Mihura
Fotografía Manuel Berenguer
Música Jesús García Leoz
Producción UNINCI
Nacionalidad España
Duración 77m. B/N
Reparto José Isbert, Manolo Morán, Lolita Sevilla, Elvira Quintillá, Félix Fernández, Alberto Romea, Luis Pérez de León, Manuel Alexandre, Rafael Alonso.

«Cuando se desconoce la intención del donante, no se debe admitir regalo alguno (…) porque, invisible, pero maléfico, el enemigo puede aparecer a caballo de ese regalo»

Emblemática fábula social en clave humorística, inscrita con letras mayúsculas en la historia del cine español por abrir las puertas del mismo a nivel internacional y ejercer sobre él un efecto renovador al implantar un tipo de comedia realista y autoparódica consignada a poner de relieve el desencanto, la carestía y el complejo de inferioridad de una sociedad lastrada todavía por las secuelas de la Guerra Civil. A través de una vivacidad contagiosa y una falsa envoltura de indulgente espontaneidad, describía los preparativos de un pueblecito castellano (Villar del Rio) ante la inminente visita de una comitiva norteamericana para matizar con lucidez y amargura la ingenuidad inclusa en la España rural, y, de paso, musitar en torno al calculador y ambicioso plan estadounidense para ayudar económicamente a Europa con vistas a su reconstrucción. Las coplas folklóricas de Lolita Sevilla, para cuyo lucimiento fue inicialmente esbozado el film, temperaban el recital interpretativo de sus dos principales actores: el saleroso Manolo Morán y el entrañable Isbert, en el papel de alcalde.

Otras películas sobre BIENVENIDAS

Bienvenido a Los Angeles – Alan Rudolph (1976)
Bienvenido Mr. Chance – Hal Ashby (1979)
Bienvenido a casa – Franklin J. Schaffner (1989)