Fritz Lang

ISLA DE CAPRI (El desprecio)

Isla de Italia localizada en el mar Tirreno, en el lado sur del golfo de Nápoles, frente a la península Sorrentina. Ha sido un lugar de célebre belleza y centro vacacional desde la época de la antigua república romana. Administrativamente, la isla pertenece a la Ciudad metropolitana de Nápoles, en la región de Campania. La isla tiene una superficie de 10,36 km², y un perímetro aproximado de 17 km. El accidente más elevado es el monte Solaro (589 metros) (…) La isla tiene dos municipios: Capri y Anacapri. Las características principales de la isla son retratadas en las postales: la Marina Piccola (puerto pequeño), el Belvedere de Tragara, que es un elevado paseo panorámico sembrado de villas, los macizos calizos que destacan del mar (los “Faraglioni”), Anacapri, la Gruta Azul (Grotta Azzurra). Sobre todo están las ruinas de las villas romanas. https://es.wikipedia.org/wiki/Isla_de_Capri

“Capri, reina de roca, en tu vestido de color amaranto y azucena viví desarrollando la dicha y el dolor; la viña llena de radiantes racimos que conquisté en la tierra”
Pablo Neruda (1904-1973) Poeta chileno

EL DESPRECIO (Le mépris) – 1963

mepris2

Director Jean-Luc Godard
Guión Jean-Luc Godard
Fotografía Raoul Coutard
Música Georges Delerue
Producción Rome Paris Films/Les Films Concordia/Champion
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 103m. Color
Reparto Brigitte Bardot, Michel Piccoli, Jack Palance, Giorgia Moll, Fritz Lang, Linda Veras, Jean-Luc Godard.

“En este mundo moderno hemos de aceptar lo que otros quieren. ¿Por qué el dinero determina lo que hacemos, lo que somos o seremos? ¿Por qué el dinero es tan importante? ¿Incluso en nuestras relaciones amorosas?”

La inspiración elegantemente emocional de Godard se hallaba en su máximo esplendor cuando generó esta adaptación libre de la novela Il disprezzo de Alberto Moravia, que por su cadenciosa, rupturista y clarividente simbiosis de modernidad y clasicismo, pasó a inscribirse de inmediato entre las obras más insignes de su filmografía. El engendramiento de una versión cinematográfica de La Odisea de Homero rodada por el mismísimo Fritz Lang (que se encarnaba a sí mismo con una imponente distinción) junto a la convulsa e insalvable crisis conyugal entre el dramaturgo a quien encargan el guión y su atractiva esposa, configuran los dos ejes vitales sobre los que gira este exuberante y sincrónico entramado polifónico destinado a exteriorizar los sentimientos más inescrutables de su autor por medio de una subyugante perfección formal y una intuitiva espontaneidad dramática. La hermosa fotografía de Coutard, favorecida por el imponente entorno de la isla de Capri, la utilización del imperecedero Thème de Camille del maestro Delerue y un sublime reparto liderado por una estupenda Bardot redondearon esta perspicaz alegoría filosófica sobre la concomitancia entre el cine y la vida real.

Otras películas ambientadas en la ISLA DE CAPRI

Capri – Melville Shavelson (1960)
La historia de San Michele – C.Capitani y R.Jugert (1962)
La mujer maldita – Joseph Losey (1968)

JUSTICIA (Más allá de la duda)

Concepción que cada época y civilización tiene acerca del sentido de sus normas jurídicas. Es un valor determinado como bien común por la sociedad. Nació de la necesidad de mantener la armonía entre sus integrantes. Es el conjunto de pautas y criterios que establecen un marco adecuado para las relaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y permitiendo acciones específicas en la interacción de individuos e instituciones. http://es.wikipedia.org/wiki/Justicia

“La justicia es igual a las serpientes. Sólo muerden a los que están descalzos”
Óscar Romero (1917-1980) Sacerdote católico salvadoreño

MÁS ALLÁ DE LA DUDA (Beyond a Reasonable Doubt) – 1956

más

Director Fritz Lang
Guión Douglas Morrow
Fotografía William E. Snyder
Música Herschel Burke Gilbert
Producción RKO
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 80m. B/N
Reparto Dana Andrews, Joan Fontaine, Sidney Blackmer, Arthur Franz, Robin Raymond, Ed Binns, Shepperd Strudwick, Barbara Nichols.

“Nadie tiene el derecho moral de quitar la vida a otro y la pena de muerte nunca ha conseguido disuadir al criminal”

Harto de los mangoneos y las intromisiones de los productores en su trabajo, Lang finiquitó sus veinte años de gloriosa carrera hollywoodiense con este film de perversa negritud y cáustica ambigüedad moral, en el que describía la osada artimaña criminal de un escritor contrario a la pena de muerte para poner en evidencia el funcionamiento del sistema jurídico y, por añadidura, reprobar el particularísimo concepto de justicia que prevalece en la sociedad estadounidense. Nuevamente, la firme afinidad langiana por la inexorable fatalidad del destino circundaba un relato marcado por una permanente sensación de angustia, causada en gran medida por la simétrica exactitud de sus encuadres, algún que otro imprevisto giro argumental y la nula complacencia con la que se dibujaba a sus personajes. La cinta, que sin llegar a ser (ni mucho menos) redonda, supera con creces el olvidable remake homónimo de Peter Hyams (2009), aparece hoy como una lúcida y desencantada reflexión sobre las apariencias, un perceptible alegato contra la sentencia capital y, ante todo, un amargo reproche de su realizador a los despóticos procedimientos maccarthystas.

Otras películas sobre las dobleces y limitaciones de la JUSTICIA

Doce hombres sin piedad – Sidney Lumet (1957)
El proceso – Orson Welles (1962)
Cadena perpetua – Frank Darabont (1994)

REPRESALIA (Los verdugos también mueren)

Una represalia es una venganza o una respuesta de castigo a algún tipo de agresión. Quien ejecuta la represalia busca obtener una satisfacción del daño recibido (…) Las represalias también aparecen en el marco de las relaciones internacionales. Lo habitual es que una represalia sea una medida adoptada por un Estado contra otro para responder a los actos adversos de este, aunque sin llegar a la ruptura de las relaciones diplomáticas (…) A lo largo de la historia, sin embargo, se han registrado todo tipo de represalias que se encuentran fuera de cualquier marco legal, como bombardeos a población civil en respuesta a actos terroristas. (definicion.de)

“Nos reservamos el derecho a tomar represalias contra todos los países que toman parte en esta guerra injusta: Gran Bretaña, España, Polonia, Japón e Italia”
Osama Bin Laden (1957-2011) Terrorista yihadista, conocido mundialmente por ser el fundador de la red terrorista Al Qaeda

LOS VERDUGOS TAMBIÉN MUEREN (Hangmen also die) – 1943

hangmen

Director Fritz Lang
Guión Fritz Lang, Bertolt Brecht y John Wexley
Fotografía James Wong How
Música Hanns Eisler
Producción Arnold Pressburger Films
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 134m. B/N
Reparto Brian Donlevy, Walter Brennan, Anna Lee, Gene Lockhart, Reinhold Schünzel, Nana Bryant, Dennis O’Keefe, Alexander Granach.

“Piensa siempre que la libertad no es uno de esos bienes que se poseen como un sombrero o un trozo de azúcar. La libertad se adquiere luchando por conseguirla”

Gracias a un milimétrico guión emanado de la infundida colaboración entre el propio cineasta y su compatriota y conspicuo dramaturgo Bertolt Brecht, pero firmado por Wexley por ciertas dificultades sindicales, Lang pudo materializar el segundo de sus fornidos alegatos en contra de la institución nazi y sus desalmadas actividades represivas, que permanece como uno de los títulos más arriesgados y emocionantes de su etapa hollywoodiense. Haciendo alarde de un portentoso dominio de la progresión dramática y sin la necesidad de utilizar unos parámetros visuales puramente expresionistas, pues sólo recurría a ellos en contadas ocasiones, el realizador vienés de origen judío describía en una Praga espléndidamente recreada en decorados la escalofriante represalia de las tropas invasoras emprenden tras conocer el asesinato de uno de sus dirigentes a manos de un militante de la Resistencia checoslovaca y la ingeniosa confabulación de ésta para detener la avalancha de ejecuciones. Un conmovedor canto al poder de la solidaridad ciudadana frente a las fuerzas absolutistas e intimidadoras.

Otras películas sobre REPRESALIAS

Treinta segundos sobre Tokio – Mervyn Leroy (1944)
La larga noche del 43 – Florestano Vancini (1960)
La batalla de Argel – Gillo Pontecorvo (1965)

TETRALOGÍA (El hombre atrapado)

1. Conjunto de cuatro obras de un mismo autor que tienen entre sí cierta unidad o elementos comunes. http://es.thefreedictionary.com/tetralog%C3%ADas

“Dirigir la Tetralogía de Wagner es como correr una gran maratón”
Víctor Pablo Pérez (1954) Director artístico y de orquesta español

EL HOMBRE ATRAPADO (Man hunt) – 1941

man

Director Fritz Lang
Guión Dudley Nichols
Fotografía Arthur Miller
Música Alfred Newman
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 105m. B/N
Reparto Walter Pidgeon, Joan Bennett, George Sanders, John Carradine, Ludwig Stossel, Roddy McDowall, Heather Thatchet, Riger Imhof.

“Los nazis buscamos una nueva vida, una nueva vitalidad para el pueblo volviendo a las virtudes primitivas (…) Nosotros no dudamos en destruir para crear un nuevo mundo”

Promovidos por el sentimiento de desagravio y fervor patriótico radicado en la sociedad estadounidense como consecuencia del imprevisto bombardeo a Pearl Harbour, los estudios de Hollywood inundaron las pantallas con un alud de vehículos de propaganda bélica, consignados a justificar y enaltecer la participación del país en la contienda. Apelando a su olfato visionario, Lang anticipó dicha tendencia al dirigir esta adaptación de la novela Roque male de Geoffrey Household, que, a la postre, marcaría el pistoletazo de salida a una tetralogía de claro signo antinazi, completada con LOS VERDUGOS TAMBIEN MUEREN (1943), EL MINISTERIO DEL MIEDO (1944) y la turbia pero desnaturalizada por la censura CLANDESTINO Y CABALLERO (1946). El brutal hostigamiento al que es sometido un capitán inglés por experimentar el placer cinegético de apuntar al mismísimo Hitler con su rifle de precisión deparaba una feroz intriga con ribetes románticos y escenas tan geniales como la persecución en el metro o la emotiva despedida en el puente. Loables actuaciones, sobre todo de una frágil y enternecedora Joan Bennett.

Otras películas integradas en TETRALOGÍAS

Besos robados – François Truffaut (1968)
Indiana Jones y la última cruzada – Steven Spielberg (1989)
Sol – Aleksandr Sokurov (2005)

COHETE (La mujer en la luna)

Vehículo, aeronave o nave espacial que obtiene su empuje por la reacción de la expulsión rápida de gases de combustión desde un motor cohete. A ciertos tipos de cohete se los denomina misil y en este cambio de nombre no interviene el tamaño o potencia, sino que generalmente se llama misil a todo cohete de uso militar con capacidad de ser dirigido o manejado activamente para alcanzar un blanco. http://es.wikipedia.org/wiki/Cohete

“Mejor ser un cohete caído que no haber resplandecido nunca”
Oscar Wilde (1854-1900) Escritor y poeta irlandés

UNA MUJER EN LA LUNA (Frau im mond) – 1929

frau

Director Fritz Lang
Guión Fritz Lang y Thea Von Harbou
Fotografía Oskar Fischinger, Otto Kanturek y Curt Courant
Música Willy Schmidt-Gentner
Producción Fritz Lang Film/UFA
Nacionalidad Alemania
Duración 165m. B/N
Reparto Gerda Maurus, Willy Fritsch, Gustav von Wangenheim, Klaus Pohl, Fritz Rasp, Gustl Gstettenbaur, Tilla Durieux, Hermann Vallentin.

Sirviéndose del asesoramiento de científicos y astrónomos, Lang confirió a las primarias fantasías visuales de Mèliés un porte de extremado realismo con este minucioso relato de una agitada misión interplanetaria, que, para muchos historiadores cinematográficos, marca el inicio del género de la ciencia-ficción. Acentuada por un espléndido tratamiento visual y un ritmo narrativo de enérgica precisión, insuflado de una ironía poco usual en la filmografía languiana, esta clarividente crónica aeroespacial se dividía en dos segmentos abiertamente diferenciados: un planteamiento en forma de aventuras de espionaje con matices folletinescos y un desenlace, relacionado ya de forma exclusiva con los preparativos y las posteriores vicisitudes del viaje cósmico, donde el binomio Lang/Von Harbou puso de manifiesto su sibilina clarividencia fabuladora al inventar la célebre cuenta atrás para el despegue e idear una nave casi exacta a la bomba-cohete V2 que el gobierno nazi construía en secreto, cuya maqueta acabaría siendo destruida y no vería definitivamente la luz hasta bien entrada la 2ª Guerra Mundial.

Otras películas sobre COHETES

Viaje a la luna – George Méliès (1902)
Cielo de octubre – Joe Johnston (1999)
El cohete – Kim Mordaunt (2013)