DEFECACIÓN (Léolo)

Expulsión de las materias fecales del intestino por el ano. http://salud.doctissimo.es/diccionario-medico/defecacion.html

“El desacuerdo con la mierda es metafísico. El momento de la defecación es una demostración cotidiana de lo inaceptable de la Creación” (novela La insoportable levedad del ser)
Milan Kundera (1929-) Escritor checo

LÉOLO (Léolo) – 1992

leolo

Director Jean-Claude Lauzon
Guión Jean-Claude Lauzon
Fotografía Guy Dufaux
Música Gilbert Bécaud, Tom Waits, Rolling Stones
Producción Alliance Films/Procirep/Les Prod.du Verseau/Flach Films/Super Écran/NFB/Téléfilm Canada
Nacionalidad Canadá/ Francia
Duración 107m. Color
Reparto Maxime Collin, Ginette Reno, Julien Guiomar, Pierre Bourgault, German Houde, Lorne Brass, Giuditta Del Vecchio, Andrée Lachapelle.

“Lo único que le pido a un libro es que me inspire energía y valor, que me diga que hay más vida de la que puedo abarcar, que me recuerde la urgencia de actuar”

Un fatídico accidente de avión terminó en 1997 con la vida de Jean-Claude Lauzon, un promisorio cineasta canadiense que ya había conquistado trece premios de la Academia Cinematográfica de su país con su ópera prima, el thriller UN ZOO, LA NUIT (1987), y que asombró/maravilló/perturbó con ésta su segunda película, donde manifestaba un particularísimo universo onírico y un potencial dramático e inventivo fuera de lo común. Subrayada por la absorbente voz en off del actor Gilbert Sicotte, perfilaba a modo de viñetas de un estrafalario surrealismo el crudo despertar a la vida real de los adultos de un niño, cuya desaforada imaginación le permitía evadirse de un luctuoso ambiente familiar dominado por obsesiones alimenticias, lascivas e, incluso, excrementicias, estas últimas concentradas en un método purificador fundamentado en eliminar las impurezas a través del acto defecatorio. Una subversiva, meticulosa y compleja inmersión por los sumideros de la locura, teñida de una poesía fílmica virulentamente cáustica y matizada por una banda sonora tan atractiva como heterogénea.

Otras películas con DEFECACIONES

Pink Flamingos – John Waters (1972)
Saló o los 120 días de Sodoma – Pier Paolo Pasolini (1975)
I’m still here – Cassey Affleck (2010)

6 comments

  1. Cuando pienso en “Léolo” me vienen dos cosas: la canción italiana que se repite a lo largo de la película y la frase leit motiv del niño protagonista: porque sueño, yo no lo estoy. Porque sueño yo no estoy loco.

    … Ja, ja, ja… vale y también Leolo llorando en el orinal. Y esa obsesión del padre…

    Tengo que decirte que las escenas relacionadas con defecación tanto en “Pink Flamingos” como en la de Pasolini… me dan un asco terrible. Me resultan tremendamente desagradables. Aghhh, qué repugnante recuerdo ver a Divine con la caquilla de perro.

    Hay otra relacionada con una ‘mierdecilla’ mítica que tiene su gracia en “Priscilla, reina del desierto”. Y otra escena tremenda con excrementos… en “El libro negro”.

    Dios mío, qué comentario más escatológico.

    Beso
    Hildy

    Me gusta

    1. Sí, esa frase que citas se repite constantemente a lo largo de la película, A mí también me llamó mucho la atención.
      Agradezco que hayas aportado más ejemplos sobre el tema, a los cuales acostumbro a añadir yo después alguno más, pero dado el nivel escatológico del mismo hoy me plantaré en los que ya tenemos. Ahora, tienes razón, la escena de Divine es insoportablemente asquerosa.
      Un abrazo. Ah, por cierto, no me has dicho nada de tus listas, pero cuento con ellas…

      Me gusta

  2. Sin duda una de las obras más deslumbrantes, imaginativas, hermosas y arriesgadas del cine moderno, capaz de sofocarnos y al mismo tiempo acariciarnos en este extraño y fascinante cuento moral, donde la fantasía a veces muere y otras permanece indemne en su libre capacidad de viajar.

    Retrato del miedo, que no impide demostrar que el poder de de la ensoñación es poesía interrumpida. Como indicas, compleja, alegórica, caleidoscópica y siempre fascinante. Hay que verla varias veces, sin duda. Nos sorprenderá aún más.

    Me gusta

    1. Sí, tienes razón, no me esperaba tanto de ella en su segundo visionado (la vi por primera vez en el momento de su estreno) y me sorprendió muchísimo. Es una fábula con una multiplicidad de matices y enfoques tan desbordante como asombrosa.
      Como te dije, dedicada a tu particular apreciación sobre el lenguaje pasoliniano.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s