Walter Matthau

MANIPULACIÓN (Un rostro en la multitud)

Ejercicio no confesado del poder a través de medios no institucionalizados, a fin de producir en los individuos determinados efectos. Las posibilidades de manipulación han aumentado considerablemente con el desarrollo de los medios de comunicación de masas. (Larousse Editorial)

“Con una hábil manipulación de la prensa, pueden hacer que la víctima parezca un criminal y el criminal, la víctima”
Malcolm X (1925-1965) Orador, ministro religioso y activista estadounidense

UN ROSTRO EN LA MULTITUD (A face in the crowd) – 1957

face

Director Elia Kazan
Guion Budd Schulberg
Fotografía Gayne Rescher y Harry Stradling
Música Tom Glazer
Producción Newton Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 125m. B/N
Reparto Andy Griffith, Patricia Neal, Anthony Franciosa, Lee Remick, Walter Matthau, Percy Waram, Rod Brasfield, Charles Irving.

«Campesinos sureños, chiflados, paletos, amas de casa, inválidos, recolectores de legumbres… Todo el mundo tiene que saltar cuando alguien hace sonar el silbato. Ellos todavía no lo saben (…) pero, ¡son míos!, ¡soy su dueño! Piensan como yo. Sólo ellos son más estúpidos que yo, así que tengo que pensar por ellos»

Tras anunciar la dolorosa degeneración del profundo sur norteamericano desde un ámbito estrictamente pasional en la escandalosa BABY DOLL (1956), Kazan continuó su particular proceso de descargo a su colaboración en el sumario maccarthysta con esta feroz denuncia de la perniciosa e infalible capacidad de influencia y manipulación sobre las masas que poseen los medios de comunicación, tema rabiosamente actual en los tiempos que corren. Sirviéndose de la narración corta The Arkansas traveler de Budd Schulberg, la cinta exponía la traumática conversión en fulgurante estrella mediática de un vagabundo cantarín (excesiva interpretación de Andy Griffith) con la suficiente fuerza descriptiva, visual y crítica como para alertar sobre el riesgo que comportan este tipo de efímeros y alienadores encumbramientos a la fama. Además de erigirse en una de las primeras producciones norteamericanas en abordar este comprometido tema, el film siempre figuró entre los favoritos del impopular realizador pese a no encontrarse, ni de lejos, entre los mejores de su filmografía.

Otras películas sobre MANIPULACIÓN DE MASAS

Juan Nadie – Frank Capra (1941)
El gran carnaval – Billy Wilder (1951)
Ciudadano Bob Roberts – Tim Robbins (1992)

CONVIVENCIA (La extraña pareja)

Coexistencia física y pacífica entre individuos o grupos que deben compartir un espacio. Se trata entonces de la vida en común y de la armonía que se busca en la relación de personas que por alguna razón deben pasar mucho tiempo juntas. (concepto.de)

“Pero le hemos hecho creer que la democracia iba a resolver todos los grandes males que pueden existir en España… Y no era cierto. La democracia es sólo un sistema de convivencia. El menos malo de los que existen”
Adolfo Suárez (1932-2014) Político y abogado español

LA EXTRAÑA PAREJA (The odd couple) – 1968

extraña

Director Gene Saks
Guion Neil Simon
Fotografía Robert H. Hauser
Música Neal Hefti
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 101m. Color
Reparto Jack Lemmon, Walter Matthau, John Fiedler, Herb Edelman, David Sheiner, Larry Haines, Monica Evans, Carole Shelley, Iris Adrian.

«Todo lo que haces me irrita y cuando no estás me irrita imaginar lo que harás cuando vuelvas»

Consolidado como director en la escena de Broadway, Gene Saks irrumpió en el mundillo cinematográfico con dos adaptaciones de sendas comedias teatrales de Neil Simon, dramaturgo con el que mantuvo una fructífera relación profesional: la romántica DESCALZOS POR EL PARQUE (1967) y esta definitiva ratificación de la química especial que irradiaba la pareja Lemmon/Matthau, en su sempiterno rol de incompatibles compañeros de fatigas. En esta ocasión, la divertida ráfaga de irritaciones y pícaras puñeterías que comportaba su sociedad era causada por los insostenibles problemas de convivencia que originaba su mutuo acuerdo de compartir piso, ante la traumática separación de uno de ellos. Sin eludir en ningún instante su origen escénico, desplegaron el material dramático con gran solvencia y consiguieron un merecido éxito de crítica y público, que, como en tantas ocasiones, generó una inevitable serie televisiva (1970-1975) y unió para siempre a los entrañables actores; hasta el punto que treinta años después, y, tras una docena de films juntos, decidieron interpretar a las órdenes de Howard Deutch una superflua secuela: LA EXTRAÑA PAREJA, OTRA VEZ.

Otras películas sobre la CONVIVENCIA

El silencio del mar – Jean-Pierre Melville (1949)
La reina de Africa – John Huston (1951)
Secretos de un matrimonio – Ingmar Bergman (1973)

INDEMNIZACIÓN (En bandeja de plata)

Compensación por un daño que se haya recibido. El término se emplea principalmente en el ámbito del Derecho y permite a través de él referirnos a la transacción que se realiza entre un acreedor o víctima y un deudor o victimario, es decir, es la compensación que un individuo puede exigir y eventualmente recibir como consecuencia de haber sufrido un daño, o en su defecto por alguna deuda que mantenga con él otra persona o entidad. (definicionabc.com)

«La tierra de cada país pertenece al pueblo de ese país. Los individuos llamados terratenientes no tienen derecho, desde el punto de vista de la moral y la justicia, nada más que a la renta o a una indemnización por el valor en venta de la tierra»
John Stuart Mill (1806-1873) Filósofo, político y economista inglés

EN BANDEJA DE PLATA (The fortune cookie) – 1966

cookie2

Director Billy Wilder
Guion Billy Wilder e I.A.L. Diamond
Fotografía Joseph LaShelle
Música André Previn
Producción Phalanx Productions/Sir Nigel Films/Mirisch Corporation/United Artists
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 125m. B/N
Reparto Jack Lemmon, Walter Matthau, Ron Rich, Cliff Osmond, Lurene Tuttle, Judi West, Harry Holcombe, Les Tremayne, Marge Redmond.

«Todos queremos conservar el terreno ganado y procuramos quitar estorbos del camino»

Otro feroz análisis wilderiano a las miserias de la clase media estadounidense, como casi siempre asentado en un fornido guión escrito en colaboración con I.A.L. Diamond, que significaba el descubrimiento de una de las parejas más célebres de la comedia americana y el primer largometraje de los tres que acabarían protagonizando a las órdenes del maestro vienés. Las artimañas de un avispado picapleitos para sacar tajada a costa de la simulada invalidez de su pusilánime cuñado, arrollado por un jugador de rugby en el Municipal Stadium de Cleveland mientras ejercía su profesión de cámara televisivo, conforman el sustrato argumental de un relato destinado a establecer un mordaz tratado sobre el pernicioso afán de lucro y su inevitable concomitancia con el sexo, dividido en una ristra de dieciséis capítulos marcados por una precisa oscilación entre la contemplación costumbrista y una vitriólica y amarga farsa basada en el engaño generalizado. Las estupendas actuaciones y la apropiada fotografia en Panavision redondearon una función casi perfecta aunque bastante incomprendida en su momento.

Otras películas determinadas por el cobro de una importante INDEMNIZACIÓN

Perdición – Billy Wilder (1944)
Tiempo de revancha – Adolfo Aristarain (1981)
Veredicto final – Sidney Lumet (1982)