Jacques Tati

CARTERO (Día de fiesta)

Persona que hace de mensajero entre un emisario y un receptor cuando se envían documentos escritos o paquetes. En la antigüedad, los carteros eran comúnmente conocidos como «correos» o «emisarios». Eran personas que recorrían grandes distancias a caballo transportando mensajes en forma de cartas. Actualmente, los carteros usan otros medios de transporte como la moto o la bicicleta. (Wikipedia)

“La balada de la casada infiel, demasiadas cosas por aprender, el portero de la Puerta del Sol, el cartero de tus cartas de amor, el primero en sacarte a bailar un vals. El vals de la tristeza más triste del mundo, la belleza que dilapidé, la pereza de los vagabundos, el rompecabezas que no terminé”
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor y poeta español

DÍA DE FIESTA (Jour de fête) – 1949

jour

Director Jacques Tati
Guion Jacques Tati y Henri Marquet
Fotografía Jacques Mercanton y Jacques Sauvageot
Música Jean Yatove
Producción Cady Films/Panoramic Films
Nacionalidad Francia
Duración 79m. B/N ó Color
Reparto Jacques Tati, Guy Decomble, Paul Frankeur, Maine Vallée, Delcassan, Jacques Beauvais, Roger Rafal, Santa Relli, Robert Balpo.

“En América tienen medios, pero nuestra administración tan solo es una administración. Lleva años pidiendo una rueda nueva… y en América tienen todo un equipo, ¡y la cosa funciona!”

Tras un paréntesis provocado por la Segunda Guerra Mundial, Jacques Tati elaboró esta brillantísima comedia rural y costumbrista que supuso, además de su primer largometraje como realizador, la extraordinaria revelación de un peculiar, inteligente e innovador talante humorístico basado en la extravagancia y la irracionalidad. Apelando al recurso del gesto y la observación, con largos planos generales repletos de pequeños y divertidos detalles o gags tan geniales como los trepidantes trayectos en bicicleta del protagonista, un estresado, patoso y entrañable cartero interpretado por el propio cineasta en un claro antecedente del emblemático Monsieur Hulot, la película narraba la celebración de la anhelada jornada festiva de una pequeña población francesa, concretamente Saint-Sévère-sur-Indre (Charente), formulando de paso una elocuente crítica al modelo de modernización estadounidense. En 1994, tras una complicada labor de reconstrucción, pudo volver a exhibirse la cinta en su vitalista color original, procedimiento del que no pudieron sacarse copias en su época al producirse la quiebra de Thomson en pleno rodaje.

Otras películas protagonizadas por un CARTERO

Miguel Strogoff – Carmine Gallone (1956)
El cartero (y Pablo Neruda) – Michael Radford (1994)
El cartero de las noches blancas – Andrei Konchalovsky (2014)

MODERNIZACIÓN (Playtime)

Adaptación del modo de vida a los usos y costumbres más avanzados y modernos. http://es.thefreedictionary.com/modernizaci%C3%B3n

“Cuanto menos previsible es el futuro, más necesidad tenemos de ser móviles, maleables, reactivos, propensos al cambio permanente, supermodernos, más modernos que los modernos de la época heroica”
Gilles Lipovetsky (1944-) Filósofo y sociólogo francés

PLAYTIME (Playtime) – 1967

play

Director Jacques Tati
Guión Jacques Tati y Jacques Lagrange
Fotografía Andreas Winding y Jean Badal
Música Francis Lemarque
Producción Jolly Film/Specta Films
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 155m. Color
Reparto Jacques Tati, Barbara Dennek, Rita Maiden, France Rumilly, Valerie Camille, France Delahalle, Erika Dentzler, Nicole Ray.

“¡No ve que estoy ocupado!”

Nueve años más tarde de aquella burlesca embestida contra los inconvenientes propios de la modernización y su consiguiente e inevitable automatismo, MI TIO, Tati regresó para continuar desembuchando su aumentada preocupación por el progreso en esta feroz, hilarante y reveladora diatriba sobre el desalmado y, en ocasiones, absurdo papel que la tecnología desempeña en nuestro hábitat cotidiano. Circunscribiendo la pintoresca curiosidad de Monsieur Hulot y un grupo de turistas al caótico dinamismo de un imaginario París ultramoderno, proyectó con su acostumbrada parquedad dialéctica y a través de hábiles destellos sonoros un meticuloso catálogo de imprevistos gags visuales, que, aún la actualidad, conservan intacta toda su belleza y original invectiva. Filmada en 70 mm. a lo largo de un metódico rodaje de catorce meses de duración, restringido a un gigantesco decorado conocido como Tativille, resultó incomprendida en su época a causa de su extremado vanguardismo pero con posterioridad acabó ejerciendo un papel primordial en el devenir de la estética cinematográfica.

Otras películas sobre la MODERNIZACIÓN

¡Viva la libertad! – René Clair (1931)
Tiempos modernos – Charles Chaplin (1936)
Los espigadores y la espigadora – Agnès Varda (2000)

AUTOMATIZACIÓN (Mi tío)

Aplicación de máquinas o de procedimientos automáticos en la realización de un proceso o en una industria. (google.es)

“La automatización entusiasta del ser humano por la máquina inteligente que crece en poderes le llevará a la inutilidad”
Benjamín Solari Parravicini (1898-1974) Pintor y escultor argentino

MI TÍO (Mon oncle) – 1958

oncle

Director Jacques Tati
Guión Jacques Tati
Fotografía Jean Bourgoin
Música Franck Barcellini y Alain Romans
Producción Alter Films/Film del Centauro/Gray/Specta
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 118m. Color
Reparto Jacques Tati, Jean-Pierre Zola, Adirenne Servantie, Alain Bécourt, Lucien Frégis, Betty Schneider, Jean-François Martial.

“Escucha, lo que mi hermano necesita es una meta, es un hogar, es… ¡todo ésto!”

El primer largometraje en color del genial Tati significó un paso decisivo en su filmografía pues, no sólo supuso la definitiva consagración del entrañable Monsieur Hulot, sino que permutó su hasta entonces mordaz pero afectuosa percepción de la cotidianeidad provinciana por una despiadada e ingeniosa invectiva sobre el disparatado universo tecnológico y su automatizada uniformidad, tema que elastificaría hasta la saciedad en PLAYTIME (1967). Para ello, situó a su curioso y desmañado alter ego entre un aséptico hogar ultramoderno y una pujante factoría de plásticos; escenarios ideales para desarrollar con su perspicaz expresividad visual y sonora una calculada exhibición de gags que no hacían sino evidenciar la ineptitud de la sociedad moderna para afrontar aquella avalancha imparable de maquinismo invasor. El film, realmente modélico por su precisa estructura descriptiva y escenográfica, acusó un desmesurado intelectualismo que aminoró claramente su capacidad sorpresiva, circunstancia que no fue en absoluto óbice para que cosechara una formidable aceptación por parte de crítica y público.

Otras fábulas o parodias cinematográficas sobre la AUTOMATIZACIÓN de la vida moderna

Lemmy contra Alphaville – Jean-Luc Godard (1965)
Fahrenheit 451 – François Truffaut (1966)
Brazil – Terry Gilliam (1985)

VACACIONES (Las vacaciones del señor Hulot)

Días dentro de un año en que personas que trabajan o estudian toman un descanso total de su actividad en un período determinado, exceptuando feriados denominado por fiestas nacionales, tales como Navidad o días representativos de una nación como la celebración de su independencia. Existe principalmente para prevenir estrés u otras patologías, además de según el criterio del estado o gobierno local, para incrementar la productividad en el resto del año. http://es.wikipedia.org/wiki/Vacaciones

“Nadie necesita más unas vacaciones que el que acaba de tenerlas”
Elbert Hubbard (1856-1915) Escritor, artista y filósofo estadounidense

LAS VACACIONES DEL SEÑOR HULOT (Les vacances de Monsieur Hulot) – 1953

vacances

Director Jacques Tati
Guión Jacques Tati y Henri Marquet
Fotografía Jacques Mercanton y Jean Mouselle
Música Alain Romans
Producción Cady Films/Specta Films
Nacionalidad Francia
Duración 114m. B/N
Reparto Jacques Tati, Nathalie Pascaud, Louis Perrault, Michèlle Rolla, Valentine Camax, André Dubois, Lucien Frégis, Marguerite Gérard.

“La imprudencia de la burguesía se manifiesta de manera categórica. ¿Progresismo? Sí, pero con prudencia, ésta es nuestra consigna”

Prodigiosa mezcla de humor, nostalgia costumbrista y fantasía poética que significó la consagración de Tati como uno de los actores-creadores más importantes del cine cómico europeo y supuso, además, la introducción del singular y entrañable Hulot, un personaje desgarbado, educado, curioso, maniático e indeciso, que, a partir de entonces, se convertiría en el incomparable álter ego del cineasta francés. Los calamitosos incidentes causados por el inquieto protagonista en un hotel y alrededores de la costa bretona sirvieron para crear una aguda crítica sobre la vulgaridad y el conformismo de determinados veraneantes franceses, así como para ridiculizar ciertos aspectos de la vida moderna, tema recurrente a lo largo de sus posteriores obras. Por medio de una narración muy poco académica, sin trama manifiesta y escasez de diálogos, el film encadenaba una excelente serie de gags visuales (a menudo con sonidos postsincronizados) entre los que destacan el preámbulo en la estación de trenes, la secuencia del entierro, la del partido de tenis o su pirotécnica conclusión.

Otras películas que describen las VACACIONES

Atrapa a un ladrón – Alfred Hitchcock (1955)
Muerte en Venecia – Luchino Visconti (1971)
Bajo la arena – François Ozon (2000)