SANDINISMO (Bajo el fuego)

Corriente política nicaragüense perteneciente al espectro ideológico de la izquierda, con tendencia socialdemócrata y nacionalista que promueve la integración de la región latinoamericana. Está basada en el ideario de Augusto Nicolás Calderón Sandino, el denominado “General de hombres libres”, de quien toma el nombre. A los partidarios y simpatizantes de esta corriente se les denomina sandinistas. Sandino mantuvo, entre los años 1926 y 1933, una guerra contra las tropas de los Estados Unidos que se mantenían en Nicaragua desde el año 1912 para la defensa del Statu quo necesario para la explotación de los recursos nicaragüenses por las compañía estadounidenses y en la defensa de sus intereses. Basándose en la documentación generada por Sandino durante la guerra, principalmente correspondencia y manifiestos, Carlos Fonseca Amador dio sustento ideológico para la fundación, en 1961, junto a Santos López, Tomás Borge y Silvio Mayorga, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN que estructuró la lucha contra la dictadura que la familia Somoza mantenía en el país desde el asesinato de Sandino en 1934. El 19 de julio de 1979 el FSLN, aglutinando entornos suyo a amplios sectores de las sociedad nicaragüense, logra derrotar al gobierno de Anastasio Somoza Debayle y entra triunfante en Managua, La insurrección popular y el periodo de gobierno posterior es conocido como Revolución Sandinista. http://es.wikipedia.org/wiki/Sandinismo

“El Frente Sandinista, a la cabeza de las masas populares de Nicaragua, se sacrifica no para alcanzar una mezquina migaja para el pueblo, sino para lograr una radical transformación social y nacional”
Carlos Fonseca (1936-1976) Profesor, político y revolucionario estadounidense

BAJO EL FUEGO (Under fire) – 1983

fire

Director Roger Spottiswoode
Guión Clayton Frohman y Ron Shelton
Fotografía John Alcott
Música Jerry Goldsmith
Producción Lions Gate Films/Orion
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 128m. Color
Reparto Nick Nolte, Ed Harris, Gene Hackman, Joanna Cassidy, Jean-Louis Trintignant, Alma Martínez, Fernando Elizondo, Richard Masur.

“Me gusta mucho su gente, pero son unos malditos sentimentales. Se enamoran de los poetas, los poetas se enamoran de los marxistas, los marxistas se enamoran de sí mismos. El país está destruido por culpa de la retórica y al final quedamos atrapados por los tiranos”

El cine de principios de los ochenta encontró una productiva mina en la oportunista combinación de drama político, thriller periodístico y aventura amorosa, hasta el punto de beneficiar a directores tan inócuos como Spottiswoode, que aprovechó la citada fórmula para rubricar su mejor film y obtener uno de los éxitos más inesperados de aquel entonces. Las sacrificadas e inquietas andanzas de unos reporteros estadounidenses en la convulsa Nicaragua de 1979, así como el proceso de implicación de uno de ellos (un apasionado fotógrafo encarnado por Nolte) en la causa revolucionaria que pretende derrocar al gobierno de Somoza, fueron esgrimidas para establecer una proclamación de la moral informativa en su constante enfrentamiento con los pretextos ideológicos que confunden a la humanidad. Criticada en su país por su descarado soporte a la doctrina prosandinista, sacó tajada de una realización de contundente verismo e intensidad, aspecto al que contribuían la cautivadora fotografía de Alcott, las férreas actuaciones de un gran elenco de intérpretes o la trepidante y eufórica banda sonora de Goldsmith.

Otras películas sobre SANDINISMO

La canción de Carla – Ken Loach (1996)
Nicaragua… el sueño de una generación – R.Persano y S.Nacif Cabrera (2012)
Princesas rojas – Laura Astorga (2013)

8 comments

  1. En los ochenta hubo apasionantes cintas de periodismo y política internacional. Mi favorita es El año que vivimos peligrosamente. Bajo el fuego a lo mejor es de las que menos me atrajo cuando la vi, pero es ilustrativa e interesante, no obstante.

    Me gusta

  2. Y como dices, curioso el planteamiento político de alguna de ellas. Aparte de los ataques que sufrió ésta, ahora me estoy acordando también de Salvador, bastante crítica con los Estados Unidos de brazo fuerte de Reagan…

    Me gusta

    1. A mi me parece una película francamente atractiva, que probablemente no profundiza ni saca conclusiones del conflicto, pero (como dices) entretiene por su agilidad descriptiva y el adecuado aprovechamiento de sus grandes intérpretes. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s