CEBO (La carnaza)

1. Comida o cosas que simulan serlo que se ponen en las trampas utilizadas para atraer animales y atraparlos.
2. Persona o cosa que se utiliza para atraer de manera engañosa o inducir a una acción.
http://www.wordreference.com/definicion/cebo

“La hermosura sin gracia es un anzuelo sin cebo”
Molière (1622-1673) Dramaturgo, humorista y actor francés

LA CARNAZA (L’appât)- 1995

appat

Director Bertrand Tavernier
Guión Bertrand Tavernier y Colo Tavernier O’Hagan
Fotografía Alain Choquart
Música Philippe Haïm
Producción France 2 Cinéma/Hachette Première/Little Bear/M6 Films
Nacionalidad Francia
Duración 115m. Color
Reparto Marie Gillain, Olivier Sitruk, Bruno Putzulu, Richard Berry, Philippe Duclos, Marie Ravel, Jean-Louis Richard, Christophe Odent.

“Y ahora que lo he dicho todo, ¿me dejará irme para las Navidades? Tengo que visitar a mi padre en Navidad”

Tras un breve paréntesis en forma de ligera y desmitificadora mirada al género de aventuras literarias, LA HIJA DE D’ARTAGNAN (1994), Tavernier recobraba su acentuado sentido del compromiso social con esta desapacible adaptación del libro homónimo que Morgan Sportes escribió en torno a una historia real acaecida diez años atrás, en la que tres incautos adolescentes parisinos motivados por su anhelo en establecerse como empresarios en Norteamérica, eran arrastrados al crimen casi de manera inconsciente. Haciendo gala de un estilo naturalista cada vez más nítido e incómodo, donde no tenía ya cabida ningún recodo sensiblero, efectista ni moralizante, el inagotable cineasta dibujaba con tremenda franqueza y sobriedad expositiva un microcosmos urbano de hostil irracionalidad, priorizado por el voraz consumismo, la insaciable sed de triunfo, la imprudente promiscuidad sexual y una absoluta escasez de objetivos e ideales. Resaltar la placentera presencia del sugestivo cebo, Marie Gillain, cuya turbadora belleza y variedad de registros la confirmaban como una de las promesas más fehacientes del cine francés.

Otras películas sobre CEBOS

El cebo – Ladislao Vajda (1958)
El brazo de los diamantes – Leonid Gaidai (1968)
Under the skin – Jonathan Glazer (2013)

6 comments

  1. Creo que poco más se puede añadir a esta crónica que dibuja y analiza perfectamente la obra del cineasta francés. Sí insistir en la interesante ausencia de postulado, para desde la asepsia promover más reflexiones y posicionamientos. Desde luego que la película en su pragmatismo funcional en la forma y también en el contenido resulta más provocadora o, cuando menos, incita a la observación de una sociedad con cada vez menos escrúpulos, principios morales, ausencia de ética para la obtención de objetivos y esa terrible idolatría por un indecente éxito terrenal capaz de aniquilar cualquier atisbo de deontología mínima. Crudeza que se acentúa al ser el elemento protagonista un grupo de jóvenes castrados de aquellos ideales que solía albergar un paraíso llamado Juventud, y que precisamente esa sociedad se encarga de dejarlos pisoteados en el camino. Los estímulos y las tentaciones son ya otras.

    En tal sentido citar la trilogía del gran Allen sobre el tema, como son “Delitos y faltas”, “Mach Point” y “El sueño de Casandra”, que pese a confrontar a personajes con diferente sentido ético, también se observa una alta dosis de inteligente esterilización de planteamiento inicial.

    Me gusta

  2. Se me olvidó indicar que esa irracionalidad, en realidad es demasiado racional, y esa absoluta escasez de objetivos, objetivamente son terriblemente claros, nítidos y estudiados. Lo dicho, son lamentablemente otras las tentaciones, como Tavernier deja siempre de manifiesto con su evidente sentido social y de compromiso.

    La reflexión más interesante sería analizar hasta qué punto podemos exigir responsabidad al individuo, en tanto que hijo vs monstruo de un todo social, o a esa sociedad que los promueve y amamanta. Difícil, pues la sociedad la creamos e igualmente una vez creada nos crea.

    Me gusta

    1. Según Karl Marx era la sociedad la que creaba al individuo para que después éste tuviera el privilegio de modificarla, transformarla o, incluso, hacerla evolucionar. No seré yo quien le discuta su teoría, pues la cuestión que planteabas es tan interesante como sumamente compleja.
      Ahora, lo que sí resulta evidente es que Tavernier, con esa mirada humanista y profundamente comprometida, pretende desinfectar (en distintos ámbitos) las heridas más supurentas de la sociedad contemporánea. Un cineasta extraordinario.

      Me gusta

  3. Yo precisamente creo que uno de los logros de El cebo estriba en su aterrador y alegórico final, con esa capacidad de inversión que deja intuir y que hace reflexionar, pues cuando el inspector se coloca la marioneta ¿a quien estamos viendo? Esa ambigüedad es aterradora y nos aporta muchas de las claves que va sugiriendo la película a lo largo de su metraje. ¿Quién es más peligroso para la niña, el “monstruo”, o quien en su obsesiva búsqueda es capaz de utilizarla como un cebo vivo?

    Por cierto, siempre que vuelvo a ver El cebo y el rigor con la que está contada y analizada la meticulosidad con la que el comisario realiza la investigación, me acuerdo, salvando las distancias, de la espléndida Zodiac, ya que en ambas sabemos quien es el asesino y el desarrollo esencial es la historia de una obsesión llevada al paroxismo por parte de quien necesita no resolver un caso, sino resolverse a sí mismo.

    Me gusta

  4. Ya comenté en su día con motivo de la entrada sobre “El cebo” que me parecía mucho mejor película la de Vajda que la de Sean Penn, aunque ésta última fuese mucho mas fiel a la novela (y a su desenlace, concretamente); coyuntura que no pudo resolver la primera por las trabas que le impuso la censura del momento. Por cierto, Altaica, en los próximos meses verás aparecer en el blog la magnífica película de Fincher.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s