MUTISMO (Tiempo de revancha)

Trastorno de la comunicación verbal de origen emocional que consiste en que los afectados, en determinados contextos o circunstancias, no pronuncian ni una sola palabra. http://es.wikipedia.org/wiki/Mutismo_selectivo

“Hay momentos de mutismo en que la boca de la mujer hace pensar que el pudor es sólo cuestión de sexo”
Vladimir Holan (1905-1980) Poeta checo

TIEMPO DE REVANCHA (Tiempo de revancha) – 1981

tiempo

Director Adolfo Aristarain
Guión Adolfo Aristarain
Fotografía Horacio Maira
Música Emilio Kauderer
Producción Aries Cinematográfica Argentina
Nacionalidad Argentina
Duración 112m. Color
Reparto Federico Luppi, Haydée Padilla, Julio De Grazia, Ulises Dumont, Enrique Liporace, Jofre Soares, Aldo Barbero, Rodolfo Ranni.

“La política es para los políticos. A mi lo que me interesa es que me paguen bien”

Una de las más acreditadas y relevantes películas que la cinematografía argentina engendró en el transcurso de su última dictadura la encontramos en esta disidente, corrosiva e intensa fábula política en torno a la drástica artimaña con fines especulativos que un obrero con pasado gremialista, especializado en la detonación de explosivos, emprende contra la empresa constructora que lo contrató y la multinacional a la que ésta pertenece. Aprovechándose del siempre elevado rendimiento interpretativo de su actor fetiche, un Federico Luppi inconmensurable, Aristaráin compuso un angustioso y sobrecogedor retrato de corte policial acerca de la apremiante conmutación gubernamental que reclamaba un estado argentino corrompido a nivel social, político y laboral. Junto a LA PARTE DEL LEÓN (1978), ópera prima del una ladina e intransitable ambigüedad moral, y la espléndida LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LA VÍCTIMA (1982), un brutal thriller de tintes kafkianos, conforma una especie de trilogía criminal de abstruso psicologismo que despunta dentro de la sensata y reflexiva filmografía de su eminente realizador.

Otras películas sobre MUTISMO

El milagro de Anna Sullivan – Arthur Penn (1962)
Tommy – Ken Russell (1975)
El piano – Jane Campion (1993)

9 comments

    1. Te la recomiendo encarecidamente. Es una película soberbia, con un Luppi magistral y un magnífico ritmo ‘in crescendo’ que te atrapa hasta arrastrarte hacia un final inolvidable.
      La he incluido en mi lista de films preferidos de los ochenta. Por cierto, espero que me envíes alguna…
      Gracias y un abrazo.

      Me gusta

  1. Hola Antonio!!
    Me alegró muchísimo, siendo argentina, encontrarme con una película nuestra. Y sobre esa época que nos ha marcado tanto a los argentinos. Yo suelo decir que hay un antes y un después de esta horrible experiencia En esa época si era así para los políticos, como esa frase que pones. y no te creas que, en general, ha cambiado mucho. Por supuesto que esta es mi visión y me hago cargo.
    Respecto a mi país y siguiendo las palabras que usas para hablar de la película que son muy interesantes, me cuesta tener confianza respecto a lo que sigue, tengo muchas disidencias y angustias por esto que ponés: la dictadura y las SECUELAS que ha dejado: CORRUPCION, en la POLITICA, en la SOCIEDAD y en el TRABAJO.
    Con este artículo que escribis, me estás dando un trabajo enorme jaja, ya que me tengo que conseguir 6 películas que aportas. Pero como me pasa últimamente que las que he tratado de buscar, que son varias de las que recomendás, no las he ubicado, me queda espacio entonces para buscar otras. Gracias por semejante importante aporte que nos haces con estas recomendaciones.
    Pusiste la palabra abstruso, que para comprenderla bien, me tuve que ir al magnífico diccionario que tienen uds, que es el de María Moliner “Diccionario del uso del español”, casi es que duermo con él. jaja.
    Y encontré que dice algo que me pasa con el tema de la dictadura, y no sólo a mi, por supuesto. ABSTRUSO: se aplica a las cosas que exigen gran esfuerzo de inteligencia para comprenderlas. Este tema es absolutamente así.
    Para mi muchas veces, con algunos temas, vale la pena hacer ese esfuerzo. elijo bien con cuales y eso me lo dicta mi intuición y mi corazón. Para mi comprender tus aportes, muchas veces me provoca un esfuerzo enorme y más cuando leo comentarios de otros cinéfilos, con sus aportes, con los que acuerdo o no. Con los tuyos me pasa que coincido, dentro de las películas que vi, muchísimo, pero no me pasa con algunos comentarios que recibis. Un ejemplo de esto es Godard. para mi es genial a nivel de simbolismos y filosofía que contiene. y por loque leí en tu blog a casi nadie le gusta. hicieron que ahora esté mirando las 5 películas que tengo en casa de este cineasta. Una ya terminé de comentarla en el blog. veré con cual sigo.Pero me han planteado como una especie de desafío que me encanta jugar. Me estimulan. Gracias. Cariños

    Me gusta

    1. Mira, Hilda, yo aparcaría por un instante la vehemente y, en muchos casos, inaccesible pedantería godardiana e intentaría hacerme con esta obra maestra del cine argentino, para tí de fácil ubicación.
      Ahora, sobre gustos no hay nada escrito.

      Me gusta

  2. Antonio!
    me quedo con lo de inaccesible e intentaré hacerme con esta obra maestra del cine argentino, para mi de fácil ubicación, es verdad. Seguro me gustarán.
    Gracias por ocuparte de nuestro cine.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s