Mary Astor

CONFUSIÓN (Medianoche)

1. Falta de claridad y orden causada por la mezcla de cosas o personas diversas que no pueden distinguirse unas de otras.
2. Equivocación que se produce cuando se toma una cosa por otra o no se hace la distinción debida.
3. Perturbación o desorden provocados para hacer caer en el error a una persona.
(Larousse Editorial)

“Los sentimientos delicados que nos dan la vida yacen entumecidos en la mundanal confusión”
Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832) Poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán

MEDIANOCHE (Midnight) – 1939

medianoche

Director Mitchell Leisen
Guion Charles Brackett y Billy Wilder
Fotografía Charles Lang
Música Frederick Hollander
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 94m. B/N
Reparto Claudette Colbert, Don Ameche, John Barrymore, Francis Lederer, Mary Astor, Mischa Auer, Hedda Hopper, Monty Woolley.
* Frédéric Chopin – Etude in C minor op.10 no.12 ‘Revolutionary’

«No lo olvides, cada Cenicienta tiene su medianoche»

Una de las joyas más preciadas de la comedia clásica hollywoodiense, donde la enérgica mordacidad del binomio Brackett/Wilder se complementó a la perfección con la concisión en la puesta en escena y el persistente ritmo narrativo de su director, alcanzando una obra maestra irrebatible tanto por su magistral construcción y su extremada sofisticación sensorial como por la portentosa actuación de un reparto imponderable, del que sobresalía el poderoso carisma de John Barrymore. Esta ingeniosa trama de rocambolescas confusiones, disimulos y enredos sentimentales, conducida por una inquieta corista norteamericana, un enamoradizo taxista de origen húngaro y un pintoresco surtido de la alta sociedad parisina prebélica, poseía el virtuoso artificio de esconder una perversa crítica contra la lucha de clases y, al mismo tiempo, propagar con auténtico júbilo las caprichosas y perseverantes sorpresas que nos depara el azar. Seis años después, el propio Mitchell Leisen dirigió una curiosa versión, MASCARADA EN MÉXICO, que lógicamente no admite comparaciones con esta mágica, esplendorosa y vivificante paráfrasis del cuento de la Cenicienta.

Otras películas cuyo argumento viene determinado por una CONFUSIÓN

Con la muerte en los talones – Alfred Hitchcock (1959)
Todos a casa – Luigi Comencini (1960)
La vida de Brian – Terry Jones (1979)

SÁTIRA (Un marido rico)

Es un género literario, pero también es un recurso que encontramos en las artes gráficas y escénicas. En la sátira los vicios individuales o colectivos, las locuras, los abusos o las deficiencias se ponen de manifiesto por medio de la ridiculización, la farsa, la ironía y otros métodos; ideados todos ellos para lograr una mejora de la sociedad. (Wikipedia)

“La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos”
Dario Fo (1926-) Actor y escritor de teatro italiano

UN MARIDO RICO (The Palm Beach story)- 1942

PALM

Director Preston Sturges
Guion Preston Sturges
Fotografía Victor Milner
Música Victor Young
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. B/N
Reparto Claudette Colbert, Joel McCrea, Mary Astor, Rudy Vallee, Sig Arno, Torben Meyer, Robert Warwick, Victor Potel, William Demarest.
* Gioachino Rossini – William Tell Overture

«Esta es una de las tragedias de esta vida, que los hombres que más necesitan ser abofeteados son enormes»

El estrafalario embrollo sentimental acaecido en Palm Beach, tras la ocurrente estratagema de la esposa de un desafortunado inventor para conmutar las penurias de su mediocre vida cotidiana por las exuberantes y frívolas excentricidades del mundo de los ricos, dio lugar al último de los tres grandes clásicos de la comedia americana que Preston Sturges rodó en tan sólo dos años y que constituyen el punto más álgido de su carrera como guionista y director. Desde el apresurado enlace matrimonial sobre el que se intercalan los títulos de crédito iniciales hasta la pirueta que promueve su súbito, chocante y descabellado epílogo, la película proyecta una ráfaga de hilarantes diálogos y estrambóticas situaciones (entre ellas la inconcebible cacería organizada a bordo de un tren en marcha) dirigidas a satirizar de forma despiadada los hábitos más acusados de una sociedad norteamericana adherida a la moral del éxito. Espléndido reparto, del que sobresalen la inolvidable Claudette Colbert y la grotesca pareja de hermanos millonarios compuesta por Rudy Vallee y Mary Astor.

Otras comedias planteadas en forma de SÁTIRA

Tiempos modernos – Charles Chaplin (1936)
¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú – Stanley Kubrick (1964)
La gran comilona – Marco Ferreri (1973)