Kari Väänänen

TAXI (Noche en la tierra)

Medio de transporte que consiste en un vehículo de alquiler con un conductor (taxista), que ofrece servicios de transporte de una persona o un grupo pequeño de pasajeros dirigidos a igual o diferentes destinos por contrato o dinero. Usualmente, los lugares donde se recoge y se deja el pasajero se deciden por el proveedor (oferente), mientras que en el caso del taxi, el usuario (demandante) los determina. (Wikipedia)

“Así que se fue, me dejó el corazón en los huesos y yo de rodillas. Desde el taxi y haciendo un exceso me tiró dos besos, uno por mejilla” (canción 19 días y 500 noches)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

NOCHE EN LA TIERRA (Night on earth) – 1991

Director Jim Jarmusch
Guión Jim Jarmusch
Fotografía Frederick Elmes
Música Tom Waits
Producción JVC/Pyramide Prod./Pandora Cinema/Canal +/Channel Four/Locus Solus Entertainment
Nacionalidad Estados Unidos/ Francia/ Gran Bretaña/ Alemania/ Japón
Duración 123m. Color
Reparto Gena Rowlands, Winona Ryder, Giancarlo Esposito, Armin Müller-Stahl, Roberto Benigni, Rosie Pérez, Béatrice Dalle, Matti Pellonpaa.
* Tom Waits – Back in good old world

“¿Peligroso? Yo llevo un taxi y ellos pistolas, y yo soy el peligroso. ¡Qué cosa! Debería regresar y atropellarlos a los dos”

Excepcional confluencia de cinco fábulas autónomas sobre la soledad urbana, ubicadas simultáneamente en sendas ciudades (Los Ángeles, Nueva York, París, Roma y Helsinki) y presentadas a partir de un punto de partida análogo: la paradójica relación nocturna que se establece entre un taxista y su cliente. Consolidándose como el más genuino y representativo cineasta del panorama independiente norteamericano, Jarmusch rubricó un producto estimulante, arriesgado e irreverente que intercedía en el alegato multicultural a través de su sabia plasmación de un universo peripatético y atestado de individuos perdedores, solitarios y profundamente desubicados. De los cinco episodios, provistos de un vigoroso sentido plástico y acompasados por la heterogénea música de Tom Waits, sobresalen por su ingeniosa comicidad los protagonizados por Armin Mueller-Stahl (segunda), en la piel de un expayaso alemán poco ducho en el arte de conducir, y Roberto Benigni (cuarta), que, en su sempiterno papel de efusivo y recalcitrante parlanchín, se luce con un frenético monólogo prácticamente improvisado.

Otras películas que contienen escenas en el interior de un TAXI

Medianoche – Mitchell Leisen (1939)
Taxi driver – Martin Scorsese (1976)
Taxi Teherán – Jafar Panahi (2015)

AZUL (Nubes pasajeras)

Color como el del cielo sin nubes o como el del mar en un día soleado; es el quinto color del espectro solar. (google.es)

“¿Qué hace falta para ser feliz? Un poco de cielo azul encima de nuestras cabezas, un vientecillo tibio, la paz del espíritu”
André Maurois (1885-1967) Novelista y ensayista francés

NUBES PASAJERAS (Kauas pilvet karkaavat) – 1996

nubes

Director Aki Kaurismäki
Guión Aki Kaurismäki
Fotografía Timo Salminen
Música Markku Pätilä u Jukka Salmi
Producción Sputnik/Pandora/Pyramide
Nacionalidad Finlandia/ Alemania/ Francia
Duración 96m. Color
Reparto Kati Outinen, Kari Väänänen, Elina Salo, Sakari Kuosmanem, Matti Onnismaa, Markku Peltola, Outi Mäenpää, Shelley Fisher.
* Shelley Fisher – Lonesome traveller

“Todo lo que puedo hacer es esperar. Pero las nubes son pasajeras, tratas de alcanzarlas en vano. Las nubes son pasajeras, y yo estoy aquí…”

Aki Kaurismäki se acercó con su tajante minimalismo expresivo al tema de la recesión económica y, abordó, con una increíble capacidad de persuasión, una de las principales lacras sociales de su país: el desempleo. Las consecuencias que acarrea el despido laboral en un matrimonio integrado por un conductor de tranvía y la “maîtresse” de un rancio restaurante de lujo fueron plasmadas a través de una puesta en escena de una categórica austeridad escandinava y una armónica multiplicidad de registros, que transitaba de una sigilosa pesadumbre a la ironía más soterrada y esperanzadora sin ningún tipo de reparos. Un sentido del encuadre tan imponente como matemático, su tenue pero meticulosa utilización del fuera de campo, un sistema lumínico/colorista de gozosa irrealidad (con una singular profusión del azul) y la turbadora e inaudita rigidez interpretativa que acostumbra a reclamar de sus intérpretes constituyen argumentos suficientes para ensalzar este cuento cotidiano dedicado a Matti Pellonpää, actor que debía protagonizarlo pero que falleció a causa de un infarto dos meses antes del rodaje.

Otras películas con predominio del color AZUL

El gran azul – Luc Besson (1988)
Tres colores: azul – Krzysztof Kieslowski (1993)
Hana-Bi (Flores de fuego) – Takeshi Kitano (1997)

BOHEMIA (La vida de bohemia)

Se refiere a un modo de vivir de ciertos sectores socioculturales con una escala de valores diferente a la sociedad sedentaria y burguesa, en particular artistas e intelectuales. (Wikipedia)

“La bohemia no tiene pancartas. Sobrevive por la discreción”
Tennessee Williams (1911-1983)Dramaturgo estadounidense

LA VIDA DE BOHEMIA (La vie de bohême) – 1992

vie

Director Aki Kaurismäki
Guion Aki Kaurismäki
Fotografia Timo Salminen
Producción Films A2/Pandora Film./Pyramide/Sputnik Oy/Svenska Film.
Nacionalidad Finlandia/ Francia/ Suecia/ Italia
Duración 101m. B/N
Reparto Matti Pellonpää, Kari Väänänen, André Wilms, Evelyne Didi, Jean-Pierre Léaud, Christine Murillo, Alexis Nitzer, Sylvie Van den Elsen.

“El fantasma del pasado se sienta en esta mesa. Pero si tienen la intención de consumirse en la nada, bien pueden hacerlo con el estómago lleno”

Asentado en su insobornable madurez creativa, Kaurismäki adaptó con estoica honradez una novela de perfil autobiográfico de Henri Murger, Scenes de la vie bohème, donde se reivindicaba con acritud y ternura el sistema de vida marginal de los artistas arraigados en el París de mediados del siglo XIX a partir de una minuciosa descripción de la convivencia entre un pintoresco terceto de vagabundos tan altaneros como vulnerables, formado por un pintor de origen albanés, un poeta galo y un compositor irlandés. Dialogada en el peculiar argot bohemio, mezcla entre jerga rústica y una rebuscada fraseología mundana, la película conforma una rareza de anárquica intensidad, que rehúye todo preciosismo emocional en busca de un intimismo sereno y distante, dispuesto a transitar del melodrama romántico a la comedia nostalgia y corrosiva por medio de un imperturbable fulgor poético y una peculiar capacidad para descifrar los incontables matices de la soledad y el desamparo existencial. Resaltar la colaboración en calidad de actores de los cineastas Samuel Fuller y Louis Malle.

Otras películas sobre BOHEMIA

Vida bohemia – King Vidor (1926)
Los amantes de Montparnasse – Jacques Becker (1957)
Extraños en el paraíso – Jim Jarmusch (1985)