Mes: septiembre 2016

ALMA (Fausto)

1. Parte inmaterial del ser humano que es capaz de sentir y pensar y que, con el cuerpo o parte material, constituye la esencia humana; según algunas religiones también es inmortal.
2. Parte de la persona separada del cuerpo tras la muerte, según algunas religiones.
3. Parte del ser humano que se mueve por la moral, los sentimientos y los afectos, y que se opone a la parte mental o racional.
(Larousse Editorial)

«Voy pensando y preguntándome carretera abajo que una vez amé a una mujer. Una niña, me dijeron. Yo le di mi corazón, pero ella quería mi alma… Pero no lo pienses dos veces, está bien» (canción Don’t think twice, it’s all right)
Bob Dylan (1941-) Músico, cantante y poeta estadounidense

FAUSTO (Faust) – 1926

faust

Director F.W. Murnau
Guión Hans Kyser
Fotografía Carl Hoffmann
Música Werner R. Heymann y Erno Rapee
Producción UFA
Nacionalidad Alemania
Duración 116m. B/N
Reparto Gösta Ekman, Emil Jannings, Camilla Horn, Frida Richard, William Dieterle, Eric Barclay, Yvette Guilbert, Hanna Ralph, Lothar Müthel.

«Todas las cosas en el cielo y en la tierra son maravillosas, pero el mayor milagro de todos es la libertad del hombre para elegir entre el bien y el mal»

Murnau concluyó su rutilante etapa alemana con esta transposición fílmica de la célebre leyenda popular de Fausto, inspirada tanto en las obras literarias de Johann Wolfgang Van Goethe y Christopher Marlowe como en las tradicionales leyendas teutonas, en la que apuró con brillantez el inusitado despliegue de recursos técnicos que la UFA puso a su disposición para alcanzar una eminente cúspide del cine mudo europeo, que, sin embargo, no pudo evitar un sonoro batacazo crítico y comercial. Resulta obvio admitir que un mensaje de la trascendencia cultural y la profundidad metafísica, apócrifa y espiritual de esta fábula sobre la conversión del Mal y el infructuoso anhelo por perseguir la juventud eterna, centrada en el fatídico pacto que un erudito y respetable anciano formaliza con el diabólico Mefisto, requería el refinamiento visual y la sensibilidad poético-humanista del genial realizador, que no tuvo más que exprimir el dominio lumínico de Carl Hoffmann o el preeminente quehacer de Robert Herlth y Walter Röhring en los polimorfos decorados para cosechar imágenes de un esplendor pictórico imperecedero e indivisible.

Otras películas donde el ALMA interviene como objeto de transacción

El hombre que vendió su alma – William Dieterle (1941)
El corazón del ángel – Alan Parker (1987)
Al diablo con el diablo – Harold Ramis (2000)

DESASOSIEGO (De la vida de las marionetas)

El desasosiego es la inquietud interior, la preocupación que roba la paz del alma. La persona experimenta un grado de intranquilidad notable que afecta a su estado de ánimo ya que la persona experimenta la sensación que hay algo que le aleja de la tranquilidad. (definicionabc.com)

“Nunca nadie me dijo que el dolor se sentía como se siente el miedo… La misma tensión en el estómago, el mismo desasosiego”
C. S. Lewis (1898-1963) Crítico literario, novelista, académico y locutor de radio británico

DE LA VIDA DE LAS MARIONETAS (Aus dem leben des marionetten) – 1980

marionetas

Director Ingmar Bergman
Guion Ingmar Bergman
Fotografía Sven Nykvist
Música Rolf Wilhelm
Producción Personal Film/Incorporated Television Company
Nacionalidad Alemania Federal/ Suecia
Duración 104m. Color y B/N
Reparto Robert Atzorn, Christine Buchegger, Martin Benrath, Walter Schmidinger, Rita Russek.

«La gente inflama sus ansiedades. Tienen miedo, y el temor… es la peor de sus obsesiones»

Apelando a su erudita capacidad para explorar los meandros más recónditos y oscuros de la mente humana, Ingmar Bergman decidió adentrarse en los contornos de la psicopatía para moldear este complejo y no siempre comprendido análisis de un acto criminal; en concreto, el brutal asesinato de una prostituta a manos de un acomodado ciudadano cuya ejemplar apariencia encerraba un desasosiego y una frustración vital causada por sobrellevar su instinto homosexual dentro de un matrimonio hecho añicos. Estructurado a modo de una investigación policíaca, este drama psicológico esgrimía una actitud próxima al documental para ahondar en la personalidad de dicho individuo, y, por extensión, en la sofocante, monótona e insatisfactoria sociedad en la que trasciende su existencia. Onirismo, metafísica y psicoanálisis se daban la mano para plasmar un extraordinario guion en imágenes desnudas, alucinógenas y colmadas de expresividad, que Sven Nykvist se encargó de iluminar en impecable blanco y negro salvo las dos asfixiantes secuencias en colores rojizos que abrían y cerraban la película.

Otras películas donde se palpa una constante sensación de DESASOSIEGO

Las diabólicas – Henri Georges Clouzot (1955)
Los ojos sin rostro – Georges Franju (1960)
Cube – Vincenzo Natali (1997)

DESINHIBICIÓN (Las margaritas)

Comportamiento de la persona que ha perdido la vergüenza o el miedo que le impedía actuar de acuerdo con sus sentimientos, deseos o capacidades. (oxforddictionaries.com)

«Nuestro gran legado es la actitud, la libertad creativa y la desinhibición de la que disfrutamos»
Pablo Carbonell (1962-) Actor, humorista, cantante y líder del grupo Los Toreros Muertos

LAS MARGARITAS (Sedmikrasky) – 1966

margaritas

Director Vera Chytilová
Guion Vera Chytilová y Ester Krumbachova
Fotografía Jaroslav Kucera
Música Jeri Slitr y Jiri Sust
Producción Ceskolovensky Státní/Barrandov
Nacionalidad Checoslovaquia
Duración 74m. Color y B/N
Reparto Jitka Orhová, Ivana Karnabova, Julius Albert, Jan Klusak, Marie Cesková.

«¿Sientes cómo se nos escapa la vida?»

El exponente más radical e insólito de la nueva ola checa planteaba una psicodélica soflama vodevilesca contra el carcomido envilecimiento del sistema a partir de las disparatadas peripecias mundanas de dos jóvenes de diecisiete años tan desinhibidas como provocadoras. Impugnada en su día por el gobierno comunista a causa de su presunta exacerbación ideológica, no en vano asomaba en ella el espíritu de liberalización política que avivaba la Primavera de Praga, prevalece hoy más como un afrodisíaco emblema coyuntural de iconografía pop, consignado a experimentar con la narrativa visual y auditiva a través de una recopilación de secuencias extravagantes, joviales y seductoras. Un alegórico collage feminista de insólito escepticismo y apariencia falsamente descuidada que aleccionaba sobre la desaforada sensualidad irreflexiva que precede al extravío de la inocencia, cuya repercusión influiría en decisivas eclosiones de raigambre surrealista como LOS MISTERIOS DEL ORGANISMO (1971) de Dusan Makavejev o CÉLINE Y JULIE VAN EN BARCO (1974) de Jacques Rivette.

Otras películas caracterizadas por la DESINHIBICIÓN de sus protagonistas

Delicias turcas – Paul Verhoeven (1973)
Los idiotas – Lars Von Trier (1998)
Y tu mamá también – Alfonso Cuarón (2001)

GUILLOTINA (Historia de dos ciudades)

Máquina utilizada para aplicar la pena capital por decapitación en varios países europeos como Francia, Reino Unido, Bélgica, Suecia, Italia, la antigua República Federal de Alemania y en la antigua República Democrática de Alemania. Aunque esté asociada con la Revolución francesa de 1789, durante la cual se empezó a utilizar en Francia, se utilizaba en otros países europeos. https://es.wikipedia.org/wiki/Guillotina

“Sólo hay un remedio para las canas. Lo inventaron los franceses. Se llama guillotina”
Pelham Grenville Wodehouse (1881-1975) Escritor humorístico británico

HISTORIA DE DOS CIUDADES (A tale of two cities) – 1935

historia2

Director Jack Conway
Guión W.P. Lipscomb y S.N. Behrman
Fotografía Oliver T. Marsh
Música Herbert Sothart
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 118m. B/N
Reparto Ronald Colman, Elizabeth Allan, Basil Rathbone, Edna May Oliver, Reginald Owen, Blanche Yurka, Henry B. Walthall, Donald Woods.

«Fue el mejor y el peor de los tiempos, la era de la luz y la era de las tinieblas, todo el futuro era nuestro y no teníamos futuro alguno. En resumen, era una época muy parecida a la actual»

En su último largometraje para MGM antes de implantar su propia compañía, David O. Selznick promovió la más celebrada y prestigiosa entre todas las adaptaciones de la novela homónima de Charles Dickens, con todo el respeto que merece la nada desdeñable adaptación que Ralph Thomas dirigió en 1958. El todopoderoso productor dotó a la película del espectacular despliegue de recursos técnicos y económicos que el glorioso Hollywood de la época era capaz de asumir y, haciendo gala de su indomable instinto creativo, participó con determinación, tenacidad y autoritarismo en la tarea encomendada a la honradez artesanal de Jack Conway para llevar a buen puerto este lujoso, romántico y abrumador fresco sobre la Revolución Francesa, que, si bien adquiría excesivas libertades respeto al relato original, aunaba con gran firmeza y persuasión la fastuosidad estética con una fuerza dramática de inclinación adecuadamente intimista. Ronald Colman encarnaba a la perfección al abatido abogado británico que encuentra el verdadero amor en el despiadado París de la guillotina.

Otras películas que cuentan con la amenazadora presencia de la GUILLOTINA

La pimpinela escarlata – Harold Young (1934)
Dos en la guillotina – William Conrad (1965)
Danton – Andrzej Wajda (1982)

DIARIO (Diario de un cura rural)

Libro o cuaderno en el que una persona va escribiendo día a día, o con frecuencia, hechos de su vida personal, junto con sus pensamientos y sentimientos.  (Larousse Editorial)

“El cine es como un diario personal, un portátil o un monólogo de alguien que intenta justificarse ante una cámara”
Jean-Luc Godard (1930-) Director de cine franco-suizo

DIARIO DE UN CURA RURAL (Journal d’un curé de campagne) – 1951

journal2

Director Robert Bresson
Guion Robert Bresson
Fotografía Léonce-Henri Burel
Música Jean-Jacques Grünenwald
Producción Union Générale Cinématographique
Nacionalidad Francia
Duración 110m. B/N
Reparto Claude Laydu, Léon Arvel, Nicole Ladmiral, Antoine Balpetré, Jeanne Étiévant, Jean Daniel, André Guibert, Bernard Hubrenne.

«No creo hacer mal anotando aquí, día a día, con una franqueza absoluta, los modestos e insignificantes secretos de una vida sin misterio»

Robert Bresson adaptaría con asombroso rigor estilístico y conceptual la novela homónima de Georges Bernanos, consolidando los designios temáticos y expresivos que iban a caracterizar el grueso de su escueta pero maravillosa filmografía, en especial en lo concerniente a la estricta desnudez de su impronta narrativa, una especial preferencia por trabajar con actores no profesionales y una drástica renuncia a la retórica dialéctica y al decorado superfluo. El tortuoso itinerario espiritual del delicado e impoluto sacerdote de Ambricourt, desarrollado a través de un inusual proceso descriptivo que gravitaba en la representación visual y verbal de los apuntes que éste escribía en su diario personal, devino un preciso acercamiento dramático de su autor a la soledad del individuo y al espinoso camino que hay que recorrer para alcanzar la Gracia, donde contraponía los debilitamientos e indecisiones del protagonista a la naturaleza hostil y degradante de sus parroquianos en un abstracto y conmovedor hálito de poesía y misticismo. Sobrecogedora interpretación de Claude Laydu.

Otras películas que reproducen el DIARIO personal de su protagonista

El diario de Ana Frank – George Stevens (1959)
La tregua – Sergio Renán (1974)
Diario íntimo de Adela H. – François Truffaut (1975)